Presidente Nelson habla del milagroso futuro de Vietnam y promete a los Santos de los Últimos Días poder para compartir el evangelio

CIUDAD HO CHI MINH, Vietnam — Diem Thuy Nguyen entró en las aguas del bautismo el 18 de noviembre de 2012 — justo siete años antes del día en que el presidente Russell M. Nelson habló a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días aquí en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam.  

Reunida en el salón de baile de un hotel con más de 600 Santos de los Últimos Días, a Nguyen la invadió un sentimiento poderoso: “Nos esperan bendiciones aquí en Vietnam”, dijo.

Ella es una miembro pionera que sirvió como una de las primeras misioneras de tiempo completo de su país. Nguyen encontró la Iglesia — y el propósito en su vida — luego de asistir a clases de Ingles dadas por misioneros Santos de los Últimos Días.

Ahora, habla sobre el profeta en su nación; sin poder contener su entusiasmo, abraza a Tam Thi Minh Pham, también Santo de los Últimos Días. “La visita del presidente Nelson es una gran ayuda para Vietnam”, dijo Pham. “Mi fe es más fuerte”.

Un sentido de valor

La Iglesia está en su infancia aquí en Vietnam, una tierra de 97 millones de personas donde la Iglesia es relativamente nueva y está creciendo.

Además de participar en muchos proyectos humanitarios en la nación, la Iglesia disfruta de relaciones gratificantes con los líderes del Gobierno vietnamita — incluidos el presidente Vu Chien Thang, presidente del Comité de Asuntos Religiosos del Gobierno de Vietnam, y el alcalde de Hanói, Nguyen Duc Chung, dijo el presidente Nelson.

Antes de abandonar Hanói el lunes 18 de noviembre por la mañana, el presidente Nelson, junto al élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, se reunió con el alcalde Chung.

El presidente Russell M. Nelson entrega un regalo al alcalde de Hanói, Nguyen Duc Chung, el lunes 18 de noviembre de 2019. El presidente Nelson visitó Vietnam el 17 y 18 de noviembre como parte de su ministerio por el Sureste de Asia.
El presidente Russell M. Nelson entrega un regalo al alcalde de Hanói, Nguyen Duc Chung, el lunes 18 de noviembre de 2019. El presidente Nelson visitó Vietnam el 17 y 18 de noviembre como parte de su ministerio por el Sureste de Asia. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Él sabe que existe un sentido de valor en lo que enseñamos, y desea eso en su país”, dijo el presidente Nelson acerca del alcalde. “Nuestra reunión fue breve, pero muy cordial”.

El alcalde Chung les agradeció a los líderes de la Iglesia “por la obra que nuestra gente está haciendo para abordar la necesidad de sillas de ruedas”, dijo el presidente Nelson.

Una colaboración efectuada entre la organización benéfica Latter-day Saint Charities y el Ministerio de trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales del Gobierno está trabajando para solucionar la crisis de movilidad en Vietnam. El 15 de noviembre, las organizaciones firmaron un “memorando de entendimiento” de dos años en el país, donde unos 2 millones de personas necesitan una silla de ruedas o un dispositivo para caminar para poder mantener su movilidad.

Bao Dinh Tran es ayudado por su esposa Quyen Thi Mai a subir a su silla de ruedas que recibió de Latter-day Saints Charities en Hanói, Vietnam, el sábado, 16 de noviembre de 2019.
Bao Dinh Tran es ayudado por su esposa Quyen Thi Mai a subir a su silla de ruedas que recibió de Latter-day Saints Charities en Hanói, Vietnam, el sábado, 16 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

“En cierto modo, somos invitados en su país”, dijo el presidente Nelson. “Sin importar donde esté su país, qué idioma hablen o qué bandera tengan, (los Santos de los Últimos Días) obedecen las leyes de la tierra y se convierten en buenos ciudadanos. Recibimos agradecimientos por su buen comportamiento”.

Ministerio en el Sureste de Asia

Como parte del ministerio del presidente Nelson en el sureste de Asia, estará visitando cuatro países a lo largo de siete días, desde el 15 hasta el 22 de noviembre.

Acompañado por su esposa, la hermana Wendy Nelson, el élder Christofferson y su esposa, la hermana Kathy Christofferson, el presidente Nelson también habló en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre por la noche, antes de viajar a la Ciudad Ho Chi Minh.

