El presidente Nelson se dirigió a víctimas de incendios en el oeste de Estados Unidos. Vea lo que les prometió

Tras una serie récord de incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos este año, el presidente Russell M. Nelson prometió a las víctimas de los incendios el domingo que sus “días más brillantes aún están por llegar”.

“El Señor realizará algunos de Sus milagros más grandes”, dijo el líder de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en un mensaje por video del 15 de noviembre. “Y algunos de esos milagros estarán en sus vidas. Si se preguntan si los días felices volverán algún día, les aseguro que volverán. Sus hijos aún tendrán muchas oportunidades de crecer y de progresar, y sus familias pueden disfrutar de un futuro prometedor”.

El presidente Nelson se dirigió a miembros de 23 estacas en California, Washington, Oregón e Idaho después de que unos 49.800 incendios forestales en los Estados Unidos se cobraran decenas de vidas, arrasaran decenas de miles de edificios y quemaran más de 3.52 millón de hectáreas, según el National Interagency Fire Center.

El presidente Nelson dijo que había orado repetidamente en los últimos meses por aquellos que fueron evacuados y por aquellos cuyas casas fueron destruidas este otoño por incendios forestales. Después de los desastres, ha continuado pidiendo al Señor en nombre de las víctimas.

El Padre Celestial está muy consciente de cada víctima de los incendios forestales, dijo él. “Su amor por ustedes es inagotable. Él y Su Hijo Amado ‘no os dejaré huérfanos’ (Juan 14:18). Mediante la influencia sanadora y tranquilizadora del Espíritu Santo, se les guiará a tomar medidas que les ayudarán a seguir adelante con sus vidas”.

Esta foto tomada por Kevin Jantzer, residente de Talent, Oregón, muestra la destrucción de su ciudad natal tras los incendios forestales que asolaron la ciudad central de Oregón, cerca de Medford, el miércoles, 9 de septiembre de 2020.
Esta foto tomada por Kevin Jantzer, residente de Talent, Oregón, muestra la destrucción de su ciudad natal tras los incendios forestales que asolaron la ciudad central de Oregón, cerca de Medford, el miércoles, 9 de septiembre de 2020. Credit: Kevin Jantzer, Associated Press

A pesar de todo, el presidente Nelson dijo que los líderes de la Iglesia han sido inspirados por la forma en que las víctimas de incendios han respondido a las tragedias. “Hemos escuchado innumerables ejemplos de su gran fe, poniendo las necesidades de los demás por delante de las suyas, y de su ministerio de manera más elevada y sagrada”, dijo él.

Además de la ayuda celestial, los santos de los últimos días tienen líderes inspirados y amorosos, así como otros santos, quienes continuarán ayudando, dijo él. “Los seguidores fieles de Jesucristo se aman y se cuidan unos a otros.

“Aunque viven en una época de conmoción y muchos de ustedes han experimentado verdaderas pruebas, no deben desesperarse. Consuélense con estas palabras del Señor, escritas por Isaías: ‘A los que están de duelo en Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, aceite de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar de espíritu apesadumbrado’”(Isaías 61:3).

“Sí, mientras guardemos Sus mandamientos y permanezcamos en la senda del convenio, el Señor ha prometido estar a nuestro lado y bendecirnos con un ‘fulgor perfecto de esperanza’ (2 Nefi 31:20) —incluso cuando las circunstancias sean desalentadoras”.

El Señor siempre bendice y prospera a aquellos que en Él ponen su confianza, dijo el presidente Nelson. “Miren hacia el futuro con esperanza. Acojan el futuro con la seguridad de que el Espíritu Santo los fortalecerá y los guiará. Ayuden a sus hijos a comprender que ahora es el tiempo de mostrar su fe completa en Dios y en Su Hijo Jesucristo”.

‘Absolutamente increíble’

Cuando un humo grueso envolvió el vecindario de David Crandall el 18 de agosto, él y su esposa, Kili Crandall, comenzaron a recoger sus pertenencias. Diez minutos después, con algunos álbumes de fotos y documentos legales en la mano, evacuaron su casa en Boulder Creek, California —parte de la Estaca Santa Cruz California.

“Realmente no agarramos nada”, dijo Crandall.

Dos días después, el fuego destruyó a toda su comunidad. No quedaba nada de su hogar —donde habían vivido 22 años— más que su chimenea.

