El presidente Nelson atestigua ‘milagro’ de sillas de ruedas bendiciendo a niños argentinos, habla a 12,000 santos de los últimos días

BUENOS AIRES, ARGENTINA —  Horas antes de que el presidente Russell M. Nelson se dirigiera a 12,000 miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Arena Tecnópolis, el miércoles por la noche, saludó personalmente a los niños que recibían sillas de ruedas nuevas en un centro de reuniones local de los santos de los últimos días. 

A ambos grupos les ofreció el mismo mensaje: El Señor derramará bendiciones sobre aquellos con un corazón dispuesto.

«Mi consejo hoy es muy sencillo», dijo el presidente Nelson a los miembros argentinos. “Por favor, guarden los mandamientos de Dios. Recuerden orar a Él todas las mañanas y noches. Oren con sus familias. Ora en privado. Oren a nuestro Padre Celestial en el nombre de Jesucristo, a través del poder del Espíritu Santo. Al hacerlo, los dirigirá para siempre en todo lo que hagan».

La congregación agitó pañuelos blancos cuando el presidente Nelson abandonó la arena. Para deleite de la audiencia, el líder de la Iglesia sacó su pañuelo blanco y les devolvió el saludo.

Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su esposa, la hermana Wendy Nelson, y el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary Cook, saludan a los asistentes después de un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su esposa, la hermana Wendy Nelson, y el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary Cook, saludan a los asistentes después de un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

Argentina es la cuarta parada en la gira ministerial latinoamericana de cinco días del presidente Nelson. Viajando con su esposa, la hermana Wendy Nelson, y el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary Cook, el presidente Nelson ha visitado Guatemala, Colombia, Ecuador y Argentina, reuniéndose con dignatarios (incluido el presidente colombiano, Iván Duque, y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno) y dirigiéndose a grandes congregaciones devocionales en cada lugar.

Está programado completar la gira el domingo en Sao Paulo, Brasil.

Un milagro

Antes de llegar al devocional del miércoles por la noche, el presidente Nelson visitó uno de los muchos proyectos humanitarios de la Iglesia en Argentina.

Cuando su hijo tuvo la edad suficiente para comenzar el jardín de niños, Paola Loza lo llevó a la escuela local. Sin embargo, nacido con medio cuerpo, Juan Carlos Loza fue rechazado. «Me dijeron que sin una silla de ruedas, él no podría asistir», recordó Loza.

Sintentizando la realidad que enfrentan muchas personas con discapacidad en esta nación sudamericana, agregó: «La silla de ruedas significa respeto».

Juan Carlos Loza juega un juego con la ayuda de su madre, Paola Loza, después de que Latter-day Saint Charities le donara una silla de ruedas en el centro de reuniones del Barrio de Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Juan Carlos Loza juega un juego con la ayuda de su madre, Paola Loza, después de que Latter-day Saint Charities le donara una silla de ruedas en el centro de reuniones del Barrio de Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

La asociación única entre CILSA, una organización no gubernamental (ONG) que trabaja en Argentina para la plena inclusión de las personas con discapacidad, y Latter-day Saint Charities se asegura de que los niños necesitados en este país sudamericano reciban ese respeto. 

Hoy se aseguran de que las personas tengan «la calidad de vida que necesitan para ser incluidas, para que nadie se quede atrás, para que todos tengan la oportunidad de ser, hacer y crecer», dijo Silvia Carranza, presidenta de CILSA.

Decenas de niños en sillas de ruedas nuevas jugaron afuera del centro de reuniones del Barrio Villa Urquiza, Buenos Aires, antes de la visita del presidente Nelson. Juan Carlos Loza hizo una anotación de tres puntos y luego habló sobre las 30 manzanas que recorre diariamente en una silla de ruedas de CILSA/Latter-day Saint Charities para llegar a la escuela.

Juan Carlos Loza juega un juego después de que Latter-day Saint Charities le donara una silla de ruedas en el centro de reuniones del Barrio de Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Juan Carlos Loza juega un juego después de que Latter-day Saint Charities le donara una silla de ruedas en el centro de reuniones del Barrio de Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

Unos minutos después, estrechó la mano del presidente Nelson.

«Dar a los demás significa ver a Jesucristo en la otra persona», dijo Carranza sobre la visita del presidente Nelson y el trabajo que la Iglesia y CILSA realizan juntos. «Cuando vemos a Jesucristo en la otra persona, es imposible no dar».

Gustavo Mernies, presidente de la Estaca Belgrano de Buenos Aires, Argentina, dijo que la Iglesia y CILSA dependen unos de otros. Mernies dijo que Latter-day Saint Charities fabrican e individualizan las sillas de ruedas, y CILSA las distribuye en la nación donde la política argentina dicta que cada silla de ruedas debe asignarse a un individuo antes de ingresar al país.

