Adaptar, ajustar y avanzar: cómo las operaciones de templos en fase 3 continúan expandiéndose

Ajustar. Adaptar. Y avanzar.

A medida que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días continúa reabriendo sus templos en todo el mundo, después de los cierres del año pasado debido a la pandemia mundial de COVID-19, los líderes de la Iglesia están ajustando y adaptando las operaciones como parte del cuidadoso y cauteloso plan de cuatro fases.

Hace menos de tres meses, la Primera Presidencia anunció los primeros templos que pasaron a la fase 3 — con la posibilidad de ofrecer ordenanzas vicarias por personas fallecidas y ordenanzas por los vivos.

El paso a la fase 3, fue el esfuerzo más reciente de la Iglesia para reabrir sus 168 templos dedicados en todo el mundo, después de que todos se cerraron en marzo de 2020.

Considere todo lo que ha sucedido en ese corto tiempo desde que:

Los apóstoles han instruido a los Santos de los Últimos Días de tres maneras — enfatizando el propósito y las bendiciones de la adoración en el templo y la obra del templo, presentando nuevos ajustes en las operaciones del templo y la asistencia para dar cabida a más participantes y más ordenanzas, resaltando mejores prácticas de salud a medida que los miembros regresan a la casa del Señor.

Y luego, en un lapso de nueve semanas, ocho templos en el Pacífico Sur y a lo largo de la Cuenca del Pacífico, llevarán a cabo ordenanzas vicarias además de ordenanzas por los vivos, a los que se añadirán en los próximos días, seis templos adicionales a medida que las reaperturas en la fase 3 se expandan a Norteamérica y Centroamérica.

Y todo esto se está haciendo con la mira hacia un futuro cercano, dice el élder Kevin R. Duncan, un Setenta Autoridad General y Director Ejecutivo del Departamento de Templos de la Iglesia.

“Estamos muy emocionados por los comentarios positivos que hemos recibido en todas las áreas donde los templos han pasado a las operaciones limitadas del templo en la fase 3”, dijo el élder Duncan a Church News. “Reconocemos que los miembros de la Iglesia de todo el mundo desean regresar al templo para adorar, y estamos trabajando en estrecha colaboración con la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles para hacer eso una realidad donde y cuando sea seguro y apropiado para hacerlo”.

Progresiones de la fase 3

Después de cerrar todos los templos en funcionamiento en todo el mundo, el 25 de marzo de 2020, debido a la pandemia mundial, la Primera Presidencia, seis semanas después, dio a conocer “una reapertura de templos cuidadosamente coordinada, cautelosa y escalonada”. Ese anuncio del 7 de mayo detalló las cuatro fases del plan e identificó los primeros templos que reabrirían en la primera fase, solo cuatro días después.

La fase 1 permite los sellamientos limitados de esposos y esposas vivos con cita previa, mientras que la fase 2 permite los sellamientos, así como todas las demás ordenanzas por los vivos, también con cita previa. La fase 3 incluye todo lo de las primeras dos fases y añade la posibilidad de efectuar las ordenanzas del templo por personas fallecidas, también con cita previa.

El 20 de julio, la Primera Presidencia anunció el inicio de las reaperturas en la fase 2 — para ofrecer todas las ordenanzas por los vivos, programadas con cita previa. Los primeros templos pasaron a la fase 2 una semana después.

El élder David A. Bednar, el élder Gary E. Stevenson y el élder Dale G. Renlund del Cuórum de los Doce Apóstoles, presentaron videos instructivos en donde se presentó el anuncio de la Primera Presidencia, el 7 de diciembre de 2020, sobre la reapertura de los primeros templos en fase 3.
El élder David A. Bednar, el élder Gary E. Stevenson y el élder Dale G. Renlund del Cuórum de los Doce Apóstoles, presentaron videos instructivos en donde se presentó el anuncio de la Primera Presidencia, el 7 de diciembre de 2020, sobre la reapertura de los primeros templos en fase 3. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Y el 7 de diciembre —siete meses después de la fecha de la reapertura anunciada de los templos— la Primera Presidencia señaló el próximo inicio de las operaciones en la fase 3, con templos en ese nivel autorizados para ofrecer ordenanzas vicarias junto con todas las ordenanzas existentes por los vivos. Una serie de videos instructivos presentados por tres miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles —el élder David. A Bednar, el élder Gary E. Stevenson y el élder Dale G. Renlund— acompañaron el anuncio.

