Alabando Su Nombre: Dos Apóstoles comparten por qué el nombre de la Iglesia importa

Al tiempo que los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días continúan usando el propio e inspirado nombre de la Iglesia, el mundo lo usará también, dijo el presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles.

“Nuestro mensaje estará centrado más y más alrededor del Salvador y Su ministerio, y en lo que significa; no solo para los miembros de la Iglesia, sino también para lo que significa el Señor Jesucristo para el mundo”, dijo el presidente Ballard.  

Un año después de la declaración que hizo el presidente Russell M. Nelson, el 16 de agosto de 2018, enfatizando la importancia del nombre revelado de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el presidente Ballard y el élder Gerrit W. Gong, también del Cuórum de los Doce Apóstoles, hablaron de este trayecto de corrección durante una entrevista con Boyd Matheson en KSL Radio.

No es un cambio de nombre y tampoco un cambio de marca, enfatizaron.

“El nombre de la Iglesia fue revelado por el Señor mismo”, explicó el élder Gong. “Esto es acerca de nuestro reconocimiento del papel del Señor en nuestras vidas.”

Mirando lo que se ha logrado en los pasados doce meses, el presidente Ballard agregó: Estamos bien en nuestra ruta. ¿Ya lo terminamos? No, ¿hay todavía mucho trabajo por hacer? Sí.”

Pero, dijo, el día vendrá cuando “el mundo entero empezará a vernos como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.”

El élder M. Russell Ballard, Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es entrevistado en su oficina en Salt Lake City el martes 9 de enero de 2018.
El élder M. Russell Ballard, Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es entrevistado en su oficina en Salt Lake City el martes 9 de enero de 2018. Credit: Jeffrey D. Allred

Después de llegar a ser presidente de la Iglesia, el presidente Nelson pidió al Cuórum de los Doce Apóstoles desarrollar un plan comprensivo para corregir el uso del nombre de la Iglesia, dijeron el presidente Ballard y el élder Gong. Bajo la dirección del presidente Ballard, el plan empezó con los líderes de la Iglesia, con los empleados y con los miembros corrigiendo el nombre de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

“No es algo pequeño”, dijo el élder Gong.

Declaró para actualizar:

  • 33.000 correos electrónicos han sido actualizados.
  • 300 aplicaciones de internet han sido agregadas al nuevo dominio o sitio en la web.
  • 95 por ciento de las referencias de salida han sido actualizadas.
  • 800 nombres de sitios web han sido adquiridos en los Estados Unidos y en otras configuraciones internacionales.

“Esos son solo ilustrativos del hecho de que tenemos que hacer nuestra tarea primero y cambiar, y entonces podremos legítimamente pedirle a los demás que sigan nuestro ejemplo”, dijo el élder Gong. 

El presidente Ballard dijo que, como resultado, la Iglesia continuará para mejorar sus mensajes al mundo.

“Al tiempo que esto siga adelante, será más y más evidente en nuestra literatura, en nuestros mensajes y en cualquier otra cosa en que la Iglesia esté conectada, que somos La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, dijo el presidente Ballard. “Es parte del mensaje de la Restauración en marcha de la plenitud del evangelio de Jesucristo.”

El mundo entero comenzará a vernos como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Eso no significa que “no vayamos a sostener y mantener la palabra mormón”, dijo el presidente Ballard. “Esa es nuestra palabra. El Libro de Mormón es algo muy crítico. Es otro testamento y testigo de que Jesús es el Cristo. Así que mantendremos y atesoraremos la palabra mormón, pero seremos conocidos como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y no como la Iglesia Mormona.

Mucha gente se “sorprendió de cuán gran trabajo es este realmente”, dijo el presidente Ballard.

“Creo que primero debemos felicitar, por ejemplo, a los que contestan los teléfonos aquí en la cabecera de la Iglesia. Uno llama ahora y ellos contestan: ‘La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días’. ¿Por qué no habíamos hecho eso siempre? No lo sé. Pero se está haciendo ahora.”

El élder Gong dijo que “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha sido disfrazada como La Iglesia Mormona.”

“Creo que este esfuerzo está enfocado en quitar el disfraz y sacar eso de la obscuridad, dejando en claro que el Señor mismo ha revelado el nombre de la Iglesia y que la dirige a través de Sus líderes modernos.”

Los que buscan la verdad, pero no saben dónde hallar lo que buscan, verán “un rayo de luz” en el nombre de la Iglesia restaurada de Jesucristo, dijo el élder Gong.

El élder Gerrit W. Gong responde preguntas durante una entrevista en el Centro de Visitantes del Norte en Temple Square en Salt Lake City el jueves, 28 de junio de 2018.
El élder Gerrit W. Gong responde preguntas durante una entrevista en el Centro de Visitantes del Norte en Temple Square en Salt Lake City el jueves, 28 de junio de 2018. Credit: Steve Griffin

“El futuro en muy brilante”, dijo el élder Gong. “Y es brillante porque en el nombre del Salvador hay toda una divinidad, toda una esperanza y toda una caridad; y las bendiciones que Él promete.”

El presidente Ballard dijo que no conoce de ninguna otra organización del tamaño de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que haga más en el mundo para ir y ayudar al pobre, al hambriento y a los que están en aflicción.

“Nuestro objetivo es que el mundo llegue a saber que somos La Iglesia de Jesucristo, restaurada sobre la Tierra en estos últimos días. Eso es lo que esperamos. Y esperamos también que el mundo sepa que nuestro alcance es muy amplio para con todos los hijos de nuestro Padre Celestial.

“Esta es La Iglesia de Jesucristo. Él es nuestro Salvador. Él es nuestro redentor. Él es nuestro mejor amigo. Y qué maravilloso es poder repetir Su nombre y alabar Su nombre para toda la humanidad.”