Superando las limitaciones tecnológicas en áreas remotas con desafíos socioeconómicos

El uso de la tecnología para las conferencias de estaca —o cualquier otra reunión similar de la Iglesia— requiere que la unidad y los miembros tengan acceso a los dispositivos, equipos y servicios digitales necesarios. Y eso es difícil en áreas de todo el mundo, donde algunos —debido a limitaciones socioeconómicas o ubicaciones remotas— no tienen los medios tecnológicos para recibir reuniones transmitidas, durante una pandemia o en otras ocasiones.

Aquellos que tienen acceso a sesiones de conferencias virtuales invitarán a otros a sus hogares para ver o escuchar; otros se reunirán en capillas, siguiendo los protocolos del COVID-19.

A continuación, se presentan tres ejemplos internacionales de áreas de la Iglesia trabajando para superar las limitaciones de la tecnología.

Élder Gary B. Sabin, presidente del Área de Europa, dijo que los líderes se sintieron impresionados de comprar cámaras pequeñas de alta resolución para los centros de reuniones en enero y febrero de 2020, para que los obispos pudieran transmitir las reuniones sacramentales a aquellos que no pudieron asistir debido a la distancia o discapacidad.

“Esto resultó providencial”, dijo el élder Sabin, “porque cuando llegó el COVID en marzo (2020), estábamos preparados para transmitir servicios compartiendo un enlace con todos, en lugar de unos pocos seleccionados”.

Estacas en el Área de Europa utilizaron las cámaras para transmitir conferencias de estaca y devocionales.

El Área África Sur enfrenta una combinación de restricciones y oportunidades para realizar conferencias de estaca — desde no reuniones o encuentros permitidos en el país de Mauritius hasta otras naciones que permiten un máximo de 50 a 100 en un centro de reuniones donde hay Wi-Fi disponible.

“Debido al costo de datos es prohibitivo para muchos miembros las videollamadas como Zoom”, dijo el élder S. Mark Palmer, presidente del Área África Sur, “buscamos constantemente formas de aliviar esa carga para que los miembros también puedan mirar desde casa”.

En Sudáfrica, la Iglesia ha contratado a un proveedor llamado Veedo para tales transmisiones de conferencias, similar a una llamada gratuita o un número 1-800 en los Estados Unidos, agregó. “Estamos activamente explorando opciones similares en otros países de nuestra área para tratar de hacer que las conferencias de estaca estén disponibles para tantos de nuestros miembros como sea posible”.

En México, se estima que el 15% de la población vive en áreas socioeconómicas difíciles o regiones rurales que no tienen acceso a servicios de telecomunicaciones o internet de calidad. El élder John C. Pingree Jr., consejero del Área de México, cree que la membresía en el país está aproximadamente alineada con ese porcentaje.

La mayoría de las 222 estacas y los 47 distritos de México han podido utilizar las capacidades de la internet para transmitir conferencias de estaca y reuniones dominicales durante la pandemia. Sin embargo, un pequeño número de lugares rurales y distantes no tenían la infraestructura para soportar transmisiones de video y audio, haciéndolas aún más aisladas, dijo el élder Pingree.

El distrito de Chojolhó está ubicado en la cordillera de la Sierra Madre de Chiapas en el sur de México. La región permanece bastante aislada, se accede a ella en vehículos con tracción en las cuatro ruedas y carece de energía confiable y capacidades de internet. El Área de México equipó a las pequeñas ramas del distrito con paneles de energía solar, baterías para almacenamiento de energía y capacidad satelital para tener un acceso confiable a la internet.

“Como resultado, estas pequeñas comunidades rurales en la montaña de difícil acceso ahora tienen acceso durante la pandemia a conferencias de distrito a través de la tecnología”, dijo el élder Pingree. “Sin embargo, en el futuro los líderes pueden aprovechar esta tecnología para mejorar la capacitación de líderes y ofrecer transmisiones locales de conferencias de distrito, de área y aún eventos a nivel mundial como conferencias, devocionales y Cara a Cara”.