Más detalles acerca del nuevo programa Niños y jóvenes explicados en un video mundial

En un tiempo en que las investigaciones muestran un declinar en el interés religioso y en la participación entre los jóvenes, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está dispuesta a ayudar a la nueva generación en todo lo posible a fortalecer su fe en Jesucristo.

Hoy en día, uno de cada 4 estadounidenses es considerado como “sin” afiliación religiosa; comparado con el 12% de hace 20 años, de acuerdo con los datos del Public Religion Research Institute. Cerca de un 60% de esos “sin” crecieron en un grupo religioso y abandonaron sus creencias antes de terminar su preparatoria.

En medio de este declive religioso, los líderes de la Iglesia están emocionados con el nuevo programa Niños y jóvenes, que busca abordar las necesidades de cada niño y joven en una iglesia mundial con diferentes culturas y circunstancias.

Empezando en enero de 2020, el programa Niños y jóvenes reemplazará a todos los actuales programas de la Iglesia para niños y jóvenes. El programa está diseñado para ser adaptable para los miembros en todas partes, y no hay una “manera correcta” para seguirlo, dicen los líderes de la Iglesia. Aunque los principios centrales y el propósito seguirán siendo los mismos.

En un video introductorio de Niños y jóvenes, el presidente Russell M. Nelson describe un nuevo enfoque para el aprendizaje del evangelio y progreso, que ha sido diseñado especialmente para los niños y jóvenes de hoy. En lugar de asignaciones específicas, se les pedirá recibir consejo del Señor acerca de cómo pueden progresar en una forma balanceada.

“Será fructífero y divertido, pero también necesitará algún esfuerzo de su parte”, dijo el presidente Nelson en el video.

“Ustedes deberán buscar la revelación personal”, continuó. “Necesitarán escoger por ustedes mismos cómo actuar con ello. Algunas veces el Espíritu les inspirará a hacer cosas difíciles. Yo creo que ustedes están listos para el desafío, pueden hacer cosas difíciles.”

El video introductorio de 48 minutos, que describe la visión, los principios y detalles iniciales del programa Niños y jóvenes, se compartió con barrios y ramas para ser presentado durante la segunda hora de las reuniones de la Iglesia el domingo 29 de sept.

En adición al presidente Nelson, la presentación en video también incluye al presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles; a la hermana Jean B. Bingham, presidenta general de la sociedad de socorro; a la hermana Bonnie H. Cordon, presidenta general de las mujeres jóvenes; al hermano Stephen W. Owen, presidente general de los hombres jóvenes; y a la hermana Joy D. Jones, presidenta general de la primaria.

Niños de una estaca piloto en Columbus, Ohio, levantan su mano durante la Primaria. Aprender el Evangelio en la Iglesia y en el hogar es un componente clave del nuevo programa Niños y jóvenes.
Niños de una estaca piloto en Columbus, Ohio, levantan su mano durante la Primaria. Aprender el Evangelio en la Iglesia y en el hogar es un componente clave del nuevo programa Niños y jóvenes. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

En una reciente entrevista con Church News, élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo que los programas de la Iglesia en el pasado habían sido más compartimentados y separados. Esos programas fueron beneficiosos y lograron su propósito, pero ahora la Iglesia se mueve adelante hacia un enfoque más personalizado.

“Esto es algo que será diferente en todas partes, pero será igualmente poderoso y espiritual, y bendecirá a la juventud dondequiera que estén”, dijo élder Cook.

“Una vez que ellos comprendan que este programa está centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia, y esté en sus corazones, la familia, los niños y los jóvenes serán bendecidos”, agregó. “La parte de las actividades será emocionante y edificará para la juventud la unidad y la amistad perdurable.”

¿Cómo lucirá el programa?

Como parte del nuevo programa, Fernanda, una niña de 10 años, de Curitiba, Brasil, compartió cómo se puso la meta de aprender a cocinar con la ayuda de su padre.

Fernanda, una niña de 10 años, de Curitiba, Brasil, hornea un pastel con su padre. Como parte del programa Niños y jóvenes, ella se puso la meta de aprender a cocinar.
Fernanda, una niña de 10 años, de Curitiba, Brasil, hornea un pastel con su padre. Como parte del programa Niños y jóvenes, ella se puso la meta de aprender a cocinar. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Estoy llena de alegría porque puedo hacer algo que me gusta”, dijo Fernanda en el video. “Cada vez que me pongo estas metas, siempre progresaré como persona, también estoy desarrollando un talento que me ayudará con otras cosas. El Señor quiere que yo progrese. A Él le importa este talento que estoy cultivando porque Él sabe que estoy haciendo algo que me hace feliz.”

La declaración de visión de este nuevo programa es que es para “fortalecer la fe en Jesucristo de la nueva generación, ayudar a los niños, a los jóvenes y a sus familias a progresar junto con el camino a los convenios al tiempo que ellos enfrentan los desafíos de la vida”, dijo el presidente Ballard.

Siguiendo el modelo de los cambios hechos en los años recientes, el nuevo programa Niños y jóvenes estará más centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia, e incluirá un enfoque firme en usar la revelación personal para determinar las necesidades personales y de grupo, y las metas dentro del programa.

El programa está centrado alrededor de la ayuda a los niños y a los jóvenes para que progresen en cuatro áreas principales — espiritual, física, social e intelectualmente –– tal como el Salvador lo hizo, explicó el hermano Owen.

