3 aspectos clave del nuevo símbolo de la Iglesia, su propósito y uso

Cuando el presidente Russell M. Nelson anunció un nuevo símbolo para identificar a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, enfatizó cómo esto representa el lugar central del Salvador en Su Iglesia. 

“Recordará a todos que esta es la Iglesia del Salvador y que todo lo que hacemos como miembros de Su Iglesia se centra en Jesucristo y en Su evangelio”, dijo el presidente Nelson durante la conferencia general de abril de 2020. 

El nuevo símbolo — que incluye el nombre de la Iglesia en una piedra angular y una representación del “Christus” de Thorvaldsen debajo de un arco — “debería resultarle conocido a muchos, ya que por mucho tiempo hemos relacionado el evangelio restaurado con el Cristo viviente y resucitado”, dijo él.

Poco después del discurso de conferencia del presidente Nelson, los miembros de la Iglesia probablemente notaron que el nuevo símbolo fue agregado a los sitios web oficiales de la Iglesia y a la aplicación Biblioteca del Evangelio.

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles están mostrando cómo se usa el nuevo símbolo; y se están desarrollando pautas detalladas de uso. Se le ha pedido a la División de propiedad intelectual de correlación de la Iglesia que coordine la implementación. 

¿Cuál es el propósito del símbolo y cómo está siendo implementado? Aquí hay tres cosas para tener en cuenta.

1. Es un ‘símbolo’ — no un logotipo

Ocho meses después de haber sido llamado como presidente de la Iglesia, el presidente Nelson emitió una declaración en agosto de 2018 con respecto al nombre de la Iglesia. 

“El Señor inspiró en mi mente la importancia del nombre que Él ha revelado para Su Iglesia, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, escribió él. “Tenemos trabajo por delante para ponernos en armonía con Su voluntad”.

Durante la conferencia general de octubre de 2018, el presidente Nelson enfatizó: “No es un cambio de nombre. No es un proceso de cambio de marca comercial. No es algo cosmético. No es un capricho. Y no es intrascendente. Antes bien, es una corrección. Es el mandamiento del Señor”.

Hay muchos argumentos mundanos en contra de restaurar el nombre correcto de la Iglesia, continuó diciendo él, incluidas las necesidades digitales y la optimización de los sistemas de búsqueda. Pero esta es la Iglesia del Señor.

“Si se tratara de un debate sobre la marca comercial de alguna organización hecha por el hombre, tales argumentos podrían prevalecer”, dijo el presidente Nelson. “Pero en esta cuestión crucial, acudimos a Aquel cuya Iglesia esta es, y reconocemos que los caminos de Jehová no son, y que jamás serán, los caminos del hombre”.

El nuevo símbolo es parte del énfasis del presidente Nelson en el nombre de la Iglesia y no es un esfuerzo de cambio de marca, reafirmó la División de propiedad intelectual. Se trata de comunicación correcta. 

Mientras que un “logotipo” se usa a menudo para marcar productos, un “símbolo” representa o simboliza algo — en este caso, el Salvador como cabeza de Su Iglesia. Como explicó el presidente Nelson, el símbolo es “para ayudarnos a recordarle y para reconocer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como la Iglesia del Señor”. El símbolo “que representará el lugar central de Jesucristo en Su Iglesia”.

2. Es un identificador visual para materiales oficiales de la Iglesia

Al presentarlo, el presidente Nelson declaró que el símbolo “ahora se utilizará como identificador visual en la literatura, las noticias y los eventos oficiales de la Iglesia”. 

“Para evitar confusiones y garantizar una protección legal adecuada, anticipamos que las pautas finales para usar el nuevo símbolo serán algo similares a las pautas actuales para el uso del logotipo de la Iglesia”, explicó Berne Broadbent, director de la División de propiedad intelectual.

El significado del nuevo símbolo de la Iglesia: Jesús está debajo de un arco como un recordatorio de Su resurrección. Él es un Salvador viviente con los brazos extendidos para acoger a todo el que venga a Él. El centro es una representación de la estatua de mármol de Thorvaldsen, el Christus. El nombre de la Iglesia dentro de una forma rectangular representa una piedra del ángulo. Jesucristo es la principal piedra del ángulo (Efesios 2:20).
El significado del nuevo símbolo de la Iglesia: Jesús está debajo de un arco como un recordatorio de Su resurrección. Él es un Salvador viviente con los brazos extendidos para acoger a todo el que venga a Él. El centro es una representación de la estatua de mármol de Thorvaldsen, el Christus. El nombre de la Iglesia dentro de una forma rectangular representa una piedra del ángulo. Jesucristo es la principal piedra del ángulo (Efesios 2:20). Credit: Gráfica de Church News

“Los miembros generalmente no usarán el símbolo, pero la Iglesia usará el símbolo como una forma de identificar el material oficial de la Iglesia”.

Por ejemplo, la política actual establece que el logotipo de la Iglesia (el tipo de letra del nombre de la Iglesia que ahora se encuentra en la piedra angular del nuevo símbolo) no debe usarse de ninguna manera personal, comercial o promocional, como un elemento decorativo, un protector de pantalla o un fondo, o en camisetas, botones o pancartas (véase el Manual general 38.8.11).

El nuevo símbolo se está creando actualmente en 110 idiomas para servir a los más de 16 millones de santos de los últimos días en todo el mundo. Ese proceso incluye traducir el nombre de la Iglesia para asegurar que se ajuste bien a la piedra angular. 

Junto con la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles, la División de propiedad intelectual está revisando todos los materiales producidos por la Iglesia para determinar dónde se puede usar el símbolo de manera apropiada. Esto incluye materiales como papelería, formularios, sitios web, letreros exteriores de edificios y placas de misioneros. 

3. Honrar la reverencia del símbolo

La División de propiedad intelectual está trabajando para instruir a los miembros para que comprendan la intención del nuevo símbolo. Gran parte de ese esfuerzo se centra en la reverencia.

El símbolo tiene raíces bíblicas en la metáfora del apóstol Pablo en Efesios, que describe cómo la Iglesia está edificada sobre el fundamento de los apóstoles y profetas: “siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Efesios 2:20). Representar a Cristo debajo de un arco sirve como un recordatorio de Su levantamiento de la tumba tres días después de Su muerte. 

“Existe un deseo real de honrar la reverencia del contenido del símbolo”, dijo Broadbent. “No lo usaríamos en áreas que no se prestan para preservar ese tipo de dignidad y ese tipo de reverencia por el Salvador”.

Y continuó diciendo: “A las personas les encanta. Quieren usarlo. Quieren relacionarse con eso. Las normas que se están desarrollando ayudarán a los miembros de la Iglesia a sentir esa conexión”.