Música y Palabras de Inspiración: ‘En pos de una sociedad más cultivada’

Nota del editor: “Palabras de Inspiración” es compartida por Lloyd Newell cada domingo durante la transmisión semanal del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo. Esta transmisión fue publicada previamente y será retransmitida el 16 de agosto de 2020.

En la primavera de 1945, con el mundo aún afectado por la más devastadora de las guerras en la historia de la humanidad, líderes de 50 naciones se reunieron en San Francisco con la enorme expectativa de crear una organización internacional que llegara a “salvar a generaciones futuras del flagelo de la guerra”. Así nacían las Naciones Unidas, con el fin de promover derechos humanos, leyes internacionales, y un mejor estándar mundial de vida.

Claro que ha habido conflictos desde entonces, aunque ninguno de ellos tan letal como la Segunda Guerra Mundial. Los derechos humanos y las leyes internacionales se siguen violando en todo el mundo, y aunque el estándar de vida es más elevado, mucha gente aún vive en condiciones paupérrimas. Pero, aunque tras 75 años se oyen voces de crítica sobre los logros de la ONU, no se la puede acusar de tener objetivos mediocres. Como lo dijo un historiador, “El reto más grande de la organización ha sido la notable diferencia entre sus ambiciones y su capacidad real”.

¿Pero no podría decirse lo mismo de todos nosotros? ¿No tenemos acaso esperanzas y sueños que a veces parecen inalcanzables? Si no es así, si solo nos mantenemos dentro de los límites de lo que sabemos que podemos lograr, no creceremos y quizá jamás logremos nada significativo. Ya fuere que tengamos la meta de mejorar el mundo o a nosotros mismos, ¿no es siempre mejor aspirar a lo más alto y quedarnos cortos, que darnos por vencidos?

Un periodista observó que aun cuando la ONU “nunca cristalizó las esperanzas de sus fundadores, igual ha logrado mucho”. Una de las formas en que ha hecho esto es al ampliar el ámbito de dignatarios gubernamentales, y buscar la ayuda de grupos comunitarios, organizaciones de beneficencia, e instituciones religiosas. Esos son objetivos loables para la sociedad entera. Todos nos necesitamos los unos a los otros; debemos tender puentes y abrir puertas que nos unan a quienes comparten nuestras altas aspiraciones. Es posible que no concretemos cada uno de nuestros sueños, pero los mayores logros de la vida se presentan mientras lo intentamos.

En sintonía …

La transmisión del programa “Música y Palabras de Inspiración” está disponible en KSL-TV, KSL Radio 1160AM/102.7FM, ksl.com, BYU-TV, BYU Radio, Dish y DirectTV, SiriusXM Radio (Canal 143), la página web y el canal de YouTube del Coro de Tabernáculo, y Amazon Alexa (se debe habilitar la función). El programa se transmite en vivo los domingos a las 9:30 a. m. en muchos de estos canales. Busque información sobre la transmisión según su estado y ciudad en musicandthespokenword.org/schedules.