El élder Bednar preside de forma virtual la ceremonia de palada inicial del Templo de Bentonville, Arkansas

El élder David A. Bednar, un miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles, presidió de forma virtual la ceremonia de palada inicial para dedicar el sitio y dar comienzo a la construcción del Templo de Bentonville, Arkansas. Él fue acompañado por su esposa, la hermana Susan Bednar. El élder James B. Martino, un setenta autoridad general y presidente del Área Norteamérica Sudeste, y el élder David Harris, un setenta de área, también participaron en el evento del sábado, 7 de noviembre del 2020.

El presidente Russell M. Nelson anunció el templo en Bentonville hace poco más de un año, en la conferencia general de octubre del 2019. El sitio de casi 3,64 hectáreas —ubicado en 1101 McCollum Road— tendrá un edificio de 2.323 metros cuadrados con una torre central y un centro de reuniones adyacente. La ubicación —a menos de 24 kilómetros del sur de la frontera con Missouri— tiene una gran visibilidad desde la autopista interestatal 49.

El templo en Bentonville será el primero en el estado de Arkansas, donde la membresía de la Iglesia es de casi 32.000, con siete estacas, 69 congregaciones y una misión y servirá a los miembros en el este de Oklahoma, suroeste de Missouri y noroeste de Arkansas.

Una representación del Templo de Bentonville, Arkansas.
Una representación del Templo de Bentonville, Arkansas. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

En sus comentarios durante el servicio, el élder Bednar compartió sus sentimientos acerca de poder participar en el evento sagrado. “Es una de las grandes bendiciones y experiencias de mi vida el haber vivido casi un tercio de mi vida en el noroeste de Arkansas. Al estar aquí ahora y pensar en los rostros y las personas que amo y la influencia que ellos han tenido en mi vida, en la vida de Susan y en la vida de nuestra familia, me lleno de una profunda gratitud. No puedo expresar ni la más mínima parte de lo que siento”, dijo el élder Bednar.

La hermana Bednar expresó una gratitud similar y su deseo de que ella y su esposo pudieran haber asistido en persona. “Ni siquiera puedo decirles lo agradecida que estoy”, dijo ella. “Desearía que todos pudiéramos saltar de alegría y que pudiéramos estar juntos para darnos un abrazo en la celebración de este momento sumamente maravilloso”.

Un número limitado de líderes locales de la Iglesia e invitados asistieron a la ceremonia debido a las pautas de distanciamiento social por el COVID-19. Un video de la palada inicial estará disponible en la Sala de Prensa más adelante.

Un crecimiento tremendo

Hace más de 40 años, el élder y la hermana Bednar empacaron todas sus posesiones y a sus dos jóvenes hijos en un camión de mudanzas Ryder para iniciar su viaje desde la Universidad de Purdue en Indiana hasta el noroeste de Arkansas. Compartieron el camión con algunos amigos que también eran estudiantes pobres de posgrado y partieron hacia “Ozark country” (la tierra de Ozark), donde el élder Bednar ocuparía un puesto como profesor asistente en la Universidad de Arkansas.

Mientras estuvieron en el “Bear State” (el estado del oso) ellos trabajaron y sirvieron y adicionaron otro hijo a su familia. El élder Bednar sirvió como obispo, dos veces como presidente de estaca y como representante regional.

Un pequeño número de invitados asiste a la ceremonia de palada inicial del Templo de Bentonville, Arkansas el sábado, 7 de noviembre del 2020. La asistencia al evento fue limitada debido a la pandemia del COVID-19.
Un pequeño número de invitados asiste a la ceremonia de palada inicial del Templo de Bentonville, Arkansas el sábado, 7 de noviembre del 2020. La asistencia al evento fue limitada debido a la pandemia del COVID-19. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

Durante sus comentarios en la ceremonia de palada inicial, el élder Bednar habló de cómo unos meses después de mudarse al noroeste de Arkansas, su presidente de estaca, Arthur Brown, lo llamó para ser secretario de estaca. En ese tiempo, la Rama Rogers se reunía en la cafetería de una escuela intermedia. La Rama Huntsville se reunía en una oficina de bienes raíces. Hoy, señaló el élder Bednar, hay 19 unidades en dos estacas donde hace 40 años había tal vez 30 personas.

El presidente del comité local del templo, Shawn Sederholm, y su esposa, Heidi Sederholm, ambos nativos de Utah, se mudaron a Arkansas en 1991. “Nos enamoramos del lugar”, dijo Heidi Sederholm. Quedaron encantados con la hospitalidad de la gente sureña, la belleza física del área y el hecho de que la gente no tiene miedo de hablar de Dios. “Los valores cristianos son evidentes aquí. Ha sido un gran lugar para criar a los niños”, dijo Shawn Sederholm.

Como residentes del área desde hace mucho tiempo, la pareja ha sido testigo de primera mano del crecimiento de la Iglesia allí. Bentonville —sede del minorista más grande del mundo, así como de otras empresas— trajo a muchos santos de los últimos días de otras partes del país, lo que reforzó los esfuerzos de la obra misional local.

“Ha sido una experiencia maravillosa ver el crecimiento”, dijo Shawn Sederholm. El área ahora está llena de santos de los últimos días que son “muy fieles” y unidos y quienes se han sacrificado para edificar la Iglesia y asistir al templo.

Seguir hacia adelante

El dar la palada inicial para comenzar la construcción de un templo es un acto simbólico, señaló el élder Martino en sus comentarios. “Nosotros también debemos prepararnos para un templo con un corazón quebrantado y un espíritu contrito. Simbólicamente, es posible que tengamos que arar el terreno de nuestra vida. En otras palabras, siempre debemos aprender a poner al Señor en primer lugar, para dejar que Dios prevalezca”.

Antes de la palada inicial, Shawn y Heidi Sederholm dijeron que les preocupaba que las personas no pudieran asistir a la palada inicial debido a las restricciones por el COVID-19. Sin embargo, la paz ha llegado a medida que los dos han trabajado para organizar el evento sagrado. “Esto no ha detenido la obra del Señor”, dijo Shawn Sederholm. Conforme ellos se han preparado, “ha habido una certeza serena de que el trabajo está avanzando. Tendremos un templo”.

Los líderes locales de la Iglesia participan en la ceremonia de palada inicial del Templo de Bentonville, Arkansas el sábado, 7 de noviembre del 2020.
Los líderes locales de la Iglesia participan en la ceremonia de palada inicial del Templo de Bentonville, Arkansas el sábado, 7 de noviembre del 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

El élder Bednar dijo: “Seguramente, el Señor puede acelerar Su propia obra. Él lo está haciendo por toda la tierra; y de una manera muy particular e incluso especial, eso ha estado ocurriendo en el este de Oklahoma, el suroeste de Missouri y el noroeste de Arkansas”.

El élder Bednar dijo a los oyentes que él tenía solo una petición en anticipación a   la construcción de un templo en Bentonville, Arkansas. “Con todo nuestro entusiasmo por la construcción del templo, ¿podemos enfocarnos en lo que es más importante? Y no es el edificio”.

Ciertamente, los convenios y las ordenanzas que están disponibles en la casa del Señor son lo que más importa. “En un mundo que se vuelve cada vez más caótico, confuso y oscuro, hay una dirección y una luz clara debido al poder de la divinidad disponible para nosotros a través de las ordenanzas”, declaró él.