“Es bastante difícil de aceptar, perder todos sus objetos de valor y artículos personales”, dijo él. “Pero, como todo el mundo nos ha dicho, son apenas cosas. Y realmente son apenas cosas. Estamos todos a salvo”.

El presidente Russell M. Nelson se dirigió a las víctimas de incendios forestales en el oeste de Estados Unidos el domingo, 15 de noviembre del 2020 y les pidió que miren hacia el futuro con esperanza.
El presidente Russell M. Nelson se dirigió a las víctimas de incendios forestales en el oeste de Estados Unidos el domingo, 15 de noviembre del 2020 y les pidió que miren hacia el futuro con esperanza. Credit: Captura de pantalla

La pareja se mudó a vivir con la madre de Kili en Pleasanton, California —donde los miembros del barrio los recibieron con tarjetas de regalo para comprar ropa y provisiones.

“Nunca habíamos estado en ese barrio”, dijo él. “No conocíamos a nadie. Fue una efusión de tremendo apoyo”.

Ahora Crandall dice que él y su familia están siguiendo adelante, agradecidos por lo que tienen.

“Es absolutamente una gran pérdida para nuestra familia, pero las bendiciones han sido desbordantes”, dijo él.

Mientras escuchaba el mensaje del presidente Nelson el domingo, Crandall dijo que se dio cuenta de que hay muchos tipos de pruebas en la vida. Que el profeta reconociera sus pruebas fue “absolutamente increíble”.

“Me senté allí y no podía creer que eso estuviera sucediendo, que [el presidente Nelson] encontrara una manera de tender la mano a nuestra estaca”.

‘Con compasión y cuidado’

El élder Kevin W. Pearson, setenta autoridad general y presidente del Área Norteamérica Oeste, dijo que la Iglesia ha respondido “con compasión y cuidado” a los afectados por los recientes incendios en California, Oregón, Washington e Idaho.

Los edificios de la Iglesia se han abierto a los necesitados, se han enviado alimentos y ropa, se han proporcionado recursos de asesoramiento y los miembros de la Iglesia han abierto sus corazones, sus hogares y sus recursos personales para ayudar a los necesitados, dijo él. “La Iglesia está lista para ayudar y apoyar a los necesitados mientras continúan recuperándose”.

El deseo del presidente Nelson de tender la mano personifica la compasión, el cariño, la bondad y el amor, dijo el élder Pearson.

No solo se enfocó en aquellos que lidian con los incendios recientes; el mensaje del presidente Nelson llega dos años después de que los incendios forestales envolvieran a Paradise, California, destruyendo unas 18.000 estructuras, incluyendo los hogares de la mayoría de los santos de los últimos días en dos barrios de la comunidad.

El élder Pearson visitó Paradise con el presidente Nelson y su esposa, la hermana Wendy Nelson, en enero del 2019.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla con víctima de incendio, Robert Harrison y su familia en Paradise, California, el domingo, 13 de enero del 2019, dos meses después de que el incendio Camp Fire destruyera 1.400 hogares y cientos de negocios.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla con víctima de incendio, Robert Harrison y su familia en Paradise, California, el domingo, 13 de enero del 2019, dos meses después de que el incendio Camp Fire destruyera 1.400 hogares y cientos de negocios. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“La devastación y destrucción fueron tan completas y abrumadoras que apenas podía hablar”, recordó el élder Pearson. “Los restos de cenizas de casa tras casa dejaron una sensación de pérdida inquietante y vacía. Cientos se fueron con solo la ropa que llevaban puesta. Años de recuerdos y propiedad personal fueron destruidos y perdidos en minutos. Nunca he olvidado los rostros y expresiones confusas y devastadoras de los afectados. Su mundo se volcó completamente al revés. Era como si no supieran qué hacer o cómo empezar de nuevo”.

El élder Pearson dijo que cree que el presidente Nelson también se vio profundamente afectado por los incendios de Paradise y por los que él conoció durante su visita allí. “Fue una experiencia emocional y espiritual profundamente conmovedora para todos nosotros. Él sintió esa misma compasión y amor profundos por aquellos afectados por los devastadores incendios de los últimos meses, y él estaba consciente de su dolor y sufrimiento”.

Mientras escuchaba el mensaje del presidente Nelson, el élder Pearson dijo que su corazón se llenó de amor por él y por aquellos afectados por estos terribles incendios. “Su mensaje tranquilizador de esperanza aumentó mi fe, y espero que lo haga para todos los que lo escucharon. Te damos Señor nuestras gracias, por un profeta que nos guía en estos tiempos difíciles y desafiantes”.

