Élder Christofferson ofreció la oración rededicatoria del Templo de Asunción, Paraguay en español. Léela aquí

El siguiente es el texto original de la oración en español ofrecida por el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, para rededicar el Templo de Asunción, Paraguay el domingo, 3 de noviembre, 2019.

Dios Todopoderoso, Tú, gran Elohim, nuestro eterno Padre Celestial, nos presentamos ante Ti en esta, Tu Santa Casa. Rogamos que nos contemples con ternura y misericordia mientras Aquel que no pecó, Aquel en quien te complaciste, Tu Santo Hijo, Jesucristo, aboga por nuestra causa ante Ti. Escucha, oh escúchanos ahora mientras oramos en Su nombre.

Nos reunimos hoy como un pequeño grupo de Tus santos representando a todo Tu pueblo del convenio que mora en esta nación y, en unión, te expresamos nuestra gratitud por la multitud de bendiciones que recibimos de Tu mano. Estamos agradecidos por las bendiciones de paz y los elementos indispensables para sostener la vida. Estamos agradecidos por el privilegio de adorarte y servirte en este templo, así como en nuestras capillas y en nuestros hogares. Estamos agradecidos por participar en Tu gran obra de redención, tanto por los vivos como por los muertos.

Estamos profundamente agradecidos por el profeta José Smith y por la restauración del Evangelio, del sacerdocio y de la Iglesia de Jesucristo en la tierra que Tú has llevado a cabo por medio de él. Te damos gracias porque Tú y Tu Hijo Amado condescendieron a aparecer y hablar con el joven José hace unos 200 años para comenzar esta, la tan esperada dispensación del cumplimiento de los tiempos. Estamos agradecidos por el continuo desarrollo de la Restauración y por todos quienes han ayudado desde el principio o quienes ahora o en el futuro apoyarán la causa de Cristo. Rogamos que se extienda Tu reino en la tierra para que venga el reino de los cielos, cuando vuelvas a traer a Sion, y Tu pueblo reciba al Salvador Jesucristo para reinar sobre esta tierra como Rey de reyes y Señor de señores.

Dedicado primero en 2002 por el presidente Gordon B. Hinckley, el Templo de Asunción, Paraguay fue rededicado el 3 de noviembre de 2019 por el élder D. Todd Christofferson.
Dedicado primero en 2002 por el presidente Gordon B. Hinckley, el Templo de Asunción, Paraguay fue rededicado el 3 de noviembre de 2019 por el élder D. Todd Christofferson. Credit: Jason Swensen

Padre, recordamos la dedicación inicial de este templo en el año 2002. Hoy invocamos una vez más los agradecimientos y las peticiones que se pronunciaron a Ti en la oración dedicatoria que se ofreció en esa ocasión. Y ahora, actuando con la autoridad del santo Sacerdocio de Melquisedec, bajo la dirección de Tu siervo, el presidente Russell M. Nelson, y en el nombre de Jesucristo, rededicamos y volvemos a consagrar a Ti y a Tu Hijo este, el Templo de Asunción, Paraguay, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Rogamos que lo aceptes, lo santifiques y lo consagres como la Casa del Señor.

Dedicamos los jardines sobre los que el templo se erige con su hermosa vegetación, así como también la estructura misma del templo y todos sus elementos. Dedicamos el exterior y el interior: el bautisterio, las salas de ordenanzas, el hermoso salón celestial, las salas de sellamiento y todas las demás instalaciones de este sagrado edificio. Rogamos que todas ellas sean protegidas de cualquier tipo de daño o profanación y que preserves la santidad de este lugar santo.

Recordamos a los fieles pagadores de diezmos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuya consagración ha hecho posible la construcción y renovación de este templo y de las muchas otras Casas del Señor que ahora comienzan a cubrir la tierra. Bendícelos y hazlos prosperar a ellos y a sus familias con las bendiciones que has prometido que se derramarán desde las ventanas de los cielos, entre ellas que reprenderás al adversario que como devorador procura destruir los frutos de su labor en sus hogares y en todo otro esfuerzo digno.

Rogamos por el presidente del templo y sus consejeros, y por la directora de las obreras y sus ayudantes. Rogamos por todos aquellos que sirvan aquí como obreros de las ordenanzas, participantes o de cualquier otra manera. Rogamos que todos aquellos que entren aquí sean bendecidos con una mayor fe, un mayor testimonio y más entendimiento. Que sean investidos con santidad y con poder de lo alto para que vayan portando Tu nombre y declarando las buenas nuevas de la verdad restaurada.

De izquierda a derecha, el élder Benjamín De Hoyos, la hermana Evelia De Hoyos, la hermana Kathy Christofferson, el élder D. Todd Christofferson, la hermana Nancy Duncan y el élder Kevin R. Duncan, luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019.
De izquierda a derecha, el élder Benjamín De Hoyos, la hermana Evelia De Hoyos, la hermana Kathy Christofferson, el élder D. Todd Christofferson, la hermana Nancy Duncan y el élder Kevin R. Duncan, luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019. Credit: Jason Swensen

Amado Padre, rogamos que bendigas esta nación, el lugar de esta Casa del Señor que ha sido rededicada, con paz y libertad. Por favor, bendice a los líderes de la nación y a las instituciones gubernamentales en todos los niveles para que procuren el bienestar del pueblo y sean guiados de las maneras con el propósito de conseguir el bien común. Rogamos que esta sociedad se vuelva cada vez más justa y benevolente, y que las libertades de sus ciudadanos sean preservadas. Que la fidelidad de los Santos de los Últimos Días de Paraguay y de la Argentina en el distrito del templo inspire Tus bendiciones sobre toda la gente de ambas naciones.

Rogamos que bendigas la Iglesia, a sus líderes y a los Santos de los Últimos Días en toda la tierra. En este momento recordamos a Tu siervo, el presidente Russell M. Nelson, y rogamos que sigas magnificándolo y velando por él y por todas las personas que lo ayudan. Que Tu obra siga adelante para congregar a Tu pueblo del convenio en las estacas de Sion de este lado del velo y para redimir a sus progenitores en el mundo de los espíritus, quienes esperan las ordenanzas de salvación, en las que este templo desempeña una función tan significativa.

Suplicamos con humildad que nos escuches cuando nos presentamos ante Ti en oración. Vela por nosotros día a día en nuestras actividades y en nuestro servicio, en especial en este lugar sagrado. Nos consagramos a Ti y a Tu obra y gloria. Atribuimos a Ti todo poder, honor y gloria. Suplicamos que recibas esta, nuestra ofrenda y nuestra alabanza para siempre, mediante Tu Amado Hijo Jesucristo y en Su nombre. Amén.

El élder D. Todd Christofferson le choca los cinco a una niña pequeña luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019.
El élder D. Todd Christofferson le choca los cinco a una niña pequeña luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019. Credit: Jason Swensen