Podcast Mujeres Santos de los Últimos Días ofrece nuevas maneras de conectar con líderes mujeres a través de historia de la Iglesia

Como una de las principales historiadoras de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días e historiadora gerente de la historia de las mujeres en el Departamento de Historia de la Iglesia, Kate Holbrook es experta en la historia de las mujeres en la Iglesia. Su trabajo le permite hallar y, en muchos casos, desenterrar historias sobre mujeres líderes de la Iglesia a lo largo de los menos de 200 años de historia de la Restauración.

En algunos casos, las historias son conocidas, pero a menudo se encuentra con historias que nunca se habían compartido, o quizás se habían perdido u olvidado con el tiempo. Además, tener la oportunidad de compartir esos descubrimientos e ideas es una de sus partes favoritas de ser historiadora.

Tomemos, por ejemplo, los diarios de la hermana Leone O. Jacobs. Al trabajar en la recopilación de discursos dados por mujeres a lo largo de la historia de la Iglesia para el libro ‘En el púlpito’, Holbrook se topó con un discurso de la hermana Jacobs, que sirvió en la mesa general de la Sociedad de Socorro a mediados de la década de 1900.

Antes de contactarse con uno de los hijos de la hermana Jacobs a través de las páginas blancas y conseguir algunos de los antiguos diarios de la hermana Jacobs, Holbrook dijo que no tenía idea de que la Iglesia había establecido una misión en Palestina y Siria antes de la II Guerra Mundial. El esposo de la hermana Jacobs sirvió como presidente de las misiones en Palestina y Siria desde 1937 hasta 1939, momento en el que los Jacobs debieron regresar a su hogar debido a la declaración de guerra de Inglaterra a Alemania.

“Fue tan significativo”, dijo Holbrook acerca de la oportunidad que tuvo de estudiar detenidamente los diarios de la hermana Jacobs y aprender de las experiencias que tuvo como esposa, madre y líder en una parte muy diferente del mundo.

Aprender y conectarse con las mujeres líderes del pasado y del presente — aunque sea solo a través de las historias, discursos o registros que dejan atrás — puede ser una experiencia poderosa para cualquier miembro, explicó Holbrook.

Las hermanas Belle S. Spafford, Marianne C. Sharp y Louise W. Madsen con la mesa general de la Sociedad de Socorro en 1962. Las miembros de la presidencia se ubican a la cabeza de la mesa. De izquierda a derecha: las hermanas Madsen, Spafford y Sharp y la mesa general de la Sociedad de Socorro, posan para una foto en el Edificio de la Sociedad de Socorro, que en ese entonces tenía 6 años. Las miembros de la mesa capacitaron a las unidades de la Sociedad de Socorro en todo el mundo, supervisaron la producción de ropa del templo, publicaron la Revista de la Sociedad de Socorro y crearon una currícula de la Sociedad de Socorro. Fotografía por J. M. Heslop.
Las hermanas Belle S. Spafford, Marianne C. Sharp y Louise W. Madsen con la mesa general de la Sociedad de Socorro en 1962. Las miembros de la presidencia se ubican a la cabeza de la mesa. De izquierda a derecha: las hermanas Madsen, Spafford y Sharp y la mesa general de la Sociedad de Socorro, posan para una foto en el Edificio de la Sociedad de Socorro, que en ese entonces tenía 6 años. Las miembros de la mesa capacitaron a las unidades de la Sociedad de Socorro en todo el mundo, supervisaron la producción de ropa del templo, publicaron la Revista de la Sociedad de Socorro y crearon una currícula de la Sociedad de Socorro. Fotografía por J. M. Heslop. Credit: Biblioteca de Historia de la Iglesia

Sus ejemplos “proporcionan visiones de formas hermosas en las que puedes vivir tu vida”, dijo ella. También agregó: “Trabajar en el libro ‘En el púlpito’ expandió mi visión sobre el papel de las mujeres en la Iglesia y las diferentes maneras en las que ellas contribuyen”.

Aunque, como historiadora, Holbrook entiende más que nadie cuánto puede influir la historia en las vidas modernas, también está al tanto de que no todo el mundo disfruta de sentarse y leer libros e historias como ella.

“Todos aprendemos y pensamos de forma diferente”, dijo Holbrook.

Así que, para la gente que no se siente inclinada a sentarse y leer, la Iglesia está trabajando para poner a disposición las historias de las mujeres líderes de la Iglesia a través de otros medios.

Una nueva manera de conectarse con las mujeres del pasado

A comienzos de 2019, la Iglesia lanzó un nuevo podcast llamado “Mujeres Santos de los Últimos Días”. Al principio, el podcast tenía como objetivo simplemente hablar sobre los 54 discursos de mujeres que se incluyen en el libro ‘En el púlpito’. Sin embargo, luego de recibir la opinión del público, que deseaba obtener aún más conocimiento de las mujeres líderes en la Iglesia, el podcast se trasformó en algo mucho mejor, explicaron Karlie Brand Guymon y Shalyn Back, coanfitrionas del podcast.

