Video de Church News — ‘ProjectProtect: El milagro de los 5 millones de mascarillas’

A medida que la pandemia de COVID-19 se intensificó en Utah el mes pasado, los profesionales de la salud comenzaron a prepararse para una oleada de pacientes enfermos y a la vez una disminución en el equipo médico protector para aquellos que los tratarían.

Para encontrar una solución, recurrieron al lugar más improbable — la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Como se destaca en un nuevo video de Church News, “ProjectProtect: El milagro de los 5 millones de mascarillas”, miles de mujeres santos de los últimos días, a las que se unieron miles más de una comunidad lista y receptiva, han respondido al llamado.

Como resultado, los trabajadores de atención médica de primera línea de Utah están comenzando a recibir mascarillas clínicas — las primeras de 5 millones — hechas por residentes de Utah.

La presidenta Jean B. Bingham, presidenta general de la Sociedad de Socorro, comparó los esfuerzos individuales del proyecto con gotas de agua que, combinadas y dirigidas, forman una cascada.

Ella dirige una organización de 7,1 millones de mujeres en todo el mundo y se ha puesto una mascarilla, guantes y otros equipos de protección para trabajar en las primeras líneas de ProjectProtect — la iniciativa formada para la causa por University of Utah Health, Intermountain Healthcare y la organización benéfica Latter-day Saint Charities.

Los organizadores de la iniciativa obtuvieron material de grado médico, diseñaron un patrón clínico de mascarilla e invitaron al público a realizar el trabajo. Los gremios locales de acolchado y las organizaciones sin fines de lucro que apoyan la atención médica en el área — y, por supuesto, la Sociedad de Socorro — respondieron.

Los voluntarios continúan recogiendo kits sin ensamblar e instrucciones de costura y prometen devolver los proyectos completados cuatro días después para que puedan procesarse y esterilizarse antes de ser distribuidos.

Al analizar la finalización de mascarillas durante las primeras semanas de una iniciativa de cinco semanas, la presidenta Bingham dijo que nunca dudó que el trabajo se fuera a completar. De las mujeres de la Sociedad de Socorro y de otros miembros de esta comunidad, ella simplemente esperaba eso.

Eso es lo que hacen las miembros de la Sociedad de Socorro, dijo. “Miramos a nuestro alrededor y vemos lo que hay que hacer. Cada mujer hace eso”.