La Iglesia revisa manual misional por primera vez en 10 años. Los cambios a continuación

Por primera vez en cerca de una década, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publica un nuevo manual de instrucciones para ayudar a guiar y dirigir sus resultados de miles de misioneros de tiempo completo que sirven en todo el mundo.

“Normas misionales para los discípulos de Jesucristo” está disponible ahora tanto impreso como en formato digital — no solo a los misioneros, sino también al público en general, y aun en la aplicación Biblioteca del Evangelio de la Iglesia. La nueva publicación, que presenta ilustraciones a todo color del Salvador en la tapa y en el interior, reemplaza al conocido manual misional de bolsillo negro y blanco, que ha sido usado por cientos de miles de misioneros por décadas.

El título mismo enfatiza el cambio de un manual basado en reglas, a uno basado en principios; y el tono es puesto desde el mensaje de introducción de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles, que se encuentra al principio del manual.

“Para ser un misionero eficaz, usted debe ser un discípulo fiel de Jesucristo”, se lee en el manual, y agrega: “El Padre celestial le ama, y Él le ayudará a amar y bendecir a Sus hijos en cualquier lugar donde sirva”.

Misioneros miran al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, antes de una reunión misional en Montevideo, Uruguay, el jueves 25 de octubre de 2018.
Misioneros miran al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, antes de una reunión misional en Montevideo, Uruguay, el jueves 25 de octubre de 2018. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Esto ayudará a los misioneros a enfocarse realmente en los dos grandes mandamientos — amar a Dios y al prójimo como así mismo — y a aceptar la gran comisión, que es la de esparcir el Evangelio”, dijo el élder Dieter F. Uchtdorf, un miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles y director del Consejo ejecutivo misional de la Iglesia.

“Si los misioneros ven el panorama completo — amar a Dios y al prójimo como así mismo, y aceptan la gran comisión de proclamar el Evangelio — entonces ellos sabrán cómo proceder y ser guiados por el Espíritu para hablar a las personas en una manera que los corazones sean conmovidos”, dijo él. “Y los puentes se construyen de corazón a corazón — esa es la clave”.

Los líderes de la Iglesia aman a los misioneros y se preocupan por su bienestar físico, espiritual y emocional, y por su seguridad, dijo el élder Uchtdorf, agregando: “Estas normas ayudarán a protegerlos y a guiarlos al buscar ellos servir a nuestro Salvador Jesucristo”.

Élder Brent H. Nielson, un setenta autoridad general, que es director ejecutivo del Departamento misional de la Iglesia, reconoce que “Normas misionales para los discípulos de Jesucristo” cambia de un manual de reglas, per se, y se enfoca en ayudar a fortalecer el carácter y en desarrollar buenos hábitos y comportamientos.

“Esto será un gran cambio en la obra misional porque es un enfoque en el discipulado”, dijo.

Invitados por el élder Neil L. Andersen a acercarse más a la ceremonia de Primera Palada, los misioneros se reúnen en el futuro sitio del Templo Abidjan Cote d'Ivoire, el 8 de noviembre de 2018.
Invitados por el élder Neil L. Andersen a acercarse más a la ceremonia de Primera Palada, los misioneros se reúnen en el futuro sitio del Templo Abidjan Cote d’Ivoire, el 8 de noviembre de 2018. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“La meta es crear un discípulo de Cristo; y entonces el propósito de este nuevo manual es para que ellos desarrollen hábitos de toda la vida para ser miembros consagrados de la Iglesia — no solo en su misión, sino por mucho tiempo”.

“En realidad, su misión no empezó el día que fue apartado ni terminará el día que sea relevado”, comienza diciendo en la página 5 del “Normas misionales para los discípulos de Jesucristo”, enseguida del mensaje de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce. “La misión no es como ponerse un uniforme de trabajo o de escuela por la mañana, solo para volver a sacárselo el terminar el día. … La experiencia de servir una misión de tiempo completo puede ser transformadora, pero debe ser también una parte integral de la experiencia de su misión en la vida”.

El nuevo manual ha estado laborándose por algunos años, haciéndose la primera actualización desde 2010.

“Normas misionales para los discípulos de Jesucristo” comienza con el ya mencionado mensaje de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles, y una sección “Su experiencia como misionero de tiempo completo”, que enfatiza la obediencia a los mandamientos y normas de por vida.