“El podcast ofrece otra forma de que las mujeres accedan a ese contenido e historias en una manera más accesibles, especialmente para las mujeres que están muy ocupadas”, dijo Guymon. “De todos los contenidos multimedia que podemos consumir … Creo que tener un podcast donde las mujeres inspiren a otras mujeres, tanto con sus experiencias como con sus enseñanzas, es algo valioso”.

Como una de las muchas historiadoras y mujeres líderes invitadas que se han unido al podcast “Mujeres Santos de los Últimos Días” a lo largo de varios episodios durante su primer año de producción, Holbrook señaló su gratitud por la incorporación del podcast.

Los libros contienen vidas aparte de sus contenidos, listas para ser descubiertas, cuando la gente conversa sobre ellos y está dispuesta a interpretarlos y malinterpretarlos, dijo Holbrook. “Y el podcast es un buen lugar para experimentar esa vida que existe más allá de los contenidos del libro ‘En el púlpito’.”

Para su primera temporada, o los primeros 13 episodios — que se produjeron durante la primera mitad de 2019 — el podcast se centró únicamente en los discursos o el contenido de ‘En el púlpito’.

La hermana Amy Brown Lyman en una Capacitación de Servicio Social en Anaconda, Montana, alrededor de 1920. Lyman, de gafas, en el centro de la primera fila, se convirtió en una trabajadora social capacitada luego de llevar a cabo visitas formativas a Hull House en Chicago. Además, fue líder en la implementación del trabajo de servicio social dentro de la Sociedad de Socorro. La hermana Lyman sirvió en la mesa general de la Sociedad de Socorro durante 36 años, incluido el tiempo que pasó como presidenta. Fotografía por Montgomery Studio.
La hermana Amy Brown Lyman en una Capacitación de Servicio Social en Anaconda, Montana, alrededor de 1920. Lyman, de gafas, en el centro de la primera fila, se convirtió en una trabajadora social capacitada luego de llevar a cabo visitas formativas a Hull House en Chicago. Además, fue líder en la implementación del trabajo de servicio social dentro de la Sociedad de Socorro. La hermana Lyman sirvió en la mesa general de la Sociedad de Socorro durante 36 años, incluido el tiempo que pasó como presidenta. Fotografía por Montgomery Studio. Credit: Biblioteca de Historia de la Iglesia

Sin embargo, Back explicó que la visión del podcast cambió en la segunda temporada, con el reconocimiento de que el contenido del libro es limitado y tiene un número definido de capítulos de los cuales extraer contenido.

“Nos encantaría crear un podcast que resalte las contribuciones de las mujeres en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en especial en diversas posiciones de liderazgo y en diversos lugares del mundo”, dijo Back.

Con el objetivo de alinearse con ese esfuerzo, y cubrir temas que tanto los lectores del libro como los oyentes encuentren significativos, el podcast evolucionó en su segunda temporada para enfocarse más en conversaciones temáticas. También incluye las voces de historiadores invitados y mujeres líderes de la Iglesia presentes y antiguas, para iniciar conversaciones sobre los temas que son importantes para las mujeres de la Iglesia en la actualidad.

“Independientemente de si las personas pueden leer ‘En el púlpito’ o no, pueden unirse al podcast de todos modos, en cualquier episodio, escuchar ideas importantes, y sentirse parte de una conversación significativa sobre los principios del evangelio”, dijo Back.

Mensajes y lecciones eternos

Back y Guymon explicaron que una de las cosas notables de los discursos del libro que han utilizado en el podcast es la naturaleza eterna y la relevancia actual que tienen sus mensajes.

“No importa si el discurso se dio hace 15 o 20 años, o 50 o 1000 años, es como si se hubiera pronunciado ayer o en la última conferencia general”, dijo Guymon. “Son tan oportunos y relevantes, y hay mensajes e ideas realmente profundos que las mujeres de la actualidad pueden obtener de esos discursos.”

Además de los mensajes en sí mismos, los invitados del podcast, en particular los historiadores, generalmente añaden un contexto histórico valioso a los temas que se discuten.

Por ejemplo, una cosa que aprendió en el tiempo que pasó estudiando la historia de las mujeres, dijo Holbrook, es que “hay momentos en que las mujeres han tenido más autonomía que en otros, y eso varía. Pero una constante ha sido que los líderes y miembros de la Iglesia siempre han estado listos para involucrarse en una buena causa.”

