7 consejos para preparar a niños de la Primaria para su primera experiencia en el templo

Solemos esforzarnos mucho por preparar a nuestros hijos para muchas de las emocionantes “primeras veces” de esta vida: comenzar la escuela, dar la bienvenida a un nuevo hermano, prepararse para el bautismo, y muchos otros momentos importantes de la vida. Pero tenemos una gran oportunidad, ahora más cercana, de preparar a nuestros hijos para su primera experiencia en el templo. Al posibilitar que los niños se enfoquen en las bendiciones del templo y el sacerdocio a una edad más temprana, se siente un entusiasmo real a medida que aprenden cómo los templos y el poder del sacerdocio brindan bendiciones a todos los que andan por el sendero de los convenios.

En el Antiguo Testamento, el niño profeta Samuel dedicó su vida al Señor al servir en el templo e incluso vivir allí. También sabemos que Jesús, cuando tenía 12 años, amaba el templo (Lucas 2:40-52). Sus padres incluso descubrieron que él se había quedado atrás para enseñar a los eruditos adultos del templo. Ambos son buenos ejemplos de niños que amaban el templo y reconocían la importancia del servicio en el templo, aun cuando eran pequeños.

Antes de que los niños y niñas de la clase de Valientes 10 terminen la Primaria, ellos y sus padres tienen una reunión llamada “Preparación para el templo y el sacerdocio”, bajo la dirección de la presidencia de la Primaria y el obispado. Esta reunión se lleva a cabo antes del mes de enero en que ellos pasarían a Mujeres Jóvenes y Hombres Jóvenes. Es un momento para aprender sobre las bendiciones del templo, el servicio del sacerdocio, y el hacer y guardar convenios sagrados.

El 14 de diciembre de 2018, la Primera Presidencia anunció cambios en el cronograma que seguirán los niños y jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para completar la Primaria, avanzar de una clase o quórum al siguiente y asistir al templo por primera vez. Los cambios también afectan el momento de la ordenación de los jóvenes a los oficios del sacerdocio.
El 14 de diciembre de 2018, la Primera Presidencia anunció cambios en el cronograma que seguirán los niños y jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para completar la Primaria, avanzar de una clase o quórum al siguiente y asistir al templo por primera vez. Los cambios también afectan el momento de la ordenación de los jóvenes a los oficios del sacerdocio. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Pero la preparación y el aprendizaje no empiezan ni terminan allí, ya que ahora hacemos énfasis en un enfoque centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia. Las familias, incluidos los niños de la Primaria, tienen la maravillosa oportunidad de trabajar en historia familiar mucho antes de poder llevar los nombres de su familia al templo.

Aquí hay algunas ideas para que las familias preparen mejor a los niños para su primera experiencia del templo:

  • Enseñen a los niños que la Casa del Señor es sagrada, y cómo mostrar respeto y reverencia dentro del templo y en sus alrededores.
  • Luego de que se bauticen y reciban el don del Espíritu Santo, ayúdenles a entender que tienen la oportunidad de participar en la obra de salvación, por qué es importante hacer bautismos por aquellos que esperan del otro lado del velo, y las bendiciones que provienen del servicio en el templo.
  • Enseñen a sus hijos lo que necesitan hacer y cómo deberían vivir para recibir una recomendación del templo de uso limitado y participar dignamente de los bautismos vicarios, según las circunstancias lo permitan.
  • Demuestren y compartan entusiasmo sobre la historia familiar. Enseñen a sus hijos cómo navegar por FamilySearch.org y cómo encontrar y preparar los nombres de sus ancestros para llevarlos al templo. Además, lean los “recuerdos” en línea de sus antepasados y miren sus fotografías, para que los nombres de los antepasados comiencen a ser más que simplemente “nombres”. Puede que los niños disfruten especialmente de la página de Actividades de historia familiar que se encuentra en familysearch.org/discovery.
El 14 de diciembre de 2018, la Primera Presidencia anunció cambios en el cronograma que seguirán los niños y jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para completar la Primaria, avanzar de una clase o quórum al siguiente y asistir al templo por primera vez. Los cambios también afectan el momento de la ordenación de los jóvenes a los oficios del sacerdocio.
El 14 de diciembre de 2018, la Primera Presidencia anunció cambios en el cronograma que seguirán los niños y jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para completar la Primaria, avanzar de una clase o quórum al siguiente y asistir al templo por primera vez. Los cambios también afectan el momento de la ordenación de los jóvenes a los oficios del sacerdocio. Credit: Intellectual Reserve, Inc.
  • Den el ejemplo y pongan una fecha. Tengan una recomendación del templo vigente y asistan al templo con la mayor frecuencia posible. Ayuden a sus hijos a poner una fecha para asistir por primera vez (y para asistir regularmente luego de eso), para que ellos reconozcan que la obra del templo es sagrada y deseable. Recalquen la importancia de salvar almas, especialmente de los miembros fallecidos de la propia familia de cada niño.
  • Visiten los jardines del templo tanto como puedan junto con la familia. Hablen sobre los templos en su hogar y tengan fotografías del templo a la vista.
  • Vean los videos del templo producidos por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tales como “El monte del Señor”, o aquellos que se encuentran en temples.churchofjesuschrist.org, que ampliarán el conocimiento básico que tengan sus hijos sobre el templo.

Siguiendo con la historia del joven Jesús que enseñaba en el templo, leemos: “Y Jesús crecía en sabiduría, y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres” (Lucas 2:52).

¿No nos encantaría que nuestros hijos salgan con esos mismos sentimientos y bendiciones por haber estado preparados para servir en el templo, incluso a una corta edad? ¿Y no sería maravilloso si la primera experiencia de un niño o niña en el templo fuera una experiencia en familia, como las de Samuel y Jesús? Podemos empezar a prepararlos ahora mismo. Porque, si están preparados, tendrán un mayor deseo de guardar los mandamientos del Señor y progresar en el sendero de los convenios, lo cual bendecirá las vidas de sus ancestros y los llevará de regreso a la presencia del Padre Celestial.