Video: presidente Nelson, élder Christofferson comparten la ‘gran esperanza’ que sienten por el futuro de la Iglesia en Vietnam

Han pasado 23 años desde que un profeta visitó Vietnam por última vez.

La primera vez fue en 1966, cuando el entonces élder Hinckley viajó al país y ofreció una oración en la tierra en favor del pueblo. Pasarían 30 años antes de que volviera al área como presidente de la Iglesia.

El 17 de noviembre de 2019, el presidente Russell M. Nelson estuvo en Ho Chi Minh para hablar con 432 santos de los últimos días. En un video de Church News, el presidente Nelson habló sobre cómo ha crecido la Iglesia a lo largo de las décadas recientes, declarando que el presidente Hinckley pudo “prever lo que estamos viendo esta noche”.

El élder D. Todd Christofferson, que acompaña al presidente Nelson en su ministerio, habló sobre la esperanza que existe para el futuro de la Iglesia en Vietnam.

“La Iglesia es joven aquí. Es joven en cuanto a sus años de antigüedad … pero es vibrante”, dijo él. “Y debido a eso, existe gran esperanza para el futuro”.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ríen durante una entrevista con los medios de comunicación en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ríen durante una entrevista con los medios de comunicación en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

El presidente Nelson y el élder Christofferson también señalaron que las bendiciones prometidas a los Santos de los Últimos Días son las mismas, independientemente de su ubicación.

“El Señor dijo que, en los últimos días, aunque nuestros números sean pocos, nuestros miembros estarán armados con rectitud y el poder de Dios en gran gloria”, dijo el presidente Nelson. “Así que, probablemente siempre seamos una minoría”.

El élder Christofferson añadió que el futuro les depara grandes cosas.

“Somos la levadura del pan, en lugar del pan, pero eso hace toda la diferencia, y ellos harán una gran diferencia”, dijo él. “Pueden sentirlo, ¿no es así? — aquello que vendrá debido a su influencia en esta sociedad, en esta nación”.