Millones de personas sintonizan transmisiones de la conferencia general por televisión y radio en Brasil y México

Teresinha María de Souza Rocha y muchos otros santos de los últimos días brasileños recordarán por mucho tiempo el domingo, 4 de octubre, como un “día histórico”.

No solo se anunció un segundo templo en São Paulo, sino que, por primera vez, se transmitió una sesión de la conferencia general en vivo en una red de televisión nacional —lo cual posibilitó que más brasileños que nunca pudieran ver la conferencia general y escuchar un discurso distintivo del presidente Russell M. Nelson.

“Fue una gran oportunidad misional”, dijo Rocha, miembro de la Rama Itapetininga 1, Distrito Itapetininga Brasil. “Invité a las personas en las redes sociales y compartí la publicación con todos los que pude. Fue un gozo poder hablar sobre la Iglesia en las redes sociales, y contar que se transmitiría la conferencia. … Para quienquiera que la haya mirado, sé de seguro que sus corazones se conmovieron”. 

RedeTV transmitió el programa de 30 minutos “Música y Palabras de Inspiración”, presentado por el Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo, seguido de la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Semestral N.º 190. Los discursantes de esa sesión incluyeron un apóstol brasileño —el élder Ulisses Soares— y un miembro brasileño de la Presidencia de los Setenta —el élder Carlos A. Godoy.

Teresinha María de Souza Rocha, miembro de la Rama Itapetininga 1, Distrito Itapetininga Brasil, mira por televisión la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Semestral N.º 190 en su hogar en Brasil el 4 de octubre de 2020.
Teresinha María de Souza Rocha, miembro de la Rama Itapetininga 1, Distrito Itapetininga Brasil, mira por televisión la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Semestral N.º 190 en su hogar en Brasil el 4 de octubre de 2020. Credit: Teresinha María de Souza Rocha

“Fue algo muy diferente para nosotros, los miembros de Brasil”, dijo Rocha sobre la transmisión de la conferencia por televisión. “Espero que esto ocurra de nuevo, que puedan transmitir otras sesiones de la conferencia. De esa forma la Iglesia tiene más visibilidad en Brasil. … 

“Aun cuando los misioneros no pueden ir de puerta en puerta, la Iglesia está yendo de puerta en puerta de otra forma”. 

Aproximadamente 1,8 millones de personas vieron la sesión del domingo por la mañana de la conferencia general por RedeTV, dijo Nei Garcia, director de comunicaciones para el Área Brasil.

Brasil no fue el único país en el que una estación nacional de televisión transmitió la conferencia general el fin de semana pasado. Imagen Televisión en México transmitió las cinco sesiones de la conferencia general —lo cual también fue una primera vez histórica. 

De hecho, más de 50 países tuvieron una transmisión de la conferencia general de octubre por una estación pública de televisión o de radio —el alcance global más grande hasta ahora, según Michael von Rosen, director de área del Departamento de Comunicaciones de la Iglesia. 

Transmisiones en México

Todos los 32 estados en México recibieron la transmisión por radio, televisión o ambas, y todas las sesiones de la conferencia general se transmitieron por televisión y radio a más de 71 ciudades en el país, dijo el élder Rafael E. Pino, un setenta autoridad general que actualmente sirve como presidente del Área México.

Las cinco sesiones atrajeron un total de 8 millones de espectadores u oyentes, agregó él.

El élder Helamán Montejo, un setenta de área en México, presenta la conferencia general a los espectadores durante una entrevista en la televisión nacional. Imagen TV transmitió las cinco sesiones de la conferencia general de octubre de 2020.
El élder Helamán Montejo, un setenta de área en México, presenta la conferencia general a los espectadores durante una entrevista en la televisión nacional. Imagen TV transmitió las cinco sesiones de la conferencia general de octubre de 2020. Credit: Cortesía de Rafael E. Pino

“Una semana antes de la conferencia general, los miembros de la presidencia de área y los setentas de área conversaron sobre la importancia de este evento para la Iglesia con varios importantes líderes de opinión nacionales por radio y por televisión”, dijo el élder Pino. “Esta fue una forma eficaz de presentar la conferencia general a un público que nunca ha escuchado hablar de la Iglesia”.

El élder Pino prosiguió: “Nos sentimos sumamente bendecidos y felices de haber sido testigos en este momento de esta manera sin precedentes de compartir la conferencia general con nuestros hermanos y hermanas en México”.

Samuel Gallegos, quien vive en el Barrio Río de Luz, Estaca Ciudad de México Azteca, miró la conferencia general con su familia por Imagen TV. Él dijo que la mejor parte fue cuando algunos de sus amigos y vecinos lo llamaron o le enviaron mensajes el sábado y preguntaron si esa fue su iglesia que transmitía un evento por televisión pública. Eso llevó a más preguntas sobre la Iglesia.