Un jovencito, de una estaca piloto en Columbus, Ohio, trabaja en su bicicleta como parte del programa Niños y jóvenes.
Un jovencito, de una estaca piloto en Columbus, Ohio, trabaja en su bicicleta como parte del programa Niños y jóvenes. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Dentro de cada una de estas áreas, los niños y los jóvenes son animados a poner metas personales que les ayuden a llegar a ser más como el Salvador, y a acercarlos más a Él.

Como el presidente Ballard describió, cada una de las cuatro áreas de progreso pueden ser promovidas en el hogar y en la Iglesia por medio de tres componentes clave: el aprendizaje del Evangelio, el servicio y las actividades y el desarrollo personal. Juntos, estos tres componentes forman la estructura principal del programa, que pueden ser implementados tanto en el hogar como en la Iglesia.

“Ayudar a los niños y a los jóvenes a ganar un testimonio de Jesucristo, les bendecirá a ellos y a todos nosotros en nuestra vida”, dijo el presidente Ballard.

¿Cómo y por qué este programa es diferente?

Hermana Cordon dijo que la diferencia significativa entre el nuevo programa y los programas del pasado es que el nuevo programa ofrece más oportunidades de personalización por medio de la revelación personal y las opciones de cómo progresar en el camino de los convenios.

En ese sentido, el programa va de la mano con “Ven, sígueme”, y puede ser usado con ese currículum, tanto en el hogar como en la Iglesia, agregó la hermana Jones.

Para los que están preocupados sobre los cambios al nuevo programa y lo que eso signifique para las actividades de los jóvenes y los niños, los oficiales generales enfatizaron que las actividades y el servicio continuarán jugando un papel importante en el programa— pero el tipo de actividades y su frecuencia serán determinados con más flexibilidad tanto por los jóvenes como por sus líderes a nivel local.

Mujeres jóvenes participan en un proyecto de servicio en Columbus, Ohio. Servicio y actividades son un componente clave en el nuevo programa Niños y jóvenes.
Mujeres jóvenes participan en un proyecto de servicio en Columbus, Ohio. Servicio y actividades son un componente clave en el nuevo programa Niños y jóvenes. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Adicionalmente, al tiempo que los primeros anuncios acerca de los cambios a los jóvenes han sido resaltados, los campamentos y las conferencias de juventud continuarán siendo parte del programa, y se alternarán con los años de las conferencias de Para la fortaleza de la juventud (PFJ).

Para los niños de la Primaria de 8 años en adelante, la hermana Jones dijo que las actividades regulares serán parte del nuevo programa también, tanto para niños como para niñas.

Aunque los padres y los líderes siempre han jugado un papel importante en la guía de los programas de la Iglesia para los jóvenes, tanto el presidente Nelson como el presidente Ballard enfatizaron la necesidad de permitir que los jóvenes en sus cuórums y clases tengan más responsabilidad en la planeación e implementación de las actividades, y en las metas personales del nuevo programa.

Al dar los jóvenes un paso al frente como líderes, los padres y líderes de la Iglesia pueden jugar un rol más de guía que de directores, que servirá para honrar el albedrío de los jóvenes con los que sirven, explicó la hermana Bingham.

Peter, de 9 años, de una estaca piloto en Columbus, Ohio, practica la lectura y escritura con su padre. Como parte del programa Niños y jóvenes, Peter se puso la meta de pasar su examen de lectura en la escuela.
Peter, de 9 años, de una estaca piloto en Columbus, Ohio, practica la lectura y escritura con su padre. Como parte del programa Niños y jóvenes, Peter se puso la meta de pasar su examen de lectura en la escuela. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Este es un programa tan inspirado. Sé que como familias y como personas el llevarlo a la vida familiar…va a ayudarnos a todos en nuestro progreso”, dijo la hermana Bingham.

Élder Michael T. Ringwood, setenta autoridad general y director ejecutivo del departamento del Sacerdocio y la familia, dijo que ha sido inspirador el ver qué metas los niños y jóvenes han puesto en las estacas piloto.

“La naturaleza simplista es lo que nos entusiasma, de que ellos puedan poner sus propias metas y moverse a su propia velocidad, y puede ser que ya lo estén haciendo”, dijo él a Church News. “En lugar de una lista de cosas que ellos necesiten hacer, ellos pueden escoger sus propias metas y hacer cualquier cosa que sientan que los beneficiaría y ayudaría en su vida. Hay una sensación liberadora en todo eso.”

Un líder sostiene una copia de la Guía introductoria para padres y líderes del nuevo programa Niños y jóvenes. Copias de esta guía fueron distribuidas después de la presentación en video el domingo 29 de sept.
Un líder sostiene una copia de la Guía introductoria para padres y líderes del nuevo programa Niños y jóvenes. Copias de esta guía fueron distribuidas después de la presentación en video el domingo 29 de sept. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Élder Cook dijo que él espera que las familias que vean este video el 29 de septiembre miren el nuevo programa y digan: “¿Cómo va esto a bendecir a nuestra familia? ¿Cómo, en nuestra situación particular, nos permitirá esto crecer como familia y tener el apoyo de la Iglesia, y permitirnos también hacer más como familia?”

En los siguientes meses más información continuará siendo publicada en el sitio web: ChildrenandYouth.ChurchofJesusChrist.org, así como en el evento Cara a cara con élder Gerrit W. Gong del Cuórum de los Doce Apóstoles el domingo 17 de noviembre.

Como parte de la presentación el 29 de septiembre, los niños y jóvenes recibieron una guía introductoria para llenarse durante la presentación en video. Padres y líderes recibieron una guía separada para ser revisada junto con las familias, después de la reunión.