Exposición multimedia en BYU conmemora el bicentenario de la Primera Visión

PROVO, Utah — Para los Santos de los Últimos Días y muchas otras personas, el bicentenario próximo de la Primera Visión del joven José Smith es, a la vez, una oportunidad para reflexionar un momento cósmico y central de la historia, mientras uno también explora su propia conexión con lo divino.

La teofanía en 1820 del joven de 14 años en la Arboleda Sagrada marcó tanto las primeras líneas de la Restauración como una era de revelación profética que continúa hoy por medio del sucesor de José, el presidente Russell M. Nelson.

Pero la Primera Visión también sigue siendo tal vez el mayor recordatorio de que los mortales aún pueden comunicarse con el Padre Celestial y Su Hijo, Jesucristo. 

Una exposición en curso en la Harold B. Lee Library de BYU titulada «Una columna de luz: celebrando 200 años de la Primera Visión” celebra tanto los aspectos históricos como los sumamente personales de ese evento decisivo. 

La exposición está ubicada en el primer nivel de la biblioteca en la sección L. Tom Perry Special Collection y explora el lugar esencial de la Primera Visión en la historia religiosa americana. 

Las galerías incluyen fotografías antiguas de la Arboleda Sagrada de Nueva York, documentos y libros poco comunes de la colección de la biblioteca, una infografía de las veces que se menciona la Primera Visión en la conferencia general y una obra de arte original titulada “Primeras visiones” por Tony Sweat, profesor de BYU/artista. Su pintura sirve como punto central de la exposición.

Los participantes de la exposición que tal vez nunca visiten Palmyra aún pueden “sentir” el ambiente de la Arboleda Sagrada. Los sonidos plácidos de los cantos de los pájaros y las brisas suaves permiten que los visitantes, a través de la imaginación, estén con José Smith a medida que él ora para recibir claridad y dirección.

La exposición "Una columna de luz" en BYU incluye varios elementos multimedia que les permiten a los visitantes adquirir un mejor entendimiento de la Primera Visión.
La exposición «Una columna de luz» en BYU incluye varios elementos multimedia que les permiten a los visitantes adquirir un mejor entendimiento de la Primera Visión. Credit: BYU Photo

Una de las metas centrales de la exposición fue proporcionarles a los visitantes los aspectos históricos de la Primera Visión y al mismo tiempo conectarlos en un nivel personal a ese evento monumental.

“Esperamos que sea educativa e inspiradora”, dijo Ryan Lee, conservador de los manuscritos del siglo XIX que forman parte de la colección.

El compañero conservador de Lee, Gerrit Van Dyk, dijo que las personas hoy en día, igual que el joven José, se sienten desconectados. Ellos también desean saber en dónde pertenecen y dónde encontrar sentido en sus vidas.

Eso hace que una exposición como “Una columna de luz” y el evento que conmemora sea “tal vez más pertinente que nunca”, dijo él.

La exposición ha estado en proceso por cinco años. Los conservadores reconocieron la importancia del aniversario de la Primera Visión y querían hacerlo bien.

“Siempre estamos buscando eventos significativos que podamos conmemorar de alguna manera, y este fue uno de los más grandes. Sabíamos que teníamos que hacer algo”, dijo Lee.

Van Dyk dijo que la exposición les ofrece a los visitantes un recorrido a través del tiempo. Comienza con una sección sobre la historia religiosa americana a fin de contextualizar la confusión de José Smith sobre las preguntas teológicas de aquel tiempo.

Una sección posterior incluye los nueve relatos de la Primera Visión.

Los nueve relatos de la Primera Visión forman parte de la exposición "Una columna de luz" en BYU.
Los nueve relatos de la Primera Visión forman parte de la exposición «Una columna de luz» en BYU. Credit: BYU Photo

“Eso era algo muy importante para nosotros”, dijo van Dyk. “Queríamos tener todo lo que vino por parte de José …exhibido sucesivamente para que los visitantes los puedan comparar y pensar acerca de ellos.”

“Una columna de luz” también incluye una sección que destaca el centenario de la Primera Visión que incluye un diario del élder James E. Talmage y fotografías históricas de la Arboleda Sagrada, junto con recuerdos de las celebraciones.

Las secciones también destacan cómo los eruditos han abordado el tema de la Primera Visión, ya sean críticos o creyentes.

Pinturas, partituras, poesía y hasta un par de muestras de arte de historieta expresan las muchas maneras en las que las personas han interpretado e interiorizado los sucesos relacionados a la experiencia de José en la arboleda.

La última sección “alienta la reflexión” para que los visitantes que van de salida pregunten: “¿Qué significa la Primera Visión para mí?” 

Los conservadores esperan que las personas de todas las edades y de todos los orígenes religiosos vean la exposición. La Primera Visión es un recordatorio de que cada persona es importante.

“Y, como José, sin importar qué tan oscuro y ominoso sea el enemigo, nosotros podemos seguir exclamando y se nos escuchará”, dijo van Dyk. 

Lee agregó su esperanza de que los visitantes encuentren un espacio que promueva la paz y la reflexión tranquila.

La entrada a “Una columna de luz” es gratuita. La exposición estará disponible hasta junio de 2020. Para las personas que no puedan viajar a Provo, se ha establecido un sitio web para complementar la exposición en exhibits.lib.byu.edu/first-vision/.