Primera Presidencia anuncia cambios en ceremonia de investidura del templo, mencionando ‘un deseo de mejorar la experiencia de aprendizaje del templo’

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció cambios en la ceremonia de investidura sagrada del templo ayer, reconociendo “una preocupación por todos y un deseo de mejorar la experiencia de aprendizaje del templo”.

Los cambios vienen al tiempo que la Iglesia retoma todas las ordenanzas por los vivos en 12 templos, tan solo cuatro meses después de que los líderes cerraran todos los templos del mundo en respuesta a la pandemia del COVID-19.

“Las enseñanzas sagradas, las promesas y las ceremonias del templo son de origen antiguo, y dirigen a los hijos de Dios hacia Él a medida que hacen más convenios y aprenden más sobre Su plan, incluido el papel del Salvador Jesucristo”, escribieron el presidente Russell M. Nelson y sus consejeros, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring, en una declaración publicada el 20 de julio.

“A través de la inspiración, los métodos de instrucción en la experiencia del templo han cambiado muchas veces, incluso en la historia reciente, para ayudar a los miembros a comprender y vivir mejor lo que aprenden en el templo”, escribieron. “Parte de la experiencia del templo incluye la realización de convenios sagrados o promesas a Dios. La mayoría de las personas están familiarizadas con las acciones simbólicas que acompañan a la realización de convenios religiosos (como la oración, la inmersión de un individuo en el bautismo o tomarse de la mano durante una ceremonia de matrimonio). Acciones simbólicas y simples similares acompañan la realización de los convenios del templo.

“Con una preocupación por todos y un deseo de mejorar la experiencia de aprendizaje del templo, se han autorizado cambios recientes a la ceremonia de investidura del templo. Dada la naturaleza sagrada de las ceremonias del templo, les pedimos a nuestros miembros y amigos que no participen en especulaciones o discusiones públicas sobre estos cambios. Más bien, invitamos a los miembros de la Iglesia a continuar esperando el día en que puedan regresar y participar plenamente en la obra sagrada del templo en oración y agradecimiento”.

Desde mayo, los líderes de la Iglesia han estado implementando “una reapertura escalonada, precavida y cuidadosamente coordinada de los templos”. Esto comenzó el 11 de mayo con la realización de ordenanzas de sellamiento para esposos y esposas vivos previamente investidos en templos seleccionados.

La reapertura escalonada de los templos de la Iglesia incluye cuatro fases, tal como se detalló en una carta de la Primera Presidencia publicada el 7 de mayo. 

El anuncio de hoy significa que 12 templos pasarán de la fase 1 a la fase 2 — lo cual incluye a las personas que recibirán sellamientos de hijos a padres vivos y ordenanzas propias de investidura. Las ordenanzas se efectuarán de lunes a sábados con cita previa para quienes vivan dentro del distrito de cada templo. La Iglesia tendrá una cantidad muy limitada de participantes y personal en el templo en cada ocasión.

Los obreros del templo en los siguientes templos comenzarán a efectuar todas las ordenanzas por los vivos el lunes, 27 de julio:

  • El Templo de Billings, Montana
  • El Templo de Bismarck, Dakota del Norte
  • El Templo de Columbus, Ohio
  • El Templo de Copenhague, Dinamarca
  • El Templo de Estocolmo, Suecia
  • El Templo de Frankfurt, Alemania
  • El Templo de Freiberg, Alemania
  • El Templo de Helsinki, Finlandia
  • El Templo de La Haya, Países Bajos
  • El Templo de Seúl, Corea
  • El Templo de Taipéi, Taiwán
  • El Templo de Winter Quarters, Nebraska

Tres templos más se añadieron hoy a la lista de templos en funcionamiento que actualmente están en la fase 1, en la que los obreros llevan a cabo sellamientos por los vivos solo para los miembros previamente investidos:

  • El Templo de Columbia River, Washington
  • El Templo de Guayaquil, Ecuador
  • El Templo de Preston, Inglaterra

Incluidos los 12 templos en fase 2 y los 113 templos en fase 1, 125 de los 168 templos de la Iglesia en todo el mundo estarán abiertos o programados para abrir de forma limitada a partir del 27 de julio.

A medida que lo permitan las restricciones y condiciones locales cambiantes, el Departamento de Templos de la Iglesia autorizará oportunidades adicionales del templo, incluida la participación en ordenanzas vicarias, la cual forma parte de la fase 3.

La reapertura escalonada de los templos de la Iglesia incluye lo siguiente:

  • Fase 1: Apertura con restricciones, solo para sellamientos por los vivos. Los obreros del templo llevarán a cabo sellamientos de personas vivas solo para miembros que ya estén investidos y bajo pautas y precauciones de seguridad estrictas.
  • Fase 2: Apertura solo para todas las ordenanzas por los vivos. Los obreros del templo llevarán a cabo todas las ordenanzas del templo por personas vivas, pero mantendrán cerrados el hospedaje, el servicio de lavandería y la cafetería.
  • Fase 3: Apertura para todas las ordenanzas de forma limitada. Los obreros del templo seguirán brindando ordenanzas para las personas vivas y brindarán ordenanzas vicarias para los antepasados de una forma limitada. La Iglesia abrirá los hospedajes, servicios de lavandería y cafetería según sea necesario.
  • Fase 4: Apertura para todas las operaciones. La Iglesia reanudará el funcionamiento regular de los templos.

“Pedimos su fe y oraciones constantes para que esta pandemia y sus persistentes efectos puedan pasar. Esperamos con ansias el día en que podamos retomar el funcionamiento pleno de nuestros templos, congregaciones y el servicio misional”, escribió la Primera Presidencia en la declaración del 7 de mayo.