Cómo los santos de los últimos días alrededor del mundo adoraron en casa el domingo debido a preocupaciones sobre el coronavirus

En un día de reposo como ningún otro en la historia de la Iglesia, los santos de los últimos días en todo el mundo se reunieron con sus seres amados en salas — tanto reales como virtuales — para orar, adorar, cantar himnos y estudiar juntos el evangelio.

Esas pequeñas reuniones trajeron algo de paz y claridad en un momento definido por el temor mundial y la incertidumbre con la que las naciones luchan para contener la pandemia del COVID-19. El 12 de marzo los líderes de la Iglesia anunciaron que se suspendían temporalmente todas las reuniones dominicales.

Muchos santos de los últimos días hallaron consuelo adicional durante sus servicios dominicales en su hogar al escuchar el consejo de un “visitante” especial en esas reuniones — un mensaje de esperanza que por video publicó el presidente Russell M. Nelson.

Algunas familias e individuos de diferentes partes del mundo tomaron un momento de un inolvidable domingo, el 15 de marzo, para compartir sus experiencias del día de reposo con Church News:

Noreste de España

Un día después de que el gobierno de España declarara el estado de emergencia, la familia García Campos disfrutó de un desayuno de robustos panqueques en su hogar en Tarragona, al noreste de España, antes de vestirse con su ropa de domingo para la reunión sacramental en la sala de su casa.

Carmen Campos, su esposo, José García y su hija adolescente, Marta, se preparan para un servicio sacramental en su hogar en Tarragona, España. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
Carmen Campos, su esposo, José García y su hija adolescente, Marta, se preparan para un servicio sacramental en su hogar en Tarragona, España. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Carmen Campos

Su grupo del día de reposo fue mucho más pequeño de lo usual: José García, su esposa, Carmen Campos y su hija adolescente, Marta.

Pero a pesar de las preocupaciones que hay por toda España, “una calma especial definió el día”, informó Carmen Campos.

La familia García Campos tenía permiso para administrar los sacramentos en su hogar; así que García reverentemente bendijo y repartió el pan y el agua entre su pequeña familia. 

El servicio sacramental del hogar de los García Campos incluyó un detallado programa destacado por un video con palabras reconfortantes del presidente Russell M. Nelson. Las reuniones tradicionales fueron canceladas el 15 marzo de 2020, por causa de la pandemia del coronavirus.
El servicio sacramental del hogar de los García Campos incluyó un detallado programa destacado por un video con palabras reconfortantes del presidente Russell M. Nelson. Las reuniones tradicionales fueron canceladas el 15 marzo de 2020, por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Carmen Campos

Con el acompañamiento de Marta en el piano, cantaron himnos antes de ver el video con el mensaje del presidente Nelson. Las palabras del presidente de la Iglesia “nos consolaron, alejaron nuestros temores y nos hicieron sentir agradecidos”, dijo Campos. “Creemos en la Iglesia y oramos por nuestro amado profeta que nos mantiene comunicados con el Señor”.

Después de compartir testimonios, la familia pasó el resto del día mirando discursos de los líderes de la Iglesia, escuchando himnos y ministrando a amigos y a sus seres queridos en su comunidad, por medio de textos y videoconferencias.

“Hemos puesto muchas metas para las semanas que vienen — la primera es continuar con el seminario utilizando las videoconferencias”, dijo Campos.

Valle de Salt Lake, Utah

A miles de kilómetros de distancia, en el valle de Salt Lake de Utah, Christa Woodall y su compañera de cuarto, Christina Davis, organizaron una reunión de día de reposo en vivo por Facebook. 

Christa Woodall, a la izquierda, y su compañera de cuarto, Christina Davis, organizan una reunión en vivo de día de reposo en Facebook desde su hogar en el norte de Utah. Muchos participaron en la reunión virtual. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
Christa Woodall, a la izquierda, y su compañera de cuarto, Christina Davis, organizan una reunión en vivo de día de reposo en Facebook desde su hogar en el norte de Utah. Muchos participaron en la reunión virtual. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Crista Woodall

El servicio virtual de adoración fue animado y cordial.

“Saludé a las personas cuando aparecían en vivo y al final de casi una hora de conversación, el video tenía 90 visitas”, dijo Woodall. “Entre esas visitas había amigos que no son miembros de nuestra Iglesia y creo que esta es una oportunidad maravillosa de no solo hablar del evangelio con nuestros amigos santos de los últimos días, sino también de compartir ese mensaje con cualquier otra persona en mi red de Facebook”.

Durante su conversación de “Ven, sígueme”, Christa y Christina se aseguraron de agregar contexto para que sus participantes en línea de todas las denominaciones pudieran entender mejor el significado del libro de Jacob.

Santo Domingo, República Dominicana

En Santo Domingo, República Dominicana, el élder Jorge M. Alvarado, un setenta autoridad general y consejero en la presidencia del Área Caribe, dijo que el día de reposo del 15 de marzo marcó “un domingo muy solemne”.

