Centroamérica es evidencia de que el evangelio fortalece a las generaciones, dice el élder Bednar

En la montañosa ciudad de Sololá, Guatemala — donde un gran porcentaje de la gente todavía usa ropa tradicional maya — miles de miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se reunieron recientemente para una reunión nocturna de miembros entre semana con el élder David A. Bednar.

Una niña de 9 años de la estaca Sololá Guatemala contuvo sus lágrimas cuando le hizo una pregunta al élder Bednar. “¿Cómo puedo sacar provecho de las escrituras mientras estudio ‘Ven, Sígueme’ con mi familia?”.  

El élder Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, respondió a la pregunta y luego invitó a la niña a subir al estrado. Él le dio una tarjeta con su dirección y le pidió que hiciera todo lo posible por vivir el evangelio y acercarse más al Salvador. “De vez en cuando, envíame una carta y hazme saber cómo te está yendo”, le dijo.

Ella miró al apóstol y luego le echó los brazos alrededor de la cintura.

Una niña abraza al élder David A. Bednar después de que él respondiera a su pregunta en Sololá, Guatemala en noviembre del 2019.
Una niña abraza al élder David A. Bednar después de que él respondiera a su pregunta en Sololá, Guatemala en noviembre del 2019. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Él no pudo saludar individualmente a todos los que estaban en la reunión, pero esperaba poder dejar “el toque que el cielo quería que dejara”.

“Tenemos experiencias extraordinarias con la gente todos los días”, explicó el élder Bednar. “No es solo una experiencia.  Son esas experiencias de manera consistente. … Realmente es uno por uno.  Adonde quiera que vamos”.

De viaje con su esposa, la hermana Susan Bednar, el élder Bednar visitó Centroamérica del 8 al 17 de noviembre — se dirigió a miembros y misioneros y se reunió con líderes gubernamentales en Guatemala, Nicaragua y Honduras.  

“Hay una sensación de impulso espiritual en toda Centroamérica”, dijo al regresar. “Esta es un área próspera de la Iglesia. Está creciendo. Estamos construyendo templos aquí. Estamos creando estacas. Y se puede ver la bondad en los rostros de todos estos buenos miembros.

“Cuando miras a estos miembros, te das cuenta de que el plan del Padre es un plan de felicidad porque se nota en sus rostros”.

Ciudades con templos

La visita del élder Bednar siguió a una asignación anterior en Inglaterra, donde presidió el seminario de historia familiar RootsTech Londres de la Iglesia. Durante la recepción VIP del RootsTech, el élder Bednar conoció a la embajadora de Nicaragua en Inglaterra.

El élder David A. Bednar se dirige a los miembros en Managua, Nicaragua en noviembre del 2019.
El élder David A. Bednar se dirige a los miembros en Managua, Nicaragua en noviembre del 2019. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Ella organizó una reunión para el élder Bednar en Nicaragua con varios ministros del gobierno, representantes del Departamento de Estado y representantes de la Oficina del Presidente.

Durante 30 minutos en una reunión de desayuno, el élder Bednar explicó qué es un templo y por qué La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está construyendo un templo en Managua, Nicaragua.

Solo el Señor pudo organizar una reunión aparentemente casual en Londres con una líder que luego organizaría reuniones importantes en Nicaragua, dijo el élder Bednar, quien había sido asignado a visitar ambos países meses antes.

Más tarde ese día, el élder y la hermana Bednar se reunieron con jóvenes de la estaca Managua Nicaragua durante un devocional a las 2 p. m. “Nos sorprendió enterarnos de que muchos obispos habían escrito notas para que sus jóvenes tuvieran justificación para salir antes de la escuela a fin de poder asistir a la reunión”, dijo la hermana Bednar.

Las preguntas que los jóvenes hicieron durante la reunión fueron inspiradoras, dijo. “Una que me llamó la atención fue: ‘¿Cómo podemos prepararnos como jóvenes para un templo en nuestro país y permitir que nuestras luces brillen en nuestra nación?’”

Los jóvenes participan en un devocional con el élder David A. Bednar en Nicaragua en noviembre del 2019.
Los jóvenes participan en un devocional con el élder David A. Bednar en Nicaragua en noviembre del 2019. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

En respuesta, el élder Bednar se centró en las bendiciones de tener un templo cerca y en cómo los miembros pueden reclamar esas bendiciones. Él habló sobre la “necesidad de entender la naturaleza de los convenios y las ordenanzas que recibirán en el templo, para que puedan recordarlos y honrarlos”.

El élder Bednar también habló sobre el templo durante las visitas a la Ciudad de Guatemala y Quetzaltenango, Guatemala — donde la Iglesia tiene templos — y San Pedro Sula, Honduras — donde, al igual que en Managua, los líderes de la Iglesia han anunciado un templo.

“Es más fácil edificar un templo que edificar un pueblo preparado para recibir el templo”, comentó el élder Bednar, citando al presidente Russell M. Nelson.

En cada ciudad con templo, el élder Bednar alentó a los miembros a completar su historia familiar. Solo un pequeño porcentaje de miembros en Nicaragua y en San Pedro Sula, Honduras, han completado cuatro generaciones de su historia familiar.

‘¡Esto es un milagro!’

La hermana Bednar dijo que también había sido una bendición estar con los misioneros en Centroamérica.

“En la reunión misional con las misiones Honduras San Pedro Sula Este y Oeste, el élder Bednar les enseñó a los misioneros que el Espíritu Santo es el verdadero maestro, y que debían anotar las impresiones y sentimientos que vinieran del Espíritu Santo durante la reunión”, dijo la hermana Bednar. “Luego él preguntó: ‘¿Qué les llamó la atención de los mensajes que leyeron?’ 

“Un misionero respondió: ‘Debería orar para saber lo que Dios quiere para mí y tener la fe para aceptar Su voluntad. Puedo descubrir Su voluntad al amar a otros y servir’. El misionero se detuvo brevemente y luego dijo que mientras estaba compartiendo sus pensamientos, recibió una impresión en ese mismo momento sobre lo que Dios quería que hiciera cuando regresara de su misión a su casa.

La hermana Susan Bednar habla a los jóvenes durante un devocional en Nicaragua en noviembre del 2019.
La hermana Susan Bednar habla a los jóvenes durante un devocional en Nicaragua en noviembre del 2019. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“El misionero estaba visiblemente conmovido por lo que estaba sucediendo. El élder Bednar le dijo: ‘¡Esto es un milagro revelador!’ La sonrisa en el rostro del misionero indicó que él había entendido”.

El élder y la hermana Bednar también se reunieron con el presidente de la estaca Quetzaltenango Guatemala El Bosque, Carlos A. Tzic, y se enteraron de que su hija regresaría de la Misión Guatemala Antigua a su casa esa misma semana. “Estábamos animados de que nos reuniríamos con los misioneros de esa misión al día siguiente y podríamos decirle a la hermana Tzic lo emocionada que estaba su familia por su regreso a casa”, recordó la hermana Bednar. “Fue una ‘tierna misericordia’ para todos nosotros”.

A veces las personas piensan que los líderes de la Iglesia viajan a tierras extranjeras para ayudar a los miembros.  “Pero ver la profunda devoción y la bondad cristiana en los rostros de los miembros nos bendice a Susan y a mí de maneras extraordinarias”, dijo el élder Bednar.

“Se puede ver lo que logra el evangelio a través de las generaciones para fortalecerlos como individuos y como familias. … Se puede ver cómo el evangelio cambia a las personas”.