El Templo de Taipéi, Taiwán
El Templo de Taipéi, Taiwán Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El Templo de Taipéi Taiwán —uno de los primeros templos de la Iglesia en cerrar debido a preocupaciones por el COVID-19 hace un año— se convirtió en el primer templo en comenzar a ofrecer ordenanzas vicarias por personas fallecidas, el 21 de diciembre de 2020. Fue uno de los cuatro templos identificados el 7 de diciembre como el primero programado para pasar a la fase 3. Los otros tres pronto siguieron — el Templo de Nuku’alofa, Tonga una semana después, el 28 de diciembre, y los templos de Apia Samoa y Brisbane, Australia, el 4 de enero de 2021.

“Comenzamos las operaciones limitadas del templo en fase 3 con cautela y cuidado — similar a las fases 1 y 2— con un puñado de templos en áreas de todo el mundo donde los casos de COVID-19 eran bajos o ya no estaban presentes”, dijo el élder Duncan. “Este enfoque mesurado nos permitió ajustarnos y adaptarnos en función de lo que aprendimos antes de seguir adelante con la apertura de más templos”.

Cuatro templos más en el Área del Pacífico pasaron a la fase 3 a principios de febrero — el Templo de Melbourne, Australia, el 1 de febrero y los templos de Adelaide Australia, y Suva Fiyi, el 8 de febrero.  

Los próximos seis templos que pasaron a la fase 3 a partir del lunes 22 de febrero, fueron los templos de Ciudad de Guatemala, Guatemala; Halifax Nueva Escocia; Mérida México; Oaxaca México; Sydney Australia y Tuxtla Gutiérrez, México. Desde entonces, los templos en funcionamiento en la fase 3 llegaron a cinco áreas de la Iglesia —Asia, Centroamérica, México, Norteamérica Noreste, el Pacífico— y ocho naciones.

El desglose completo del estado actual de los 168 templos dedicados de la Iglesia en todo el mundo incluye:

  • 14 templos en fase 3
  • 119 templos en fase 2
  • 13 templos en fase 1
  • 13 templos “pausados”
  • 1 templo aún cerrado
  • 8 templos en renovación

De los 13 templos que actualmente han “pausado” sus operaciones debido a las condiciones y restricciones locales del COVID-19, 10 habían estado en la fase 2 y los otros tres en la fase 1.

El Templo de Apia, Samoa.
El Templo de Apia, Samoa. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Los ajustes incluyen agendar citas en línea

Como parte del anuncio del 7 de diciembre del inicio de las reaperturas en la fase 3, el élder Bednar reiteró el compromiso de la Iglesia de reabrir cada templo de manera cuidadosa y cautelosa para evitar la propagación del coronavirus y proteger a los participantes y obreros del templo.

“Regresar a los templos es algo por lo que oramos y esperamos con gran anticipación”, dijo el élder Bednar. “Nos regocijamos en la oportunidad de servir y adorar nuevamente en los santos templos, aun si nuestra experiencia va a ser diferente, debido a las circunstancias limitantes y los sacrificios adicionales que se nos pide que hagamos”.

En una entrevista reciente con Church News, el élder Bednar dijo que avanzar — cuando las condiciones son seguras— a veces requiere ajustes en la forma en que se hacen las cosas. “Una de las grandes bendiciones de la pandemia”, dijo él, “es que estamos encontrando formas aún mejores de realizar la obra del Señor en la Iglesia”.

En la serie de videos del 7 de diciembre, el élder Stevenson presentó una serie de ajustes a las operaciones del templo — como programar citas en línea, detección de síntomas, uso de mascarillas, precauciones de seguridad adicionales y límites de capacidad. “Su tiempo en el templo en esta nueva fase de reapertura, se sentirá familiar y diferente a medida que participen en las ordenanzas vicarias por personas fallecidas”, dijo él.

Le toman la temperatura a una mujer, como se muestra en un mensaje de video donde se presentó el anuncio, el 7 de diciembre de 2020, de los primeros cuatro templos de la Iglesia que pasaron a la fase 3 de apertura, lo que permite llevar a cabo ordenanzas vicarias por personas fallecidas.
Le toman la temperatura a una mujer, como se muestra en un mensaje de video donde se presentó el anuncio, el 7 de diciembre de 2020, de los primeros cuatro templos de la Iglesia que pasaron a la fase 3 de apertura, lo que permite llevar a cabo ordenanzas vicarias por personas fallecidas. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Y el calificar el virus como “grave” con consecuencias que aún no se comprenden completamente, el élder Renlund subrayó los aspectos de salud de los cierres y reaperturas de templos de la Iglesia. “La Iglesia se ha tomado la pandemia en serio desde el principio — cerramos todos los templos”, dijo. “Ahora los estamos abriendo con cautela en fases para minimizar el riesgo para los obreros del templo, participantes y comunidades”.