El élder David F. Evans, setenta autoridad general y presidente del Área Asia, y su esposa, la hermana Mary S. Evans; el élder David P. Homer, setenta autoridad general y consejero en la presidencia del Área Asia, y su esposa, la hermana Nancy D. Homer; también están participando en los devocionales.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson, saludan luego de un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson, saludan luego de un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

La visita marca el primer viaje del presidente Nelson a Vietnam, una “tierra especial” donde el presidente Gordon B. Hinckley ofreció “una importante oración” en 1966. Habiéndole pedido al Señor que “derrame (Su) Espíritu” en la tierra, el presidente Hinckley volvió a la Ciudad Ho Chi Minh en 1996 y ofreció una oración adicional a la oración original.

Luego del presidente Hinckley, el presidente Nelson se convierte en el segundo profeta en visitar esta nación del sureste de Asia.

Esta es una “tierna época, un comienzo para la Iglesia aquí”, dijo el élder Christofferson. “Pero sucederá. Crecerá. Será fuerte”.

Thy Tran Vo, de 17 años, es un ejemplo de ese crecimiento. El hombre joven, que se unió a la Iglesia hace siete años, cuando se percató de unos misioneros que asistían a un centro de reuniones cercano a su hogar, ayer comenzó a llenar sus papeles para la solicitud misional.

Él aprendió del presidente Nelson que “tendremos bendiciones en Vietnam”.

Un coro canta durante un devocional con el presidente Russell M. Nelson y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019.
Un coro canta durante un devocional con el presidente Russell M. Nelson y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

La congregación cantó “Para siempre Dios esté con vos”, mientras el presidente Nelson abandonaba el salón de baile del hotel, el lunes. Inmediatamente, Vo pensó en los misioneros que le enseñaron y lo bautizaron y se dio cuenta de que ha sido testigo de un milagro que se despliega sobre Vietnam.

Jóvenes que han confiado en Dios

El presidente Nelson se reunió con 13 jóvenes adultos solteros en la Ciudad Ho Chi Minh antes del devocional para miembros, el 18 de noviembre.  

Ellos les hicieron preguntas a los líderes sobre discernir la voluntad del Señor, el albedrío, y encontrar un cónyuge.

Trucuy Hoai Nguyen preguntó cómo se sienten los líderes de la Iglesia acerca de los jóvenes adultos solteros, que constituyen la mayoría de los miembros de la Iglesia en Vietnam.

“Pienso que ustedes son fabulosos …”, dijo el élder Evans. “Nunca he visto otro grupo de jóvenes de la Iglesia que hayan confiado en Dios tanto como ustedes”.

Duy Thanh Nguyen se unió a la Iglesia en 2006; sus padres y abuelos lo siguieron a las aguas del bautismo. Ellos son una familia poco común de tres generaciones de Vietnam.

“El evangelio nos cambió por completo a mí y a mi familia”, dijo él, agregando que la visita del presidente Nelson al país es una prueba de que la Iglesia en Vietnam continuará creciendo y desarrollándose. “Esta es mi oportunidad de fortalecerme con el evangelio y también de defender el evangelio”.

Duy Nguyen sirvió una misión en Camboya desde 2008 hasta 2010. En Camboya, conoció a su esposa, Tuyen Bich Nguyen, y ambos estudiaron en BYU-Hawaii. Cuando Tuyen Bich se enteró de que el presidente Nelson viajaría al sureste de Asia, comenzó a orar por el profeta de inmediato.

“Dios ama a Su pueblo, y está enviando el profeta para venir, orar y bendecirnos”, dijo Duy Nguyen.

Poy Thanh Nguyen y su esposa, Tuyen Bich Nguyen, al centro, posan para una foto con su familia en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Tong Van Nguyen y Thong Thi Le, a la izquierda; Trang Thanh Thi Nguyen, TungThanh Vu, Loc Vu Nguyen, y Nam Hai Duc Vu, en el fondo.
Poy Thanh Nguyen y su esposa, Tuyen Bich Nguyen, al centro, posan para una foto con su familia en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Tong Van Nguyen y Thong Thi Le, a la izquierda; Trang Thanh Thi Nguyen, TungThanh Vu, Loc Vu Nguyen, y Nam Hai Duc Vu, en el fondo. Credit: Jeffrey D. Allred

“Ustedes son una generación nueva”

Los jóvenes adultos de Vietnam estaban ansiosos por aprender de los Nelson, los Christofferson, los Evans y los Homer durante el devocional.