Esperanza para el futuro

Los líderes locales dijeron que el mensaje del presidente Nelson —compartido por las estacas locales durante los servicios dominicales semanales, conferencias de estaca o devocionales especiales— trajo paz y esperanza a quienes han perdido mucho.

“Nos dice que las dificultades que enfrentamos en nuestra vida y en nuestro rincón del mundo, no están más allá de la vista de nuestro profeta viviente”, dijo el presidente Matthew J. Hackwell de la Estaca Santa Cruz California, donde se perdieron 11 hogares de miembros.

Las palabras del presidente Nelson “fueron tan reconfortantes y llenas de esperanza para el futuro; junto con las preciadas bendiciones prometidas a medida que continuamos en la fe”, agregó el presidente Kelly E. Thompson, de la Estaca Central Point Oregón. “Estaba, y sigo estando, conmovido por su conciencia de nuestras necesidades y por decir las palabras adecuadas para traernos consuelo y paz”.

El presidente Kirk D. Hess, de la Estaca Santa Margarita California, dijo que los miembros están agradecidos “por las muchas oraciones ofrecidas en nuestro nombre”.

“Somos una iglesia mundial con desafíos en todo el mundo”, dijo el presidente Hess. “Sin embargo, saber que las autoridades generales estaban siguiendo los eventos que ocurrían en nuestra pequeña parte de la viña con gran preocupación y compasión es, verdaderamente, ministrar de una manera más elevada y sagrada. Como enseñó Pablo: ‘De manera que, si un miembro padece, todos los miembros padecen con él…’” (1 Corintios 12:26).

Los miembros de la Estaca Redding California han lidiado con dos incendios forestales —el incendio de Carr en el 2018 y el incendio de Zogg el mes pasado, dijo el presidente Daniel S. Mehr, de la estaca Redding.

Esta foto tomada por Kevin Jantzer, residente de Talent, Oregón, muestra la destrucción de su ciudad natal cuando los incendios arrasaron la ciudad central de Oregón, cerca de Medford, el martes, 8 de septiembre del 2020.
Esta foto tomada por Kevin Jantzer, residente de Talent, Oregón, muestra la destrucción de su ciudad natal cuando los incendios arrasaron la ciudad central de Oregón, cerca de Medford, el martes, 8 de septiembre del 2020. Credit: Kevin Jantzer, Associated Press

“Una de las razones por las que nos sentimos profundamente conectados con el presidente Nelson es por su preocupación genuina por nuestro bienestar espiritual y temporal”, dijo el presidente Mehr. “Este último mensaje muestra lo consistente que es en demostrarnos esto. Nos ayuda a ver cuán consciente está el Señor de nuestras circunstancias y necesidades únicas. … Muchos han compartido que se sintieron consolados y optimistas sobre el futuro”.

El presidente de la Estaca Ciudad Oregón, Matthew J. Leptich, informó que unos 400 miembros evacuaron sus hogares este otoño como resultado de los incendios forestales en la Estaca Ciudad Oregón. Los santos de los últimos días se sintieron conmovidos de que el presidente Nelson se tomara el tiempo para enviar un mensaje especial a su estaca en respuesta a su tiempo específico de necesidad y preocupación, dijo él. “No recuerdo que se haya enviado un mensaje como este antes. Dado todo lo que hemos enfrentado en esta área en particular del mundo este año pasado, significa mucho escuchar directamente de quienes nos lideran y guían”.

El presidente Scott Haynes, de la Estaca Vacaville California, también expresó gratitud de que el presidente Nelson enviara un mensaje de esperanza y amor específico para los miembros de su estaca. Un miembro le dijo al presidente Haynes que el presidente Nelson abordó “las necesidades de todos, así como las de cada uno. Sé que no soy único, pero escuché consejos solo para mí que me elevaron el espíritu afligido. Sentí como si estuviera en la habitación con él y sus manos estaban sobre mi cabeza. Fue una experiencia muy poderosa para mí”.

El presidente Jordan W. Wright, de la Estaca Anderson California, dijo que el mensaje del presidente Nelson lo dejó “animado para el futuro”.

“Sé que vendrán días más brillantes y que podemos hacer una diferencia ahora para aquellos que están luchando”.