“Comencé a enviar mensajes a todos mis amigos, diciéndoles que la podrían ver en la televisión. Eso fue una de las cosas más bonitas”, dijo Gallegos.

La familia Pineda Díaz, de Hermosillo, México, mira la conferencia general de octubre de 2020. Imagen TV, una estación nacional en México, transmitió las cinco sesiones de la conferencia general.
La familia Pineda Díaz, de Hermosillo, México, mira la conferencia general de octubre de 2020. Imagen TV, una estación nacional en México, transmitió las cinco sesiones de la conferencia general. Credit: Cortesía de Rafael E. Pino

Influido por la pandemia

Aunque todavía se está recolectando y finalizando la información, von Rosen dijo que las transmisiones por televisión y radio hasta ahora han demostrado tener éxito. (En áreas como Asia, Filipinas y el Pacífico, con zonas horarias adelantadas por un día, las transmisiones de la conferencia general se realizan una semana después para acomodar la programación del sábado y el domingo).

“Por lo que hemos escuchado”, dijo él, refiriéndose a Brasil en particular, “fue un gran éxito en cuanto a la emoción de los miembros por poder ver esto en sus hogares. … Todo salió muy bien”.

La familia García, de Cancún, Quintana Roo, México, mira la conferencia general de octubre de 2020. Imagen TV, una estación nacional en México, transmitió las cinco sesiones de la conferencia general.
La familia García, de Cancún, Quintana Roo, México, mira la conferencia general de octubre de 2020. Imagen TV, una estación nacional en México, transmitió las cinco sesiones de la conferencia general. Credit: Cortesía de Rafael E. Pino

El impulso de transmitir la conferencia general mediante estaciones de televisión y radio locales y nacionales estuvo motivado, en gran medida, por la pandemia de COVID-19, dijo von Rosen. 

“En abril, unas dos semanas antes de la conferencia, nos dimos cuenta de que muchos de nuestros miembros en todo el mundo acceden a ella yendo a las capillas porque no tienen acceso a un internet de alto ancho de banda, o este es muy costoso”, dijo él. “Así que eso en verdad nos impulsó a intentar transmitirla mediante una estación para que pudieran verla”.

Cerca de 30 países tuvieron transmisiones de televisión o radio para la conferencia general de abril de 2020. En cuanto al crecimiento del alcance, “no creo que esto hubiera pasado tan rápido sin una pandemia”, dijo von Rosen. 

África Oeste y las islas del Pacífico estuvieron entre las áreas que tuvieron su primera transmisión de la conferencia general por televisión o radio en abril. 

Una Iglesia mundial

Durante su reciente discurso en la conferencia general de octubre, el élder Gerrit W. Gong, del Cuórum de los Doce Apóstoles, mencionó que los santos de los últimos días cambian el mundo para mejor por medios pequeños y sencillos.

“En 1823, ¿quién hubiera imaginado que en el año 2020 habría tres países —Estados Unidos, México y Brasil— que contarían cada uno con más de un millón de miembros de esta Iglesia?”, preguntó el élder Gong “¿O veintitrés países con más de 100 000 miembros de la Iglesia cada uno: tres en Norteamérica, catorce en Centro y Sudamérica, uno en Europa, cuatro en Asia y uno en África?”.

Los miembros de la Iglesia viven en 196 naciones y territorios, y la conferencia general está disponible en 100 idiomas, dijo él. 

Una familia en Brasil escucha la Conferencia General Semestral N.º 190 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, llevada a cabo del 3 al 4 de octubre de 2020.
Una familia en Brasil escucha la Conferencia General Semestral N.º 190 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, llevada a cabo del 3 al 4 de octubre de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

El esfuerzo de la Iglesia por poner a disposición la conferencia general en las estaciones de televisión y radio es otra forma de amplificar los mensajes de los líderes de la Iglesia y volverlos más disponibles a escala mundial, dijo Wanessa Ferreira Roncate, del Barrio Jardim Conceição, Estaca São Paulo Brasil Raposo Tavares.

“No todos tienen una computadora o conexión a internet en su hogar. La televisión es mucho más accesible”, dijo ella. “Es mucho más fácil que alguien cambie de canal en el televisor que buscar la conferencia general en internet”. 

Para Roncate, mirar las sesiones de la conferencia general de octubre —incluida la sesión del domingo por la mañana en RedeTV— la ayudó a recibir respuestas a sus preguntas personales sobre la maternidad y la familia.

“La conclusión a la que llegué después de la conferencia fue que necesito centrar mi vida en Cristo, seguir Su ejemplo, ser más como Él y enseñar a mi hija de la forma más profunda que pueda acerca de Él. …

“Puede haber muchas cosas importantes, pero la más importante de todas es prepararme a mí misma y a mi familia para reunirme con el Salvador”.