La hermana Homer le dijo a la congregación que, aunque hay muchas cosas buenas en el mundo, también existe mucha negatividad y distracción. “Trabajar para hacer y guardar convenios sagrados valdrá cada esfuerzo”, dijo ella. “Sé que esto es verdad”.

El élder Homer dijo que cuando él y su esposa están en Vietnam, sienten que han llegado a casa.

En abril de 2019, el presidente Nelson invitó a los Santos de los Últimos Días a vivir “de una manera más santa y elevada”. “No lo dijo solo por ser el profeta. Lo dijo porque así es él”, dijo el élder Homer.

La hermana Evans dijo que a veces todos nos preguntamos: “¿Acaso soy especial?”.

“Creo que el Padre Celestial ha inspirado al presidente Nelson y al élder Christofferson a venir a Vietnam porque todos ustedes son especiales para Él”.

Los participantes escuchan al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, durante un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019.
Los participantes escuchan al presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, durante un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

El élder Evans también le dijo a la congregación que ellos son especiales y que eso los llevará al templo. “Puedo decir con seguridad que todos aquellos de entre ustedes que tengan el deseo y la dignidad para asistir, encontrarán la manera de ir al templo en algún momento de sus vidas”.

También dijo que los líderes ansían hacer crecer la Iglesia en Vietnam, y les pidió a los miembros que les digan a sus familiares y amigos cómo se sienten “acerca de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el evangelio del Señor”.

La hermana Christofferson le prometió a la congregación que ellos pueden ser una fuente de conocimiento del evangelio para quienes los rodean. “Pueden compartir lo que saben, y aún más, pueden hablar sobre la gran diferencia que el evangelio de Jesucristo ha hecho en sus vidas”.

El élder Christofferson dijo que el Libro de Mormón es una parte crucial de la Restauración. “Es el instrumento de conversión para todos nosotros. Si el Libro de Mormón es verdadero, sabemos que lo que enseñó el profeta José Smith es verdad. Y sabemos que Jesús es el Cristo, porque eso es lo que enseña el Libro de Mormón. Ese es el instrumento que el Señor ha creado para recoger a Israel”.

Participantes oran durante un devocional en Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019.
Participantes oran durante un devocional en Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

La hermana Nelson habló acerca de recoger a Israel en ambos lados del velo y le pidió a la congregación que se involucre en la obra misional, del templo y de historia familiar.

También les habló a aquellos que puedan haber sufrido abuso. “Desde lo profundo de mi corazón, si han sido víctimas de cualquier tipo de abuso — ya sea físico, emocional, verbal o sexual — por favor, sepan esto: Son tan limpios y dignos luego de dicho abuso como lo eran antes de este. El abuso no los volvió y no puede volverlos indignos. Ustedes fueron víctimas. … Eso nos aflige tanto.

“Mis queridos hermanos y hermanas, nadie comprende nuestros dolores o heridas como el Salvador. Nadie puede sanarnos como Él”.

El presidente Nelson concluyó la reunión asegurándole a la congregación que ha sido muy gratificante estar con ellos. Al mostrar una fotografía de la visita del presidente Gordon B. Hinckley al país en 1996, el presidente Nelson habló sobre el histórico pasado y el milagroso futuro de Vietnam.

“Entonces, ustedes son una generación nueva, con el poder de llevar adelante la obra del Señor aquí, en este país”.

Una pequeña participante mira a su alrededor mientras el presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson, hablan en un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019.
Una pequeña participante mira a su alrededor mientras el presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson, hablan en un devocional en la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, el 18 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred

El presidente Nelson finalizó sus palabras recordando la Primera Visión, que cumplió 200 años el pasado abril. Y luego, como es típico de él, habló sobre el futuro. “Este será un gran año”, dijo él. “Las personas pueden tener gozo duradero, independientemente de sus circunstancias difíciles.  Todos tenemos desafíos. Es parte de la vida. La senda de los convenios … que lleva al templo … hace posible que tengamos gozo”.