Primera Presidencia alienta el uso de arte que muestre reverencia por el Salvador en centros de reuniones

A medida que los líderes de la Iglesia se preparan para levantar la suspensión temporal de los servicios semanales de adoración, la Primera Presidencia ha pedido que los centros de reuniones reflejen una actitud de reverencia hacia el Salvador Jesucristo.

“Se ha autorizado la colocación de arte que represente a Jesucristo en los vestíbulos y entradas de los centros de reuniones”, escribió la Primera Presidencia en una carta fechada el lunes, 11 de mayo.

Esto es parte del esfuerzo continuo del presidente Russell M. Nelson por poner a Jesucristo en el centro de Su Iglesia.

Se alienta a los gerentes de propiedades locales a contactar a los presidentes de estaca y a trabajar con ellos para evaluar los vestíbulos y entradas y realizar las modificaciones necesarias.

Cristo y los niños del Libro de Mormón”, por Del Parson.
Cristo y los niños del Libro de Mormón”, por Del Parson. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Ya que estos espacios establecen la primera impresión y sentimientos al entrar a un centro de reuniones, las obras de arte y el mobiliario pueden ayudar a crear un ambiente espiritual y reverente, según el documento “Principios y pautas para los vestíbulos y entradas de los centros de reuniones” adjunto a la carta.

Las siguientes son cinco pautas para los vestíbulos y entradas:

  • Coloque las obras de arte existentes que representen el rostro del Salvador o que lo representen a Él ministrando a otros en las entradas y vestíbulos del centro de reuniones. Examinen las obras de arte existentes para asegurarse de que estén adecuadamente enmarcadas y exhibidas, así como en buenas condiciones.
  • Ponga otras obras de arte en otras ubicaciones dentro del edificio o retírelas por completo.
  • De ser necesario, elija obras de arte de reemplazo de la “Selección aprobada de obras de arte para vestíbulos” (incluida en la carta de la Primera Presidencia) y siga los estándares aprobados de tamaño y calidad.
  • Evalúe las entradas y vestíbulos como parte de una inspección anual para evaluar el mobiliario, las ilustraciones y los acabados existentes. Haga reemplazos y actualizaciones según sea necesario para mantener un sentimiento de reverencia por el Salvador.
  • Retire de las áreas de vestíbulo las distracciones tales como vitrinas de exhibición, pizarras de anuncios, mesas, caballetes y muebles dañados.

El documento de principios y pautas también incluye una lista de selección aprobada de obras de arte para vestíbulos. Antes de seleccionar obras de arte, debe tenerse en cuenta la disposición de los muebles cerca o debajo de ellas. Los cuadros no deberían ser más anchos que el mueble que tengan debajo.

Las imágenes inferior y superior muestran vestíbulos de centros de reuniones santos de los últimos días con y sin obras de arte enfocadas en el Salvador a fin de ilustrar la forma en que los cambios sugeridos pueden aumentar el enfoque en Jesucristo.
Las imágenes inferior y superior muestran vestíbulos de centros de reuniones santos de los últimos días con y sin obras de arte enfocadas en el Salvador a fin de ilustrar la forma en que los cambios sugeridos pueden aumentar el enfoque en Jesucristo. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Así como cada pieza de mobiliario en el templo contribuye a la atmósfera de paz y adoración, el mismo principio se aplica al mobiliario de los centros de reuniones. La ordenanza de la Santa Cena es “un mayor reconocimiento sagrado del majestuoso sacrificio expiatorio de Cristo”, enseñó el élder Jeffrey R. Holland del Cuórum de los Doce Apóstoles durante la conferencia general de abril de 2019. Las obras de arte de los vestíbulos son un aspecto que puede ayudar a crear reverencia alrededor de esta ordenanza.

El reemplazo o la compra de obras de arte se financia y encarga a través del gerente de propiedades de la Iglesia, según las pautas. La asignación de presupuesto a la unidad local (LUBA) no debe usarse para comprar obras de arte.