Para las autoridades generales como el élder Alvarado, los domingos están normalmente llenos con reuniones de estaca y de distrito repletas de cientos de santos de los últimos días.

Pero en ese día, el servicio sacramental del élder Alvarado se realizó en la sala de su hogar en Santo Domingo, junto con su esposa, la hermana Cari Lu Alvarado, y su hijo de 16 años, Jorge Daniel.

Los Alvarado primero captaron la señal de la emisión semanal de “Música y Palabras de Inspiración”, antes de que Jorge Daniel bendijera y administrara los sacramentos a sus padres y a sí mismo.

En ese día inolvidable, el élder Alvarado le dijo a Church News que fue edificado por las palabras del himno, “It is Well with My Soul” (“Estoy bien con mi Dios”).

“Lloramos juntos y compartimos mensajes, como se nos pidió hacer”, dijo él. “Sabemos que hay desafíos, pero tenemos paz por motivo de Jesucristo y de la Expiación”.

El mensaje del video del presidente Nelson les dio a los Alvarado consuelo adicional. Ellos lo han visto repetidas veces.

“[El profeta] dio un mensaje de amor y firmeza: si somos obedientes, el Señor nos cuidará”.

Cali, Colombia

La familia Trochez disfrutó de su servicio de día de reposo en Cali, Colombia, junto con parientes de todas las edades.

 “Fue una experiencia muy espiritual el participar juntos de los sacramentos y estamos muy agradecidos de tener un profeta que nos guía”, escribió Argemiro Trochez en un email. “Siento que nuestro Padre Celestial no nos abandonará en estos momentos difíciles y aprecio mucho tener el poder del sacerdocio en mi hogar.

La familia Trochez se reúne para un servicio sacramental en su hogar en Cali, Colombia, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
La familia Trochez se reúne para un servicio sacramental en su hogar en Cali, Colombia, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Argemiro Trochez

“Siento el amor de mi Salvador en este inolvidable día de reposo”.

El estudiar juntos “Ven, sígueme” proporcionó una guía inapreciable para la familia Trochez.

“Nos pusimos metas también como familia para servir junto con el Señor en Su viña, aun en medio de la crisis. Me siento inmensamente bendecido por tener las herramientas para fortalecer mi espíritu y a mi familia”.

Gilbert, Arizona

En Gilbert, Arizona, Dustin y DeLynne Brown, junto con sus seis hijos, se pusieron su ropa de domingo y compartieron testimonios e instrucción en su hogar.

“Recibimos los consejos de nuestro presidente de estaca y de nuestro obispo para crear una ambiente de reverencia en nuestro hogar”, informó DeLynne Brown. “Para seguir esos consejos, pusimos en orden nuestro hogar y uno de nuestros hijos tocó himnos de la Iglesia en el piano”.

La familia Brown, de Gilbert, Arizona, se reúne en su sala para un servicio de día de reposo en su hogar. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
La familia Brown, de Gilbert, Arizona, se reúne en su sala para un servicio de día de reposo en su hogar. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de DeLynne Brown

La joven familia también analizó cómo pueden ellos sentir gozo y paz todavía en tiempos de incertidumbre.

“Nuestro Padre Celestial nos conoce y sabe por lo que estamos pasando. Podemos mirar hacia nuestro profeta para guía y preparación. El don del conocimiento y del poder del sacerdocio nos bendecirá, nos fortalecerá y nos sostendrá en todas las cosas”.

En el mismo momento en el que los Brown se dispusieron para su servicio dominical de adoración en su hogar, los Brock (Michael, Nanda y Jessica) se reunieron también para su aprobado servicio sacramental en su hogar en Henderson, Nevada.

Michael Brock y su hija, Jessica, se preparan para tomar los sacramentos en su hogar en Henderson, Nevada, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
Michael Brock y su hija, Jessica, se preparan para tomar los sacramentos en su hogar en Henderson, Nevada, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Nanda Brock

“Pudimos administrar los sacramentos y todos sentimos el Espíritu Santo al participar juntos de la Santa Cena”, escribió Michael Brock.

 Jessica, de 14 años, compartió entonces la lección semanal del manual “Ven, sígueme”.

“Hablamos de la alegoría de los olivos y de cómo el Señor es misericordioso para con sus hijos, con Su brazo extendido hacia nosotros continuamente”.

El hijo mayor de los Brock, Mike, vive en el área de Dallas-Fort Worth, Texas, y no pudo unirse a su familia para el servicio de día de reposo en su hogar en aquel día. Pero pudo mirar el recientemente publicado video que produjo la Iglesia, #Escúchalo, acerca de Cristo y leyó las escrituras, “reflexionando en las experiencias e impresiones espirituales que tuve en la semana”.

Wiesbaden, Alemania

Diego Escobar pasó el día de reposo a solas en su hogar en Wiesbaden, Alemania — pero no estaba solo.

Después de ponerse su traje de domingo, él respondió a una videollamada de tres hombres y una mujer de su barrio. Juntos, esos cinco amigos disfrutaron de un servicio dominical por medio de la tecnología.

