Celebración musical honra al presidente Nelson como ‘sanador de corazones’ y profeta del mundo

SALT LAKE CITY –– El presidente Russell M. Nelson sorprendió a la audiencia durante la celebración de su 95° cumpleaños con una grabación previa de él tocando «Preludio en Do menor» de Chopin. Fue «la frutilla del postre» después de un programa impresionante de actuaciones musicales y homenajes al presidente Nelson.

Otros momentos inesperados durante el evento fueron una canción de «Feliz cumpleaños» de la audiencia dirigida por un nieto de la familia Bonner y una historia del anfitrión élder S. Gifford Nielsen sobre cómo el presidente Nelson casi accidentalmente pagó su factura de energía enviada a la sede de la Iglesia (las esposas de ambos se llaman Wendy).

El president Nelson, el decimoséptimo presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, sonrió durante la celebración de su 95 cumpleaños en el Centro de Conferencias el viernes 6 de septiembre. El Coro del Tabernáculo y la Orquesta de la Manzana del Templo se unieron a Donny Osmond, La familia Bonner, Nathan Pacheco, Jenny Oaks Baker & Family Four y GENTRI en una alineación inolvidable en un escenario con luces brillantes y coloridas y una atmósfera jovial. Asistieron más de 20,000 y el evento fue transmitido en vivo en siete idiomas.

El anfitrión Elder Nielsen, setenta autoridad general, ex comentarista deportivo y mariscal de campo de fútbol profesional, y Ruth Todd, ex presentadora de noticias de televisión, se refirieron a la celebración del 95° cumpleaños como «un hito en la vida del presidente Nelson».

“Si he aprendido algo seguro en mis 95 años de vida, es que Jesús el Cristo es el Hijo de Dios. Su Iglesia ha sido restaurada en estos últimos días para preparar al mundo para la Segunda Venida”, dijo el presidente Nelson al cerrar el evento con su testimonio. “Él es la luz y la vida del mundo. Solo a través de él podemos alcanzar nuestro destino divino y nuestra exaltación eventual».

‘Mi testimonio fue fortalecido’

Al final del programa, el presidente Nelson expresó su sincero agradecimiento a los artistas. También reconoció a sus padres, su difunta esposa Dantzel, su actual esposa Wendy y las Autoridades Generales y Oficiales Generales de la Iglesia. Luego agradeció a los miembros de la Iglesia y amigos que no son de la fe.

La hermana Wendy Nelson se inclina para besar a su esposo, el presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mientras escuchan a los artistas durante una celebración del cumpleaños 95° del presidente Nelson, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019.
La hermana Wendy Nelson se inclina para besar a su esposo, el presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mientras escuchan a los artistas durante una celebración del cumpleaños 95° del presidente Nelson, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019. Credit: Spenser Heaps, Deseret News

“Es un gran privilegio servir al lado de ustedes en todo el mundo. Estas coloridas banderas representan las muchas naciones donde residen nuestros miembros ”, dijo el presidente Nelson sobre las más de 140 banderas que se alinean a ambos lados del escenario. «Todos los días agradezco a mi Padre Celestial en el nombre de Jesucristo por el don de la vida y el privilegio de servir a sus hijos».

“Jesús el Cristo es literalmente mi Salvador, mi Redentor, mi ejemplo y amigo. En esta celebración de esta noche, se han hecho esfuerzos para representar la influencia del Señor en mi vida ”, continuó. “Reconozco la ayuda oportuna y generosa del cielo”.

Luego extendió una poderosa invitación: «Invito a todos los hijos de Dios a ambos lados del velo a que vengan a su Salvador».

“Definitivamente siento que mi testimonio fue fortalecido. Lloré un par de veces”, dijo Sarah Phelps, quien asistió al evento y es de Austin, Texas. «Siento que la música es una de las mejores maneras de sentir el Espíritu, y en un entorno donde celebramos algo tan increíble, definitivamente fue conmovedor».

Robert Nunn, de Harrisville, Utah, dijo que sintió el Espíritu en el Centro de Conferencias el viernes por la noche y que el mensaje del presidente Nelson fue inspirador. “Siempre es algo espiritual estar allí y siempre se siente bien. Especialmente escuchar hablar al presidente Nelson. Estaba esperando que lo hiciera”, dijo.

‘Un sanador de corazones’

Desde que se convirtió en profeta, el presidente Nelson ha viajado más de 144,840 km, visitado 28 países y reunido con más de 100 líderes mundiales y religiosos, dijeron los anfitriones el elder Nielsen y Ruth Todd.

Añadieron que ha llevado la felicidad y la esperanza a más de 1 millón de miembros y amigos en audiencias con las que ha hablado en todo el mundo.

La audiencia escucha durante una celebración del 95° cumpleaños del presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019.
La audiencia escucha durante una celebración del 95° cumpleaños del presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019. Credit: Spenser Heaps, Deseret News

En un video pregrabado que se mostró durante el evento, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring, de la Primera Presidencia, hablaron del amor y la capacidad del presidente Nelson para tomar decisiones.

“Es simplemente notable. No solo nos ama, sino que ve lo mejor en nosotros”, dijo el presidente Eyring.

«Es bueno para comprender el impacto de las decisiones en una variedad de personas diferentes», dijo el presidente Oaks. «Nos encanta eso, la forma en que unifica a las personas con diferentes puntos de vista y diferentes niveles de experiencia y madurez».

