Los misioneros se reportan seguros luego de terremoto masivo en México

Ningún misionero resultó herido durante el poderoso terremoto de magnitud 7,4 del martes, que sacudió la costa del Pacífico de México.

Todos los misioneros de tiempo completo “están seguros y localizados”, informó el portavoz de la Iglesia, Daniel Woodruff. Los oficiales continúan evaluando cualquier daño que puedan haber sufrido los miembros o las propiedades de la Iglesia.

Al menos seis personas murieron, y muchas más resultaron gravemente heridas como resultado del terremoto del martes. Las víctimas fueron reportadas cerca del epicentro del terremoto en el estado suroeste de Oaxaca, según informó Reuters.

Un testigo de la ciudad turística La Crucecita, en la costa del Pacífico del estado, la cual, según las autoridades mexicanas, fue el epicentro del terremoto, vio cómo los residentes ansiosos permanecían de pie fuera de sus hogares luego del temblor, por temor a las réplicas mortales.

Las personas reaccionan luego de un terremoto de magnitud 7,4 en Oaxaca, México, el martes, 23 de junio de 2020. El terremoto, que tuvo su epicentro cerca del punto turístico de Huatulco en el sur de México, sacudió edificios en la Ciudad de México y envió a miles de personas a las calles.
Las personas reaccionan luego de un terremoto de magnitud 7,4 en Oaxaca, México, el martes, 23 de junio de 2020. El terremoto, que tuvo su epicentro cerca del punto turístico de Huatulco en el sur de México, sacudió edificios en la Ciudad de México y envió a miles de personas a las calles. Credit: AP Photo/Luis Alberto Cruz Hernández

Las casas tenían grandes grietas a lo largo de las paredes y los residentes procuraban limpiar los escombros de las calles. Alrededor de 200 casas de la zona sufrieron daños, incluidas 30 que recibieron un grave impacto, dijo un funcionario local.

Las caídas de rocas bloquearon las sinuosas carreteras de montaña entre la ciudad capital del estado, Oaxaca, y la costa. Los trabajadores de rescate informaron acerca de tres personas gravemente heridas en el remoto pueblo de Santa Catarina Xanaguia, situado en una colina, dijo un funcionario del estado.

Ellos lucharon durante horas para llegar al asentamiento, cerca del epicentro, donde el terremoto derrumbó hogares y partes de la ladera, dijo el oficial.

Mientras tanto, en la Ciudad de México, los edificios se sacudieron con fuerza y las personas corrieron a las calles al sonar una alarma sísmica de alerta temprana, informó Reuters.

Dos personas resultaron heridas y más de 30 edificios de la capital sufrieron daños, dijeron los oficiales.

Un policía de pie frente a un edificio parcialmente derrumbado luego de un terremoto en Oaxaca, México, el martes, 23 de junio de 2020. El terremoto tuvo su epicentro cerca del punto turístico de Huatulco, en el estado sureño de Oaxaca.
Un policía de pie frente a un edificio parcialmente derrumbado luego de un terremoto en Oaxaca, México, el martes, 23 de junio de 2020. El terremoto tuvo su epicentro cerca del punto turístico de Huatulco, en el estado sureño de Oaxaca. Credit: AP Photo/Luis Alberto Cruz Hernández

El terremoto del martes golpeó casi tres años después de que un par de terremotos masivos cobraran cientos de vidas, incluidas las de varios santos de los últimos días. 

El primero sacudió el sur de México el 7 de septiembre de 2017 y mató a más de 90 personas, entre ellas, tres miembros. El segundo ocurrió más cerca de la extensa capital de la Ciudad de México el 19 de septiembre y mató a más de 300 personas. 

La Iglesia respondió a esas catástrofes con un esfuerzo de ayuda de gran escala y brindó asistencia en forma de provisiones, equipamiento y trabajo voluntario esencial. El élder Neil L. Andersen, del Cuórum de los Doce Apóstoles, visitó las regiones afectadas por el terremoto unos meses después y ofreció una edificación espiritual muy apreciada a todos los mexicanos que aún se estaban recuperando de los desastres naturales.