Presidente Ballard insta a los estudiantes de BYU-Pathway Worldwide a obtener una educación a pesar de los desafíos

Reconociendo las muchas dificultades que enfrentan los estudiantes en la actualidad, el presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles, testificó que la oportunidad de obtener una educación la brinda un amoroso Padre Celestial y Su Hijo.

“Ellos le han dado la oportunidad de participar en BYU-Pathway Worldwide para ayudarle a mejorar sus habilidades y talentos para bendecirle a usted, a su familia y a quienes le rodean”, declaró el presidente Ballard durante una transmisión del devocional de BYU-Pathway Worldwide, el martes, 9 de febrero.

Al dirigirse a estudiantes de 150 países de todo el mundo, los cuales enfrentan un conjunto de diversos desafíos durante una pandemia, el presidente Ballard aseguró a sus oyentes que su decisión de obtener una educación “es muy importante”.

“Están invirtiendo ahora para la eternidad que está por venir. Los insto a que terminen este viaje educativo que han comenzado, sin importar los desafíos que puedan enfrentar”, dijo el presidente Ballard.

Los estudiantes inscritos en la universidad en línea de la Iglesia aprovechan la invitación del Señor a “buscad palabras de sabiduría de los mejores libros; buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe” (Doctrina y Convenios 88:118), dijo el presidente Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles.

Y, sin embargo, algunos pueden preguntarse si podrán cumplir el mandamiento del Señor de estudiar, aprender y progresar por medio de sus estudios, señaló el presidente Ballard.

Luego, citó un estudio reciente de estudiantes universitarios mayores que registró algunas de sus preocupaciones e inquietudes. La investigación sugirió que los estudiantes mayores pueden carecer de confianza en su capacidad para tener éxito en el salón de clases.

“¿Alguno de ustedes alguna vez se sintió así? ¿Alguno de ustedes está preocupado por su propio camino educativo?”, preguntó el presidente Ballard. “Si es así, tengan en cuenta que no están solos. Estas preocupaciones son comunes y BYU-Pathway está invirtiendo en recursos para ayudarles a tener éxito”.

El presidente Ballard dijo que cuando tiene que hacer algo aparentemente imposible, ha encontrado consuelo en lo que Nefi le dijo a su padre, Lehi, después de recibir la difícil tarea de obtener las planchas de Labán.

Lehi le pide a Nefi que regrese a Jerusalén para obtener las planchas de bronce de Labán en esta escena de los videos del Libro de Mormón. Crédito: Iglesia de Jesucristo de los Santos de Últimos Días
Lehi le pide a Nefi que regrese a Jerusalén para obtener las planchas de bronce de Labán en esta escena de los videos del Libro de Mormón. Crédito: Iglesia de Jesucristo de los Santos de Últimos Días Credit: Iglesia de Jesucristo de los Santos de Últimos Días

“Iré y haré lo que el Señor ha mandado, porque sé que él nunca da mandamientos a los hijos de los hombres sin prepararles una vía para que cumplan lo que les ha mandado” (1 Nefi 3:7).

Los líderes de la Iglesia están orgullosos de los esfuerzos de los estudiantes por mejorar sus habilidades y talentos, dijo el presidente Ballard.

Citando Doctrina y Convenios 11:21, el presidente Ballard dijo que quienes continúan su educación están siguiendo un patrón sagrado de estudiar y aprender para bendecir a quienes los rodean. “A través de sus esfuerzos diligentes para progresar por medio de las clases de BYU-Pathway, serán mejores hermanos y hermanas, mejores esposos y esposas, padres, empleados, empleadores, vecinos, miembros de la comunidad, y mejores discípulos de Jesucristo”.

Animó a los estudiantes a sentirse satisfechos con lo que están logrando. “Recuerden, que son parte de un gran programa educativo e inspirado que se extiende por todo el mundo. BYU-Pathway es una parte importante del sistema completo educativo de la Iglesia”.

A medida que las personas cumplan el mandamiento del Señor de prepararse para servir a las familias, los vecinos y los hijos de Dios, el Señor brindará bendiciones adicionales, prometió el presidente Ballard.

El presidente M. Russell Ballard habla a los estudiantes de BYU-Pathway Worldwide durante la transmisión de un devocional el martes, 9 de febrero de 2021.
El presidente M. Russell Ballard habla a los estudiantes de BYU-Pathway Worldwide durante la transmisión de un devocional el martes, 9 de febrero de 2021. Credit: Captura de pantalla byupathway.org

“Si eligen usar su tiempo sabiamente, aprender de sus maestros y mentores, estudiar con una oración en su corazón y aplicar diligentemente las habilidades y talentos que el Señor les ha dado, se llevarán todo lo que han aprendido y experimentado con ustedes después de que dejen esta vida”, dijo él. “No se llevarán su casa, automóvil, dinero u otras pertenencias personales. Todo se quedará atrás, pero ustedes tomarán lo que aprendan y experimenten a través de su estudio del evangelio en BYU-Pathway”.

La Iglesia necesita el servicio fiel de los estudiantes, continuó él. “Mediante la educación que se esfuerzan por recibir ahora, se les está preparando para servir a nuestro Padre Celestial y a Sus hijos durante toda su vida”.