“El hermano que organizó la videollamada fue el primer consejero del obispo y él presidió y dirigió la reunión”, dijo Escobar. “Cantamos un himno, ofrecimos una oración…. y entonces el hermano que presidía compartió algunas escrituras y concluyó con su testimonio. Después, nos animó a compartir nuestros testimonios”.

Aún después de que la videollamada terminó, Escobar se quedó vestido con su ropa de domingo — “listo para cumplir con cualquier asignación que se me diera”.

Misión Texas San Antonio

El élder Kevin Christensen y su esposa, la hermana Geri Christensen, pasaron el día de reposo del 15 de marzo haciendo sus deberes como misioneros mayores asignados a la Misión Texas San Antonio.

Ellos pasaron juntos una mañana tranquila estudiando “Ven, sígueme” y escuchando la transmisión de “Música y Palabras de Inspiración” junto con mensajes recientes de las autoridades generales. Luego se apresuraron a salir para una cita para enseñar. 

“Esperamos tener futuros días de reposo para adorar”, escribieron en un email.  “Sentimos que tendremos experiencias espirituales especiales al orar y ser guiados por el Espíritu”.

Alpine, Utah

Richard y Tara Mickelsen disfrutaron de la reunión sacramental dominical en su hogar en Alpine, Utah, con algunos familiares y cuatro mujeres de su barrio.

La hermana Mickelsen, una miembro de la Mesa Directiva General de la Primaria, dijo que los eventos externos del día le hicieron sentir gratitud por un profeta viviente y por el poder de un hogar centrado en evangelio.

“Para mí, fue una dulce experiencia ver a mi esposo y a mi yerno bendecir y repartir dignamente los sacramentos a cada uno de nosotros”, escribió ella. “Fue reconfortante también el saber que, a pesar de lo que pase fuera de nuestro control, [la santa cena] siempre puede ser una bendición que podemos experimentar.  

“Al analizar las escrituras, cada persona contribuyó con experiencias personales y con pensamientos que nos enriquecieron a todos nosotros. También disfrutamos de la oportunidad de pasar tiempo juntos — algo que no siempre pasa con todo lo apurado de nuestra agenda en la capilla. 

“Estuvimos agradecidos también de poder ver el reciente mensaje del presidente Nelson, lo cual fue reconfortante y nos ayudó a poner las cosas en una perspectiva correcta”.

La hermana Mickelsen dijo que le hizo falta asociarse con sus hermanos del barrio el domingo. Pero el adorar en el hogar “nos recordó de lo que se trata el evangelio de Jesucristo — de las ordenanzas, de los convenios y de la dulce asociación con nuestra familia y amigos”.

Limoges, Francia

El domingo fue un día muy ocupado en su hogar en Limoges, Francia para Thomas y Carole Raymond y sus tres hijos pequeños. Pero la familia se aseguró de hacer tiempo para renovar sus sagrados convenios y para adorar juntos.

Carole Raymond y sus tres jóvenes hijos se preparan para tomar los sacramentos en su hogar cerca de Limoges, Francia, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus.
Carole Raymond y sus tres jóvenes hijos se preparan para tomar los sacramentos en su hogar cerca de Limoges, Francia, el 15 de marzo de 2020. Las reuniones tradicionales fueron canceladas por causa de la pandemia del coronavirus. Credit: Foto cortesía de Thomas Raymond

“Le recordé a mis hijos, en pocas palabras, acerca de la importancia de los sacramentos y de lo que estábamos haciendo”, escribió Thomas Raymond.

En San Clemente, California

Los servicios del día de reposo en el hogar les permitieron a Russ y a Barbara Bell, de San Clemente, California, compartir con su familia inmediata su servicio de adoración dominical — incluyendo a su hijo misionero de tiempo completo, el élder Joe Bell, quien está sirviendo en la Misión Taiwán Taipéi.

Los Bell se han acostumbrado a estudiar “Ven, sígueme” junto con el élder Bell durante sus llamadas semanales a casa.

Los Bell disfrutan de una reunión de día de reposo en su hogar en San Clemente, California, el 15 de marzo de 2020.
Los Bell disfrutan de una reunión de día de reposo en su hogar en San Clemente, California, el 15 de marzo de 2020. Credit: Foto cortesía de Russ Bell

La inusual reunión sacramental del domingo en el hogar le recordó a la familia que el hogar puede ser un lugar sagrado de adoración y un refugio donde reside el Espíritu.

“Nuestros dos hijos llegaron tarde de BYU la noche anterior y fue maravilloso tener a todos en persona, excepto a nuestro misionero, en la misma habitación”, escribió Barbara Bell. “La tecnología y el permiso de hablar con los misioneros cada semana han hecho posible que estemos juntos todos y seamos fortalecidos mutuamente.

“Este cambio me ha hecho pensar más en ministrar y en cómo magnificar mis llamamientos sin la necesidad de ir a la capilla para hacerlo”.