El élder Bednar realiza primera visita histórica a Sudán y se reúne con líderes religiosos y gubernamentales

El élder David A. Bednar se convirtió en el primer miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles en visitar la República del Sudán durante un viaje de cuatro días a la nación africana a comienzos de febrero.

“Estamos encantados de estar aquí en Sudán”, dijo el élder Bednar en una entrevista de video con la Sala de Prensa. “Estamos aquí en una gran época de transición. Hay un nuevo gobierno, están teniendo lugar nuevas reformas en el país. Es una etapa temprana y el país sigue progresando”.

La visita del líder de la Iglesia fue posible debido a su relación con Omer Dahab, exministro en funciones de Relaciones Exteriores de Sudán y representante permanente ante las Naciones Unidas. La conexión del élder Bednar con Dahab posibilitó una serie de reuniones productivas con varios líderes gubernamentales en el país durante la visita que tuvo lugar del 8 al 12 de febrero. 

El élder David A. Bednar saluda al ex primer ministro de Sudán, Sadig al-Mahdi, durante una visita a Jartum, Sudán, en febrero de 2020.
El élder David A. Bednar saluda al ex primer ministro de Sudán, Sadig al-Mahdi, durante una visita a Jartum, Sudán, en febrero de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Hubo un espíritu genuino de amistad y acogida entre estos líderes”, dijo el élder Bednar, luego de una reunión con el ministro de Asuntos Religiosos, Nasr-Eddin Mofarah Ahmen Mohamed, y una cena con miembros del Consejo Sudanés de Iglesias.

En sus reuniones con líderes religiosos, el élder Bednar — acompañado por su esposa, la hermana Susan Bednar — enfatizó el apoyo de la Iglesia a la libertad de religión y conversó sobre la importancia de la tolerancia religiosa y la larga historia de coexistencia entre cristianos, judíos y musulmanes en Sudán.

La República del Sudán se sitúa en el noreste del continente africano, rodeado de Egipto, el mar Rojo y Etiopía, entre otros países. El país tiene una larga historia de inestabilidad política — incluida una reciente revolución, que llevó a la creación del Consejo Soberano a fines de 2019.

Durante su visita, el élder Bednar se reunió con el vicepresidente del Consejo Soberano, que sirve como jefe de estado interino en Sudán después de la revolución. Ambos líderes expresaron una esperanza común por el brillante futuro del pueblo sudanés y su país.

El élder David A. Bednar y la hermana Susan Bednar se reúnen con miembros del Consejo Sudanés de Iglesias en febrero de 2020.
El élder David A. Bednar y la hermana Susan Bednar se reúnen con miembros del Consejo Sudanés de Iglesias en febrero de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Además, el élder Bednar se reunió con el Consejo Religioso Sufí. Según el informe de la Sala de Prensa, sus reuniones llevaron a “expresiones de apoyo hacia todo el pueblo y una denuncia general del extremismo religioso”.

El élder Bednar Dijo: “De camino, nos preguntábamos cómo nos recibirían debido a que somos cristianos, y dondequiera que hemos ido ha sido notable ver cuánto tienen en común el islam y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

Sobre su reunión con los líderes del sufismo, el élder Bednar añadió: “Fue una conversación muy agradable, estaban muy animados y resaltaron cuánto tienen en común nuestras dos comunidades religiosas”.

En una reunión con Lina Al-Sheikh Omer Mahjoub, la ministra de Trabajo y Desarrollo Social, y Osman Shaiba, el secretario general del Consejo Nacional para el Bienestar del Niño de Sudán, el élder Bednar compartió sus preocupaciones sobre los desafíos que enfrentan las familias de Sudán.

Abas Fadelallah Ali, comisionado general de la Comisión de Ayuda Humanitaria, explicó que los líderes gubernamentales están trabajando para superar los desafíos constantes que enfrentan las familias y los ciudadanos de Sudán y se están esforzando por cuidar mejor de las comunidades desatendidas tales como los huérfanos y los refugiados.

El élder David A. Bednar se reúne con la ministra de Trabajo y Desarrollo Social de Sudán, Lina Al-Sheikh Omer Mahjoub, en Jartum, Sudán, en febrero de 2020.
El élder David A. Bednar se reúne con la ministra de Trabajo y Desarrollo Social de Sudán, Lina Al-Sheikh Omer Mahjoub, en Jartum, Sudán, en febrero de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Al reunirse con el comisionado Ali, el élder Bednar dijo: “La organización benéfica Latter-day Saint Charities ha apoyado los esfuerzos humanitarios en Sudán durante muchos años. Seguiremos buscando oportunidades de asociarnos con organizaciones locales para ayudar a aquellos que tienen necesidad en Sudán”.

Luego de sus reuniones con los líderes de Jartum, la capital sudanesa, el élder Bednar expresó un sentimiento de esperanza por el futuro de la nación de 43 millones de habitantes, que está experimentando un período histórico de transición económica y política.

“Vemos un gran optimismo al reunirnos con personas en una amplia variedad de entornos. Tienen muchas ansias de libertad, más libertad de la que han tenido en el pasado, y el gobierno parece muy decidido a lograr cumplir esa promesa”, dijo él.

Para el élder Bednar, uno de los momentos destacados de la visita fue su reunión con el imán Sadig al-Mahdi, un ex primer ministro cuyo bisabuelo fue un líder muy venerado en el área en el siglo XIX. Sobre su visita al imán al-Mahdi en su hogar, el élder Bednar dijo que aprendió de la perspectiva notable del imán sobre la historia de Sudán.

Aprender de su pasado es crucial para el pueblo sudanés a medida que trabaja para hacer avanzar el país con unidad y reformas, dijo el imán al-Mahdi. 

El élder David A. Bednar se reúne con el Consejo Religioso Sufí en Jartum, Sudán, en febrero de 2020.
El élder David A. Bednar se reúne con el Consejo Religioso Sufí en Jartum, Sudán, en febrero de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Luego de su visita de cuatro días, el élder Bednar compartió su gratitud por la visita y las reuniones que tuvo. Aunque la nación africana tiene muchos desafíos, hay líderes dedicados que trabajan duro para edificar el país, dijo él. “La República del Sudán tiene un futuro brillante. Sentimos una estrecha afinidad con las personas de Sudán y nos impresionamos con cada persona que conocimos”.