Presidente Russell M. Nelson: ‘Lo que estamos aprendiendo y nunca olvidaremos’

Presidente de la Iglesía

Resumen del discurso:

¿Qué lecciones se aprendieron —y que nunca se olvidarán— en los dos años transcurridos desde la sesión del sacerdocio de la conferencia general?

Lección 1: “El hogar es el centro de la fe y la adoración”.

El compromiso de hacer del hogar el santuario principal de la fe nunca debe terminar. “Les insto a que continúen haciendo de su hogar un lugar verdaderamente sagrado, ‘y no sean movidos’ de ese objetivo esencial”.

Lección 2: “Nos necesitamos unos a otros”.

“Si conocen a alguien que esté solo, tiendan la mano — ¡incluso si ustedes también se sienten solos! . . .  Con o sin la pandemia, ¡cada hijo precioso de Dios necesita saber que no está solo!”

Lección 3: “Su cuórum del sacerdocio está destinado a algo más que una reunión”.

“Amplíen su visión de por qué tenemos cuórums. ¿Cómo desea el Señor que usen sus cuórums para llevar a cabo Su obra — ahora? Busquen la revelación del Señor. ¡Sean humildes! ¡Pregunten! ¡Escuchen!”.

Lección 4: “Escuchamos mejor a Jesucristo cuando estamos quietos”.

“Disciplínense para tener tiempo a solas y con sus seres queridos. Abran su corazón a Dios en oración. Tomen un tiempo para sumergirse en las Escrituras y adorar en el templo”.