Hizo a un lado el salvar corazones, dijo el presidente Oaks, para llegar a todo el mundo en el servicio del Señor y cambiar los corazones. «Es un sanador de corazones».

Durante una presentación en video que destaca el ministerio de toda la vida del presidente Nelson para el Salvador, el élder Gerrit W. Gong dijo que el presidente Nelson tiene una capacidad única de «hablar con el uno y el noventa y nueve al mismo tiempo».

El presidente M. Russell Ballard habló de la «hermandad inmediata» que se sintió al presenciar la reunión entre el presidente Nelson y el papa Francisco cuando los Hermanos estuvieron en Roma en marzo pasado. «Él ama a la gente», dijo el presidente Ballard.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, su esposa, la hermana Wendy Nelson, y sus consejeros, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring, de la Primera Presidencia, saludan a la gente al final de una celebración del 95° cumpleaños del presidente Nelson, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, su esposa, la hermana Wendy Nelson, y sus consejeros, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring, de la Primera Presidencia, saludan a la gente al final de una celebración del 95° cumpleaños del presidente Nelson, en el Centro de Conferencias, en Salt Lake City, el viernes 6 de septiembre de 2019. Credit: Spenser Heaps, Deseret News

El élder Jeffrey R. Holland comentó sobre el amor personal que sintió por parte del presidente Nelson: “Sé que él me ama y quiero ser así. Quiero ser así para otras personas». Es el amor, dijo el élder Holland, lo que marca al presidente Nelson como un verdadero profeta y discípulo de Jesucristo.

Otras presentaciones en video durante el evento destacaron la vida familiar y los logros profesionales del presidente Nelson. Rosalie Ringwood, una de las nueve hijas de Nelson, dijo que él hizo que los niños se sintieran importantes. Siempre hacía tiempo para ellos y «nunca estaba demasiado ocupado para ser nuestro padre».

En 1956, el presidente Nelson realizó la primera cirugía a corazón abierto en el estado de Utah. En su momento, Utah fue el tercer estado en hacer una cirugía a corazón abierto. El presidente Nelson fue un «cirujano maestro» que estuvo a la vanguardia de la tecnología para la máquina corazón-pulmón.

Un profeta para el mundo

La familia Bonner recibió una gran ovación del presidente Nelson y de la audiencia por su arreglo original de «Aleluya, el popurrí del profeta». El popurrí presentaba partes de las conocidas canciones de los Santos de los Últimos Días «Te damos, Señor, nuestras gracias» y «Sigue al profeta».

Durante una entrevista antes del evento, Debra Bonner, madre de la familia Bonner, compartió sus pensamientos sobre la oportunidad de su familia de actuar para el profeta.

“Somos una familia afroamericana en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y decimos ‘agradecemos a Dios por un profeta’… Espero que otros lo vean y digan: ‘Oh, ¿podría ser él un profeta para el mundo?’ Espero que ese mensaje llegue a todo el mundo, que tenemos un profeta hoy y ellos tienen un profeta. Cada uno de nosotros en el mundo tenemos un profeta hoy”.

Ken Hux, de Mississippi, conoció a Debra y Harry Bonner en el Grupo Genesis en Salt Lake City. La actuación de la familia Bonner lo conmovió el viernes por la noche.

«Verlos cantar, ver a la familia unificada, simplemente te hace sentir que la Iglesia es verdadera», dijo. «Y que el evangelio es para siempre, a través del testimonio y la música».

Donny Osmond, quien actualmente está trabajando en su 62º álbum, cantó «Tú me levantas» y luego interpretó «La oración», de «La espada mágica: la leyenda de Camelot» a dúo con Nathan Pacheco, una actuación que recibió una gran ovación y que los anfitriones calificaron de «eléctrica». Pacheco también interpretó una pieza de ópera de Giacomo Puccini en solitario titulada «Nessun Dorma».

Nathan Pacheco, Donny Osmond, el Coro del Tabernáculo y la Orquesta de la Manzana del Templo se presentan durante una celebración del 95° cumpleaños del presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, el viernes, 6 de septiembre de 2019.
Nathan Pacheco, Donny Osmond, el Coro del Tabernáculo y la Orquesta de la Manzana del Templo se presentan durante una celebración del 95° cumpleaños del presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, el viernes, 6 de septiembre de 2019. Credit: Spenser Heaps, Deseret News

Jenny Oaks Baker y Family Four interpretaron un popurrí de «La Novicia Rebelde». Baker tocó el violín, mientras que sus tres hijas se unieron en violín, piano y violonchelo, y su hijo en la guitarra. GENTRI, el Trío de Caballeros, interpretó «Ven, Tú, fuente de toda bendición».

Entre las canciones interpretadas por el coro y la orquesta del Tabernáculo estaban «Santos, avanzad», «Su voz como el sonido», «Está bien con mi alma», «Aleluya», «Suave y tiernamente» y «Guíanos, ¡Oh tú, gran Jehová! El coro y la orquesta fueron dirigidos por Mack Wilberg y Ryan Murphy, con Richard Elliott y Andrew Unsworth en el órgano.

Al final del programa, todos los artistas se pusieron de pie y cantaron con el Coro del Tabernáculo para cerrar la velada con «Trabajemos hoy en la obra».