El poder realizar ordenanzas vicarias por personas fallecidas comenzó con un número más reducido de participantes y obreros del templo, y las ordenanzas se realizan únicamente con cita previa. Además, la cita del participante ha sido limitada a una ordenanza única y específica debido a las restricciones en el número de personas que pueden alojarse de manera segura en las distintas salas de ordenanzas de un templo.

El élder Duncan señaló el sistema para programar citas en línea para ordenanzas vicarias por personas fallecidas, como uno de los ajustes operativos más importantes que se pueden llevar a cabo al pasar a la fase 3.

La opción en línea se usa para programar citas para las ordenanzas vicarias de quienes residen dentro del distrito de ese templo. La herramienta para programar citas se encuentra en la página de información de cada templo en temples.ChurchofJesusChrist.org, y las programaciones en línea se deben hacer antes de que los miembros lleguen al templo. Las instrucciones y una presentación en video paso a paso en la página web ayudan a los usuarios a comprender el proceso para programar una cita.       

Además, se les da prioridad para programar citas a aquellos que necesitan ordenanzas por los vivos. Para aquellos que no tienen acceso a la herramienta en línea, las citas también se pueden hacer por correo electrónico o una llamada telefónica al templo.

Para ayudar a los lectores en la programación de citas en línea, Church News ha modificado su registro semanal del estado de las reaperturas de los templos, que enumera los 168 templos y el estado operativo actual de cada uno. Los usuarios pueden simplemente hacer clic en el nombre del templo para acceder a la página de información de ese templo, donde se pueden programar las citas.

“Este nuevo sistema de programación nos permite ajustar el programa de ordenanzas del templo en función de los voluntarios disponibles y las regulaciones gubernamentales, limitar la capacidad de un área de ordenanzas según los protocolos de seguridad y las regulaciones gubernamentales, y brindar la oportunidad de programar ordenanzas vicarias por aquellos que residen en el distrito del templo”, dijo el élder Duncan.

Una mujer ayuda a otra con la nueva herramienta en línea de la Iglesia para hacer citas en los templos, como se muestra en un mensaje de video en donde se presentó el anuncio, el 7 de diciembre de 2020, de los primeros cuatro templos de la Iglesia que pasaron a la fase 3 de apertura, lo que permite llevar a cabo ordenanzas vicarias por personas fallecidas.
Una mujer ayuda a otra con la nueva herramienta en línea de la Iglesia para hacer citas en los templos, como se muestra en un mensaje de video en donde se presentó el anuncio, el 7 de diciembre de 2020, de los primeros cuatro templos de la Iglesia que pasaron a la fase 3 de apertura, lo que permite llevar a cabo ordenanzas vicarias por personas fallecidas. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

La implementación del sistema de programación de citas en línea ha sido bien recibida por los participantes del templo y por aquellos que operan los templos localmente, agregó él.

“Desde la reapertura de los templos, algunos comentarios recibidos indican que los visitantes están experimentando una mayor reverencia y experiencias espiritualmente edificantes. A algunos participantes les ha resultado útil buscar ayuda de familiares o amigos al programar citas, ya sea en línea o llamando directamente al templo”.

El élder Duncan señaló que el anuncio de los templos que pasan a la fase 3 se está haciendo al menos dos semanas antes de la fecha programada, en lugar de los típicos anuncios anticipados de una semana para los templos que pasan a las fases 1 y 2. El plazo extendido es para que “dé a los líderes locales del templo el tiempo necesario para preparar sus programas de ordenanzas y capacitar a los obreros y voluntarios”, añadió.

“Dada la experiencia que hemos adquirido con las primeras agrupaciones de templos en la fase 3, nos sentimos optimistas en seguir adelante, con más templos de manera constante — según lo permitan las condiciones locales y las regulaciones gubernamentales”.

El Templo de Melbourne, Australia.
El Templo de Melbourne, Australia. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Las cuatro fases de reapertura

  • Fase 1: Apertura con restricciones, solo para sellamientos por los vivos. Los obreros del templo llevarán a cabo sellamientos de personas vivas solo para miembros que ya estén investidos y bajo pautas y precauciones de seguridad estrictas.
  • Fase 2: Apertura solo para todas las ordenanzas por los vivos. Los obreros del templo llevarán a cabo todas las ordenanzas del templo por personas vivas, pero se mantendrán cerrados el hospedaje, el servicio de lavandería y cafetería.
  • Fase 3: Apertura para todas las ordenanzas de forma limitada. Los obreros del templo seguirán brindando ordenanzas para las personas vivas y brindarán ordenanzas vicarias para los antepasados de una forma limitada. La Iglesia abrirá los hospedajes, servicios de lavandería y cafetería según sea necesario.
  • Fase 4: Apertura para todas las operaciones. La Iglesia reanudará el funcionamiento regular de los templos.