Élder D. Todd Christofferson: ‘El porqué de la senda del convenio’

Cuórum de los Doce Apóstoles

Resumen del discurso:

La “senda del convenio” es la que conduce al Reino Celestial de Dios.

A medida que recorremos la senda del convenio (que va más allá de esta vida terrenal) recibimos todas las ordenanzas y convenios pertenecientes a la salvación y la exaltación. 

El seguir los principios y mandamientos del evangelio es el camino más feliz y satisfactorio de la vida. Ayuda a la persona a evitar muchos problemas y remordimientos. Muchos de los problemas de la vida, generalmente son autoinfligidos — es decir, el resultado de malas decisiones.

Cuando seguimos diligentemente la senda del convenio “evitamos personas y cosas que, aunque puedan ser populares, pondrían en peligro nuestro bienestar físico y espiritual. Evitamos las elecciones que hieren o perjudican a otros y, en cambio, adquirimos hábitos de autodisciplina y servicio”. 

Con los convenios, la obediencia a los principios del evangelio se “arraiga en nuestra propia alma”.

“Otro aspecto único de la senda del convenio es nuestra relación con la Deidad. Los convenios que Dios les ofrece a Sus hijos hacen más que guiarnos. Nos unen a Él”.

El don del Espíritu Santo es una bendición clave que viene por seguir la senda del convenio. La senda también trae bendiciones de perdón y limpieza del pecado.

El seguir la senda del convenio también requiere reunirse con otros Santos de los Últimos Días — incluyendo reuniones en el templo.