Usen los últimos meses de 2020 para prepararse para los cambios en los grupos de las Mujeres Jóvenes y de los Hombres Jóvenes en 2021

Los meses antes de finalizar 2020 son el momento ideal para comenzar a prepararse para enero, aconsejan los presidentes generales de las Mujeres Jóvenes y de los Hombres Jóvenes de la Iglesia.

“En Filipinas, la gente se refiere a septiembre, octubre, noviembre y diciembre como los meses ‘-bre’”, explicó la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, alentando el uso de los meses “-bre” para aprovechar al máximo el 2021.

Ella, junto con el presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, se dirigieron recientemente a los setentas autoridades generales de todo el mundo. Enfatizaron la importancia de prepararse para la progresión de los grupos etarios que ocurre en enero.

“Los niños antes ingresaban y progresaban a través de cuórums y clases en su cumpleaños, pero ahora todo eso sucede en enero. Debido a eso, ese mes adquiere una gran importancia”, enseñó el presidente Lund. 

Sinqobile Mkhize y otros jóvenes escuchan mientras el élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante un devocional para jóvenes del Templo de Durban, Sudáfrica en Durban, Sudáfrica, el sábado, 15 de febrero de 2020. (Nota: Esta foto fue tomada antes de la pandemia del COVID-19 y no refleja las precauciones actuales de distanciamiento social).
Sinqobile Mkhize y otros jóvenes escuchan mientras el élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante un devocional para jóvenes del Templo de Durban, Sudáfrica en Durban, Sudáfrica, el sábado, 15 de febrero de 2020. (Nota: Esta foto fue tomada antes de la pandemia del COVID-19 y no refleja las precauciones actuales de distanciamiento social). Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

La presidenta Cordon agregó: “El mes de enero es cuando los obispados, las presidencias de mujeres jóvenes y otros líderes de la juventud ordenan a los hombres jóvenes y revalúan la organización de las clases para las mujeres jóvenes”.  

También, el mes de enero es un buen momento para considerar cambios en las presidencias de clase y de cuórum.  

“Es importante que los hombres y mujeres jóvenes sean llamados, apartados y encaminados adecuadamente”, dijo el presidente Lund. “Hay un nuevo recurso disponible para ayudar a los obispos con esa tarea. Está en la [aplicación] Biblioteca del Evangelio, pero enterrado muy profundamente. Cuando estén en la Biblioteca del Evangelio, vayan primero al cuadro marcado como ‘Audiencias’. Después vayan a ‘Jóvenes’, luego a ‘Ayudas para las presidencias’, y finalmente a ‘Recursos de presidencia’. Ahí encontrarán una guía de orientación, que es maravillosa, junto con otros recursos útiles”.

La presidenta Cordon también recordó cuán importante es que las presidencias de los jóvenes se anoten o se actualicen en los registros de la Iglesia.  

“El mes de enero también puede ser un buen momento para asegurarse de que cada joven tenga la oportunidad de obtener una recomendación para el templo de uso limitado y de hablar con los líderes sobre si es el momento adecuado para que él o ella reciba una bendición patriarcal”, enseñó ella. “Hay mucho por hacer, así que, si quieren que todo salga bien, empiecen ahora a prepararse”.

Ese consejo tiene “mucho sentido”, dijo el obispo Iain Hunter, del Barrio Grandview Nueve, de la Estaca Provo Utah Grandview, cuando se enteró de la nueva instrucción.

El obispo Hunter recordó que cuando el primer grupo de niños de 11 años ingresó al programa de los jóvenes en 2019, él y los miembros de su obispado se dieron cuenta de que requeriría esfuerzo asegurarse de que todos los nuevos diáconos fueran ordenados junto con otros hombres jóvenes que estaban progresando en el sacerdocio. 

“Sin embargo, nos dimos cuenta de que la transición de todos los jóvenes al mismo tiempo era más fácil que cuando ingresaba cada joven solo en su cumpleaños”, dijo él.

Al obispo le gusta la instrucción de revaluar las organizaciones de la clase de las Mujeres Jóvenes y asegurarse de que todos los jóvenes tengan la oportunidad de recibir una recomendación para el templo y, al mismo tiempo, considerar recibir una bendición patriarcal.

“También creo que es bueno considerar cuánto tiempo han estado sirviendo las presidencias de cuórum y de clase y hacer los ajustes necesarios al mismo tiempo”, dijo él.

El obispo Hunter no sabía del recurso de orientación que está disponible en la aplicación Biblioteca del Evangelio. Mientras lo buscaba, también descubrió que existe un ejemplar de una agenda que se puede usar en las reuniones de presidencia, así como normas para el servicio y las actividades y una agenda de servicio y actividades que pueden usar los jóvenes. 

Una presidenta de clase de las Mujeres Jóvenes comparte sus ideas durante un consejo de barrio para la juventud. (Nota: Esta foto fue tomada antes de la pandemia del COVID-19 y no refleja las precauciones actuales de distanciamiento social).
Una presidenta de clase de las Mujeres Jóvenes comparte sus ideas durante un consejo de barrio para la juventud. (Nota: Esta foto fue tomada antes de la pandemia del COVID-19 y no refleja las precauciones actuales de distanciamiento social). Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Quizás el recurso más útil para nosotros han sido las lecciones de liderazgo”, dijo el obispo Hunter. “Nuestros líderes de estaca nos han animado a instruir a las presidencias de cuórum y de clase para que tengan reuniones de presidencia semanalmente y que repasen cada semana una de las cinco lecciones de liderazgo. Eso realmente ha ayudado a los jóvenes a sentirse motivados a liderar y no esperar a que los adultos hagan todo”.

Los dos presidentes generales dijeron que entienden que la lista de verificación para enero llegará inmediatamente después del ajuste de diezmos que hace el obispo Hunter y otros obispos y presidentes de rama en toda la Iglesia. También comprenden que, en el hemisferio sur, eso se hace en una época en la que muchas familias se van de vacaciones.

 “Por eso estamos hablando de esto ahora”, dijo el presidente Lund. 

La presidenta Cordon añadió: “Con un poco de planificación anticipada, enero puede ser un mes memorable e impactante para nuestra juventud. Recuerden planificar durante los meses ‘bre’. 

“Sabemos que el avance por grupos de edad puede marcar una diferencia en el nivel de actividad de los jóvenes. De modo similar, sabemos que los jóvenes que tienen recomendaciones para el templo de uso limitado y bendiciones patriarcales están más motivados a mantenerse fuertes. Hemos observado también que cuando son llamadas, apartadas, y orientadas las presidencias de clase y de cuórum y que luego tienen reuniones de presidencia regulares, suceden cosas maravillosas —incluso durante una pandemia”.