Eso es seguido por secciones acerca de organización misional (incluyendo a los compañerismos) y actividades, conducta misional, bienestar físico; y dos breves secciones sobre la autoridad del sacerdocio y las ordenanzas y la terminación de la misión.

De hecho, el nuevo manual es en realidad dos librillos. El manual adjunto “Normas misionales para los discípulos de Jesucristo: Información suplementaria” incluye secciones acerca de las responsabilidades de liderazgo de misioneros jóvenes, pautas para prestar servicio, el respeto por los demás, la asistencia al templo, tecnología, situaciones difíciles o negativas, problemas de salud física y mental, situaciones peligrosas, seguridad de la vivienda, seguridad del transporte y ordenanzas y bendiciones del sacerdocio.

Aún en impresión, el primer librillo “Normas misionales” provee páginas de referencia del librillo suplementario para información adicional, y detalles sobre puntos o asuntos específicos. En sus formatos electrónicos, se proveen vínculos en línea — no solo para ver ambos manuales sin desconectarse, sino también a los videos de seguridad recientemente publicados por el Departamento misional.

Los nuevos manuales fueron distribuidos inicialmente a los liderazgos misionales en todo el mundo — a los presidentes de misión y sus esposas — en junio pasado, mientras desde ese tiempo se traducían dichas publicaciones a otros idiomas.

Élderes Jason Andersen y Chet Norman hacen su labor misional en Tonga el 22 de mayo de 2019.
Élderes Jason Andersen y Chet Norman hacen su labor misional en Tonga el 22 de mayo de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Algunos presidentes de misión respondieron preocupados porque el nuevo manual y el suplemento no tenían algunas de las reglas específicas del anterior manual.

“Y respondimos: ‘eso es lo que la disciplina tiene que resolver’”, dijo el élder Nielson. “Eso es un gran cambio para nosotros, pero creo que a todos les encanta el concepto total basado en principios, y estoy de acuerdo con eso”.

Él ve el cambio en el manual como un modelo similar a los cambios a la ministración y al centrarse en el hogar, del énfasis apoyado por la Iglesia.

“Este es un movimiento de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce para hacer esto en una más elevada y sagrada manera; y que a nuestros misioneros se les está pidiendo hacer lo mismo ahora, y en lugar de una lista de síes y nos, es en realidad una invitación para que ellos lleguen a ser discípulos”.

Como otros presidentes de misión en el mundo, el presidente Kyle B. Hettinger, de la Misión Rumania Hungría, ha pasado los últimos cuatro meses familiarizándose con los nuevos manuales. “Las ‘Normas misionales’ son menos basadas en reglas, pero más dirigidas para ayudar a los misioneros a profundizar en las doctrinas, en los principios y en las expectativas que les ayudarán a navegar espiritualmente a través de sus misiones y de sus vidas. Al igual que Alma, ellos deben saber estas cosas por sí mismos”, dijo en referencia a Alma 5:46, 48.

El nuevo manual “es en todo una más elevada, más sagrada y más acertada forma para asistir a los misioneros para llegar ser devotos discípulos de su Salvador Jesucristo”, agregó

Como un ejemplo, el presidente Hettinger mencionó la autorización para los misioneros de ahora poder llamar a casa, o por videollamada, a los miembros de la familia; diciendo que algunos misioneros han lidiado con la forma de usar esa comunicación para bendecirse mejor a sí mismos y a sus familias.

Misioneros esperan al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, durante una reunión en la Misión Brasil Brasilia, en Brasilia, Brasil, el viernes 30 de agosto de 2019.
Misioneros esperan al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, durante una reunión en la Misión Brasil Brasilia, en Brasilia, Brasil, el viernes 30 de agosto de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Y él entonces citó algunas de las propuestas del nuevo manual basado en principios que permiten a los misioneros gobernarse a sí mismos: “No se requiere que usted llame o haga videollamadas a sus padres cada semana. … Cuando se comunique con su familia por teléfono o video, sea prudente al considerar la duración de sus llamadas. … Al tomar esas decisiones, debe ser considerado con su compañero y tener en cuenta el objetivo del servicio misional”.

“Las ‘Normas misionales’ proveen ahora guía y consejo que optimizarán estas acciones, y bendecirá más plenamente a todos los involucrados”, dijo el presidente Hettinger.