Las mujeres a lo largo de la historia de la Iglesia son innovadoras, dedicadas y resolutivas, dijo Holbrook. Y para las mujeres de la Iglesia de la actualidad, es importante saber que “son parte de una larga tradición de mujeres que buscan espacios donde mejorar algo y encuentran maneras concretas de hacerlo.”

Conferencia general de la Sociedad de Socorro en 1962. La primera conferencia general de la Sociedad de Socorro se llevó a cabo en 1889. La fotografía del Tabernáculo de Salt Lake muestra una gran multitud en una de las sesiones de la conferencia de octubre de 1962, en la cual habló la hermana Louise W. Madsen. Fotografía por Ross Welser.
Conferencia general de la Sociedad de Socorro en 1962. La primera conferencia general de la Sociedad de Socorro se llevó a cabo en 1889. La fotografía del Tabernáculo de Salt Lake muestra una gran multitud en una de las sesiones de la conferencia de octubre de 1962, en la cual habló la hermana Louise W. Madsen. Fotografía por Ross Welser. Credit: Biblioteca de Historia de la Iglesia

A lo largo de la historia, muchas de las soluciones e innovaciones creadas por las mujeres se han convertido en parte de la Iglesia, dijo Holbrook.

Otra cosa que ella ha aprendido, a través de su trabajo como historiadora, es la importancia de llevar registros, tanto para los hombres como para las mujeres.

Fue difícil encontrar discursos completos de mujeres — en especial de los primeros años de la Iglesia — que pudieran incluirse en el libro ‘En el púlpito’, señaló Holbrook. Encontrar discursos de mujeres que no fueran de los Estados Unidos o que se ofrecieran en un contexto internacional fue aún más complicado.

“Eso es algo que esperamos que mejore mucho hacia adelante, que más miembros de la Iglesia fuera de los Estados Unidos lleven y conserven registros de las cosas que hacen en la Iglesia y de sus discursos”, dijo ella. Si somos afortunados, la existencia de un libro como ‘En el púlpito’ alentará a más personas a “guardar copias de los discursos que ofrecen y hacer anotaciones en sus diarios o de la forma que ellos quieran.”

Históricamente y, hasta cierto punto, en la actualidad, las cartas y discursos de los hombres se han registrado mejor debido a que, en algún nivel, se los ha considerado más importantes o de más autoridad, dijo Holbrook. Pero como historiadora, esa es una noción que ella espera cambiar.

Su esperanza es que tanto el libro como el podcast ayuden a las mujeres en todo el mundo a ver que sus palabras y sus experiencias son importantes, y deben registrarse y preservarse.

En la actualidad, las personas de la Iglesia, en particular las mujeres, tienen hambre de “las palabas, percepciones y experiencias de las mujeres de fe”, explicó Guymon, citando algunas de las opiniones que han recibido de los oyentes del podcast.

Esa es, en parte, la razón por la que este podcast es importante, añadió Back.

“Puede ser algo que nos conecte a todas como mujeres y nos ayude a sentir que nuestras contribuciones son valiosas y están haciendo una diferencia, y que no estamos solas”, dijo ella. “Las mujeres han sido un instrumento importante en la tarea de enseñar y compartir el evangelio, y esta ha sido una forma increíble de resaltar eso.”

De izquierda a derecha, las hermanas Jayne B. Malan, Ardeth G. Kapp, y Elaine L. Jack, de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes en 1989. La hermana Kapp sirvió como presidenta general de las Mujeres Jóvenes desde 1984 hasta 1992. La presidencia supervisó la creación del lema y los valores de las Mujeres Jóvenes, y actualizó el programa de Progreso Personal. La hermana Jack sirvió como presidenta general de la Sociedad de Socorro desde 1990 hasta 1997.
De izquierda a derecha, las hermanas Jayne B. Malan, Ardeth G. Kapp, y Elaine L. Jack, de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes en 1989. La hermana Kapp sirvió como presidenta general de las Mujeres Jóvenes desde 1984 hasta 1992. La presidencia supervisó la creación del lema y los valores de las Mujeres Jóvenes, y actualizó el programa de Progreso Personal. La hermana Jack sirvió como presidenta general de la Sociedad de Socorro desde 1990 hasta 1997. Credit: Biblioteca de Historia de la Iglesia

A pesar de vivir en épocas y situaciones diferentes, las mujeres a lo largo de la historia de la Iglesia se han encontrado con muchas de las mismas dificultades y sentimientos que las mujeres actuales tienen, dijo Back, y entender eso es inspirador.

También agregó que, a través de sus discursos e historias, las mujeres están compartiendo formas de vivir vidas verdaderamente centradas en Cristo, y sus ejemplos se pueden usar para motivar e inspirar a las generaciones futuras.

Para enviar comentarios u opiniones al podcast Mujeres Santos de los Últimos Días, contáctese por correo electrónico: [email protected].