Wendy Giménez disfruta de su nueva silla de ruedas, gracias a Latter-day Saint Charities que donaron sillas de ruedas a los destinatarios en el centro de reuniones del Barrio Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Wendy Giménez disfruta de su nueva silla de ruedas, gracias a Latter-day Saint Charities que donaron sillas de ruedas a los destinatarios en el centro de reuniones del Barrio Villa Urquiza en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

“¿Cuál es mi definición de esta asociación? Es un milagro”, dijo. «Nos permite llegar a las personas para que las ayuden cuando lo necesiten y cómo lo necesiten».

Una bellota a un roble

Siguiendo un patrón establecido en las primeras paradas de su gira ministerial, el presidente Nelson pronunció un discurso personalizado para los miembros del país en castellano o español estándar.

Recordó la oportunidad de regresar a Buenos Aires, donde una vez fue honrado por el gobierno de Argentina por sus esfuerzos pioneros como cirujano de corazón y donde se produjo tanta historia significativa de la Iglesia.

En 1925, tres líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: el élder Melvin J. Ballard, el élder Rey L. Pratt y el élder Rulon S. Wells, se embarcaron en un viaje de 34 días, por tierra y mar, desde Salt Lake City a Buenos Aires, Argentina. Su llegada no produjo una gran cosecha. Pocos se unieron a la Iglesia.

Todavía el día de Navidad de 1925, en el parque de Tres de Febrero, Buenos Aires, el élder Melvin J. Ballard dedicó Sudamérica a la predicación del evangelio.

«Bendice a los presidentes, gobernadores y los principales funcionarios de estos países de Sudamérica, para que puedan recibirnos amablemente y darnos permiso para abrir las puertas de la salvación a la gente de estas tierras», oró.

Seis meses después, mientras el élder Ballard se preparaba para regresar a Utah, habló sobre el futuro de la Iglesia en América del Sur.

“La obra del Señor crecerá lentamente por un tiempo aquí, así como un roble crece lentamente de una bellota. No despegarán en un día como lo hace el girasol que crece rápidamente y luego muere. Pero miles se unirán a la Iglesia aquí. Será dividida en más de una misión y será una de las áreas de la Iglesia más fortalecida… La Misión Sudamericana será un poder en la Iglesia».

Los asistentes escuchan durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 28 de agosto de 2019.
Los asistentes escuchan durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

De hecho, más de nueve décadas desde esa profecía, la Iglesia ha florecido en América del Sur. Solo en Argentina hay 460,000 miembros, 14 misiones, 77 estacas y dos templos, y el presidente Nelson anunció dos más el año pasado.

En los cinco países donde el presidente Nelson y el élder Cook viajan como parte de la gira ministerial latinoamericana, hay más de 2.6 millones de santos de los últimos días, 14 templos operativos (incluido el recientemente dedicado Templo de Fortaleza, Brasil) y 65 misiones. Otros cuatro templos están anunciados o en construcción en Brasil.

Estas son algunas de las promesas inspiradoras hechas durante la inauguración del Templo de Belem, Brasil

El plan del Padre

Durante sus comentarios, el presidente Nelson pidió a los miembros que santificaran el sábado, participaran en el sacramento digna y regularmente, y pagaran el diezmo con un corazón dispuesto.

“Podemos transformar nuestras vidas personales para ser dignos de entrar al templo. Debemos limpiarnos de los pecados del mundo. Necesitamos purificar nuestro lenguaje, elevar nuestros pensamientos y vivir nuestras vidas con obediencia a los mandamientos de Dios».

Los asistentes escuchan durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 28 de agosto de 2019.
Los asistentes escuchan durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

El élder Cook centró sus comentarios en «El plan del Padre»; le pidió a los santos de los últimos días que se concentren en tres áreas. “Primera, sumérjanse en el programa centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia que se presentó el año pasado. (…) Segunda, honrar el día santo en nuestros hogares es fundamental si vamos a lograr lo que el presidente Nelson ha enseñado. (…) Tercera, enfoquen sus metas en el templo.

La hermana Nelson alentó a los santos de los últimos días a participar en la labor de historia familiar. Aquellos en el otro lado del velo «están muy vivos» y están «ansiosos por recibir por poder las ordenanzas esenciales».

Hermana Wendy Nelson habla durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Hermana Wendy Nelson habla durante un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

Ella se despidió de la congregación con una promesa. «Al buscar a tus antepasados, tus dudas desaparecerán».

La hermana Cook dijo que los tesoros más importantes de la vida son los que no caben en una caja del tesoro.

“Son mi membresía en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el don del Espíritu Santo.

“Son mi testimonio de Jesucristo y su evangelio restaurado; ese conocimiento de nuestro amoroso Padre Celestial, su plan de felicidad y especialmente su amor «.

El élder Benjamín De Hoyos, setenta autoridad general y presidente del Área Sudamerica Sur de la Iglesia, y su esposa, la hermana Evelia De Hoyos, también hablaron durante el devocional.

Los asistentes se levantan después de un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019.
Los asistentes se levantan después de un devocional en Buenos Aires, Argentina, el miércoles, 28 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred