Los esfuerzos en BYU deben estar impulsados por un ‘enfoque láser’ para ayudar a edificar la fe, dijo el élder Cook

La Universidad de Brigham Young “debe edificar la fe en Jesucristo y Su Iglesia de una manera poderosa”, dijo el élder Quentin L. Cook antes de desafiar al profesorado y al personal —de forma individual y como universidad— a “virar contra los vientos dominantes de la incredulidad y la división”.

“Ustedes sabrán mejor, en sus propias áreas y esferas, cómo aplicar este consejo y permanecer como un estandarte de fe y unidad en un mundo que a menudo desprecia ambas”, dijo él en un mensaje pregrabado transmitido durante la Conferencia de la Universidad anual de BYU el 24 de agosto. “BYU debe elevar la visión de todos”. 

El élder Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, recurrió a Doctrina y Convenios 64:33 para el título de su discurso: “No os canséis de hacer lo bueno, porque estáis poniendo los cimientos de una gran obra”.

Al enfatizar que los esfuerzos en BYU deben estar impulsados por un “enfoque láser en nuestra responsabilidad de ayudar a edificar la fe”, el élder Cook resaltó tres de las muchas estrategias del adversario para destruir la fe. 

“Primero, el adversario constantemente pone obstáculos a la fe”, dijo él. “Segundo, él crea visiones alternativas seductoras que están basadas en la sabiduría del mundo y serán bien vistas por muchos de quienes están bien educados. Tercero, él intenta confundir a los adherentes fieles y leales respecto de lo que deben hacer y decir”. 

A lo largo de la historia, siempre ha habido desafíos a la fe, dijo el élder Cook. 

“Algunas personas son desdeñosas, muy críticas o despectivas respecto de los líderes anteriores, ya sean gubernamentales, académicos o religiosos, incluidos los nuestros”, dijo él.

El presidente de BYU, Kevin J. Worthen, habla durante la Conferencia de la Universidad anual de BYU el 24 de agosto de 2020.
El presidente de BYU, Kevin J. Worthen, habla durante la Conferencia de la Universidad anual de BYU el 24 de agosto de 2020. Credit: Captura de pantalla de la transmisión de BYU

Citando a Matt Grow, director gerente de Historia de la Iglesia, el élder Cook advirtió lo siguiente: “Tengan cuidado con las fuentes de información que solo buscan derribar a las personas. En lugar de eso, busquen fuentes de información con base en los registros dejados por esas mismas personas y que busquen ser justas con ellas”.

El élder Cook dijo a los educadores que pueden edificar la fe siendo “particularmente sensibles al crear unidad y ser agradecidos por la diversidad”. Esto puede lograrse al seguir el consejo del presidente Russell M. Nelson, quien nos pidió que “[construyamos] puentes de cooperación en lugar de muros de segregación”, dijo él.   

Siempre ha sido difícil para las instituciones y sus líderes saber cómo lidiar con la crítica, dijo él.   

El élder Cook, que sirvió una misión en Inglaterra desde 1960 hasta 1962, utilizó la literatura británica para ilustrar la caracterización tanto de los críticos como de los defensores de la fe. En la ciudad ficticia de la catedral de Barchester, que fue creada por el autor británico Anthony Trollope y aparece en seis novelas, cada uno de los líderes religiosos locales responden de formas diferentes a las acusaciones de un crítico de la iglesia y un periódico. Uno contrata a un reconocido abogado que defiende vigorosamente a la iglesia, enfocándose en los tecnicismos sin pronunciarse sobre los méritos. Un segundo “hombre generoso y de mente justa” —descrito como alguien que tenía “episodios persistentes de cristiandad”— examina el caso como un verdadero cristiano, con la intención de ser “moral y correcto con el Señor”. 

El élder Cook dijo que una de las razones por las que a él le gusta el segundo personaje es debido a que el enfoque cristiano ayuda a explicar la razón por la que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días hace frente a las críticas de la manera en que lo hace. “De seguro, estamos entre los menos agresivos en cuanto a defendernos a nosotros mismos contra las críticas obviamente falsas y/o injustas”, dijo él.

Por ejemplo, en lugar de organizar una protesta o boicotear el Musical del Libro de Mormón por su representación injusta de la religión santo de los últimos días y sus misioneros, la Iglesia compró anuncios en la programación de la producción que simplemente decían: “Ya has visto la obra…Ahora lee el libro”.

“Quizás, ‘los episodios persistentes de cristiandad’, un deseo sincero de ser verdaderos cristianos y una determinación de poner la otra mejilla son las únicas respuestas plausibles a mis amigos que plantean esta pregunta”, dijo él.

Sin embargo, continuó diciendo el élder Cook, habrá algunas ocasiones en las que los santos de los últimos días deban hablar de forma pública para proteger la fe. 

“Uno de mis propósitos principales hoy es alentarlos en sus esfuerzos por bendecir y guiar a la generación creciente, por corregir la falsedad y los asuntos sacados de contexto de una forma cariñosa y amable”, dijo él.

El relato de Trollope ilustra que esos tipos de asuntos han sido aparentes durante mucho tiempo y contra todas las religiones, dijo él.

El grupo musical de BYU, University Singers (Cantantes Universitarios), interpreta “¡Alabado sea el Señor todopoderoso!” durante la Conferencia de la Universidad anual el 24 de agosto de 2020.
El grupo musical de BYU, University Singers (Cantantes Universitarios), interpreta “¡Alabado sea el Señor todopoderoso!” durante la Conferencia de la Universidad anual el 24 de agosto de 2020. Credit: Captura de pantalla de la transmisión de BYU

El élder Cook dijo que aquellos que critican a la Iglesia y sus líderes a menudo basan sus críticas en palabras o acciones fuera de contexto. “Rara vez se presenta el panorama completo”, dijo él, señalando que la Iglesia ha hecho mucho en los años recientes por fomentar la comprensión de temas potencialmente difíciles en el contexto del panorama completo, incluida la publicación de la historia narrativa “Santos”, los “Documentos de José Smith” y los Ensayos sobre Temas del Evangelio.

El élder Cook habló acerca de algunos asuntos en los que los críticos ignoran o representan de forma errónea la historia de la Iglesia. “Comprender los momentos en los que hemos sido marginados y perseguidos debería darnos valor para apoyar a los marginados en la actualidad…”, dijo él. “Además, reconocer las ocasiones en las que no hemos estado a la altura debería crear un mayor deseo de hacer lo mejor de nuestra parte en la actualidad”.

Por ejemplo, a comienzos de la década de 1830, mientras los santos de los últimos días se trasladaban al condado de Jackson, Misuri, para establecer Sion, surgió oposición por parte de otros pobladores debido a numerosos asuntos —incluidas las visiones solidarias de los santos para con los nativos americanos y su desaprobación para con la esclavitud.

Los santos fueron echados violentamente del condado de Jackson más tarde ese año, y luego fueron echados de Nauvoo una década más tarde.

“Brigham Young —el profeta de Dios en honor a quien se nombra esta universidad— guio a los santos durante un período de tiempo tumultuoso y difícil de más de tres décadas. Él era un genio de la práctica y la organización …. Pero, más que eso, era un líder profundamente espiritual que testificaba con valentía de la vida y la misión de Jesucristo, que se preocupaba profundamente por el bienestar espiritual y físico de los santos de los últimos días, y que envió misioneros a todo el mundo. 

“Brigham Young también dijo cosas acerca de la raza que no están a la altura de nuestros estándares actuales. Algunas de sus creencias y palabras reflejaban la cultura de su época. Durante este período, Brigham también enseñó lo siguiente respecto de la raza: ‘De una sangre hizo Dios toda carne’. ‘No nos importa el color’”.

El élder Cook dijo que Brigham Young también expresó admiración por los nativos americanos. “Él dijo que tenían ‘espíritus tan nobles entre ellos como en cualquier otra parte de la tierra’”. 

El élder Cook compartió sus propias experiencias con la raza, incluida una poderosa lección que aprendió de su presidente de misión, Marion D. Hanks, quien pidió a sus misioneros que leyeran y estudiaran el Libro de Mormón. Cuando leyeron 2 Nefi 5:21, donde se describe “una piel de color obscuro” asociada a estar separados de la presencia del Señor aproximadamente 600 años antes del nacimiento de Cristo, el presidente Hanks fue firme al decir que esta frase “se relacionaba solo con ese pueblo durante ese período de tiempo”.

El presidente Hanks hizo que los misioneros pasaran inmediatamente a 2 Nefi 26:33 —“y a nadie de los que a él vienen desecha, sean negros o blancos, esclavos o libres, varones o mujeres; y se acuerda de los paganos; y todos son iguales ante Dios, tanto los judíos como los gentiles”.

“Esa era nuestra doctrina en ese entonces; y esa es nuestra doctrina ahora”, dijo el élder Cook. “El presidente Hanks dejó en claro que, si alguien tenía sentimientos de superioridad racial, debía arrepentirse”.

Habiendo servido en el liderazgo local y luego general de la Iglesia desde 1975, el élder Cook dijo que “nunca ha escuchado un comentario racialmente despectivo de un solo líder de la Iglesia. Lo que he escuchado es amor, bondad y respeto por las personas de todas las razas y culturas”. 

En un mensaje pregrabado transmitido durante la Conferencia de la Universidad anual de BYU el 24 de agosto de 2020, el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, desafía al profesorado y al personal de BYU a edificar la fe en Jesucristo.
En un mensaje pregrabado transmitido durante la Conferencia de la Universidad anual de BYU el 24 de agosto de 2020, el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, desafía al profesorado y al personal de BYU a edificar la fe en Jesucristo. Credit: Captura de pantalla de la transmisión de BYU

En contraste con el movimiento de los derechos civiles de la década de 1960, en el que los líderes estaban motivados por su devoción al cristianismo, varios movimientos de la actualidad se oponen profundamente a la religión y a las personas de fe, dijo el élder Cook. “Esto no disminuye las razones religiosas y seculares para un trato igualitario a todos los hijos de Dios, el cual resuena en mí hasta las profundidades de mi alma. Sin embargo, me preocupa cuando gran parte de la discusión es un ataque a la fe y las creencias que a menudo reformula y distorsiona nuestra historia. ….

“Todos apoyamos los esfuerzos pacíficos por superar la injusticia racial y social. Esto debe lograrse. Mi preocupación es que algunos también intentan socavar la Constitución y la Declaración de Derechos de los EE. UU. que han bendecido a este país y protegido a las personas de todas las religiones. Debemos proteger la libertad religiosa”.

Luego, el élder Cook desafió al profesorado y al personal de BYU a “elevar y bendecir” a los estudiantes que asisten a la Universidad de Brigham Young. Parafraseando y reutilizando una cita de Winston Churchill, el élder Cook pidió a los educadores que “enciendan fuegos de faro espiritual que ardan brillantemente en la vida de sus estudiantes, y que hagan sonar llamados de trompetas doctrinales que resuenen en sus corazones y mentes a lo largo de sus vidas.

“Si hacen esto por todas las personas jóvenes que asistan a esta gran universidad, habrá un fuerte fundamento de fe, servicio y rectitud que bendecirá a la Iglesia y al mundo”.