Élder Ronald A. Rasband: ‘¡He aquí! Soy un Dios de milagros’

Cuórum de los Doce Apóstoles

Resumen del discurso:

La Pascua es una conmemoración de la Expiación y la Resurrección de Jesucristo, el mayor milagro de la historia de la humanidad.

“Los milagros, las señales y las maravillas abundan entre los seguidores de Jesucristo hoy, en sus vidas y en la mía”. Son expresiones del poder ilimitado de Dios.

“Muchos de ustedes han sido testigos de milagros, más de los que se dan cuenta”. Pueden parecer pequeños, pero no es “la magnitud lo que distingue un milagro, sólo que proviene de Dios”.

El otoño pasado, el élder y la hermana Rasband organizaron un evento Cara a Cara en  Goshen, Utah. Veinte minutos antes de las 6 p.m., se fué la luz en el complejo. Élder Rasband se apartó de los demás “y suplicó al Señor que hiciera un milagro”. Siete minutos después de las 6, la electricidad regresó milagrosamente.

“Los milagros se realizan mediante el poder de la fe”. También vienen como respuestas a la oración.

Los milagros no siempre se producen en el tiempo deseado o con el resultado preferido. “¿Eso significa que somos menos fieles ó que no merecemos Su intervención? No. Somos amados del Señor”.

De la misma manera que el Señor se apareció a María en el jardín llamándola por su nombre, “Él nos llama a ejercitar nuestra fe”.