Luz de las Naciones – Una celebración de pertenencia

Al paso del rítmico y vívido compás de una canción tradicional brasileña de carimbó, Vanubia Sillar irradiaba una alegría más brillante que las flores tropicales de su cabeza o la colorida falda que se agitaba en sus manos mientras giraba en el escenario, en el Centro de Conferencias de la Manzana del Templo, en el centro de Salt Lake City, Utah.

Para Sillar, bailar es lo que le trae alegría. Pero tener la oportunidad de bailar una danza de su país natal de Brasil, dijo Sillar, se siente como una respuesta a todas sus oraciones. 

Sillar es solo una de entre los casi 1.000 voluntarios que se reunieron en el Centro de Conferencias el sábado 26 de octubre para el primer gran ensayo general para “Luz de las Naciones”, una celebración anual organizada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para celebrar las culturas latinoamericanas e hispánicas que son parte del estado de Utah y de la membresía de la Iglesia alrededor del mundo.

Aunque Sillar ha participado en el evento por 13 años, tanto como bailarina, así como voluntaria, el evento de este año y su tema tienen un significado especial para ella.

Bailarinas danzan durante el ensayo general de la danza brasileña Sinhá Pureza para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019.
Bailarinas danzan durante el ensayo general de la danza brasileña Sinhá Pureza para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019. Credit: Colter Peterson, Deseret News

El tema de este año — “Un hogar para todos” — tiene por objeto enfatizar un sentido de bienvenida y de pertenencia para todos, tanto en el evangelio de Jesucristo como en las comunidades de Utah. Las culturas y los países destacados rotan cada año, pero para Sillar, el hecho de que tanto su país natal de Brasil, como su lengua nativa de portugués estén siendo presentadas una vez más este año por primera vez en muchos años hace que el tema suene más verdadero que nunca.

Los brasileños algunas veces son excluidos de la comunidad latina porque no hablan español, explicó Sillar. Entonces, aunque ella ha participado en el evento a lo largo de los años con su esposo, que es mexicano, y sus hijos, Sillar dijo que este año es diferente porque el Señor ha respondido sus oraciones. 

“El tema es perfecto porque ahora los brasileños son bienvenidos con los latinos”, dijo Sillar. “No podría ser más perfecto”.

Este año, la presentación Luz de las Naciones, el evento cultural latino más grande de su tipo en Utah, se llevará a cabo el sábado 2 de noviembre a las 8 p.m. en el centro de conferencias y ofrecerá, una vez más, una hermosa y espectacular variedad de música cultural, danza y arte. 

El solista Alex Melecio canta durante el ensayo general para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019.
El solista Alex Melecio canta durante el ensayo general para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019. Credit: Colter Peterson, Deseret News

El élder Jorge T. Becerra, un setenta de área que ha ayudado a supervisar el evento los últimos seis años, dijo que el propósito al seleccionar el tema de este año para el evento fue enfatizar a todos aquellos que puedan sentirse perdidos o solos en un país nuevo que “siempre hay un lugar para ellos en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

“Este evento es un símbolo de nuestro deseo de hacerles sentir como en casa al celebrar sus culturas a través de la música, la danza y el canto”, dijo el élder Becerra. “Es nuestro deseo llegar a ser buenos vecinos y amigos para aquellos que nos rodean. Sin importar de dónde vengan ni qué idioma hablen”.

Para los cientos de voluntarios de las comunidades latinas e hispánicas en Utah que participan cada año, el evento representa un gran compromiso de tiempo. 

“Son muchas horas, pero me encanta”, dijo Carolina Rubio, una miembro del coro. “Me encanta ser capaz de compartir mi testimonio a través de la música y el baile. Creo que no hay mejor manera de compartir el evangelio que con la música. … La música es una gran inspiración y realmente llega al corazón”.

Ha sido asombroso observar cómo las personas se han unido y creado un sentido de comunidad y pertenencia mientras se ayudaban unos a otros a lo largo de sus ensayos semanales, notó Malcom Mignel Botto, coordinador de baile de este año para Luz de las Naciones. 

Bailarinas danzan durante el ensayo general de la danza brasileña Sinhá Pureza para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019.
Bailarinas danzan durante el ensayo general de la danza brasileña Sinhá Pureza para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019. Credit: Colter Peterson, Deseret News

“Ha sido realmente hermoso ir a los diferentes ensayos y sentir la emoción de alguien de El Salvador aprendiendo una danza de Brasil y ver cómo ellos forjaron una conexión”, dijo. “Somos hermanos y hermanas y nos estamos ayudando unos a otros”.

Al crear tales vínculos, los participantes llegan a valorarse unos a otros, se ayudan unos a otros a través de los desafíos y un mejor entendimiento de que todos venimos de un amoroso Padre Celestial y que todos somos parte de una familia eterna, explicó Botto.

Para Alex Melecio, uno de los artistas solistas que ha participado de Luz de las Naciones por varios años y está regresando otra vez este año, participar en el evento también ofrece importantes oportunidades para ministrar.

“Creo que podemos ministrar al compartir nuestros talentos y nuestros sentimientos a través del arte”, dijo. “Fortalece nuestras comunidades y fortalece a las familias. … Y deseo que todos los que asistan se vayan de este lugar sintiéndose más conectados con la cultura y con sus vecinos”.

Aunque el propósito del evento, por un lado, es celebrar las culturas de los muchos latinos que han llegado a Utah a lo largo de los años, también está destinado a ayudar a que esas comunidades y culturas “fortalezcan su fe en Dios y en el Señor Jesucristo”, dijo el élder Becerra. “Es nuestra esperanza que, al menos por un momento durante el evento Luz de las Naciones, ellos se sientan uno con la comunidad y con nuestro Salvador Jesucristo, quien ruega por la unidad entre Sus hijos”. 

Bailarines danzan durante el ensayo general de la danza mexicana La Iguana para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019.
Bailarines danzan durante el ensayo general de la danza mexicana La Iguana para la presentación Luz de las Naciones, en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el sábado 26 de octubre del 2019. Credit: Colter Peterson, Deseret News

Al compartir sus experiencias de haber trabajado en el evento los últimos seis años, el élder Becerra dijo, “He sido testigo de cómo, año tras año, muchos donan su tiempo y energía para producir un evento cultural que bendice las vidas de muchos. Su servicio incansable a sus amigos latinos es maravilloso de contemplar”.

Y en cuanto a los voluntarios que participan, así como todos aquellos que verán el evento ya sea en vivo, en el Centro de Conferencias, o a través de trasmisiones del evento en los meses subsiguientes, el élder Becerra dijo que “tendrán un sentimiento de pertenencia a una Iglesia mundial que celebra sus culturas a la vez que bendice sus vidas con la influencia profunda y duradera del evangelio de Jesucristo”.