Seis razones por las que el presidente Lund y otros líderes de la Iglesia tienen fe en el programa para Niños y Jóvenes

Cuando el presidente Steven J. Lund y sus consejeros, el hermano Ahmad S. Corbitt y el hermano Bradley R. Wilcox, fueron llamados a la presidencia general de los Hombres Jóvenes en abril de 2020, estaban ansiosos por ser “testigos de primera fila” del lanzamiento del nuevo programa de Niños y Jóvenes.

Pero entonces, “el programa fue devorado por una pandemia mundial”, dijo el presidente Lund a las participantes de la Conferencia de Mujeres de BYU el jueves 29 de abril. “Nuestra simple tarea de cambiar la cultura de la Iglesia, sin embargo, permaneció”.

Después de 100 años de madres “llevando a los niños a consejeros de insignias de mérito” y “empujando a sus hijos a ir a los campamentos”, el cambio de escultismo  a este programa, fue diseñado para preparar a los jóvenes para un mundo diferente, dijo él.

Pero hasta que las mujeres de la Iglesia aceptaron plenamente el programa de Niños y Jóvenes, el presidente Lund y sus consejeros se dieron cuenta de que este cambio no tendría éxito.

Apoyándose en las palabras y experiencias de las madres, el presidente Lund compartió seis razones por las que él y otros líderes de la Iglesia tienen fe en el programa Niños y Jóvenes — “con la esperanza de que obtengan su propio testimonio y lo compartan entre ellos”.

El presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021, sobre el programa para Niños y Jóvenes.
El presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021, sobre el programa para Niños y Jóvenes. Credit: Captura de pantalla de YouTube

1. Es una herramienta poderosa para la Iglesia centrada en el hogar.

El presidente Lund dijo que las mujeres líderes en general desempeñaron un “papel central” en la elaboración de la estructura simple del programa de Niños y Jóvenes y sus tres áreas de enfoque: aprendizaje del Evangelio, servicio y actividades, y desarrollo personal.

La presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, ha enseñado que los padres y familiares son clave para el éxito de este programa. “El papel más importante de un padre es ayudar a sus hijos a conectarse con el cielo, a desarrollar el sistema de valores basado en el Evangelio que los ayudará a anclarse a medida que atraviesan los desafíos en su vida”, dijo.

Basándose en las palabras de las líderes generales de las mujeres, el presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla sobre el programa para Niños y Jóvenes durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021.
Basándose en las palabras de las líderes generales de las mujeres, el presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla sobre el programa para Niños y Jóvenes durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021. Credit: Captura de pantalla de YouTube

2. Proporciona una estructura para que las familias la utilicen mientras se esfuerzan por lograr un desarrollo personal centrado en el hogar

El presidente Lund compartió un videoclip de la presidenta Joy D. Jones, ex presidenta general de la Primaria, que cuenta la historia de un niño que se fija la meta de leer el Libro de Mormón. El programa de Niños y Jóvenes enfoca a las familias en el camino del convenio, dijo él.

Las personas más felices, dijo la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, “son aquellas que se involucran social y espiritualmente de manera que edifican positivamente a los demás al edificarse a sí mismas”.

3. Es un programa diseñado para estos tiempos únicos

El presidente Russell M. Nelson les dijo a los jóvenes en junio de 2018, que fueron enviados a la tierra en este tiempo preciso —“el tiempo más crucial en la historia del mundo”— para ayudar en el recogimiento de Israel. “Esta es la misión para la que fueron enviados a la tierra”, dijo él.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante el devocional mundial para los jóvenes en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el domingo, 3 de junio de 2018.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habla durante el devocional mundial para los jóvenes en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el domingo, 3 de junio de 2018. Credit: James Wooldridge, Deseret News

El presidente Nelson no llamó a los jóvenes al batallón de jóvenes del Señor, señaló el presidente Lund. “Él los invitó. Para ellos, esto es una elección”.

El presidente Nelson no dijo que eran la mejor generación, pero que tienen la capacidad de serlo. “Eso también es una elección”, dijo el presidente Lund, y agregó que esas opciones para unirse al batallón del Señor “encontrarán su lugar en gran medida, si es que las hay, en el programa de Niños y Jóvenes”.

4. Proporciona un lugar para que hombres y mujeres enseñen y preparen a los niños para la obra del recogimiento y defensa de Sión.

Sin madres y padres fieles que se negaron a violar sus convenios, no habría habido hijos de Helamán, dijo el presidente Lund. “En nuestros días, son ustedes y yo quienes nacimos para prepararlos, para vendar sus heridas y para preparar sus manos para la obra de Sión”.

La guerra en el cielo no terminó en el cielo, dijo. “Continúa aquí y ahora, y la juventud de la Iglesia necesita las mismas defensas y armas que derrotaron al mal antes que el mundo existiera”.

5. “Sus niños necesitan que apoyen el programa Niños y Jóvenes porque realmente lo necesitan”

Las relaciones con madres, padres, amigos, vecinos, obispos, asesores y presidencias de cuórums y clases “pueden ser el factor de fe más importante en la vida de un joven”, dijo el presidente Lund.

El presidente Lund citó los hallazgos de un estudio de longevidad de varios años de la Iglesia en el que los jóvenes adultos activos dijeron a los investigadores que fueron sus relaciones positivas con líderes activos las que los ayudaron a desarrollar una relación con el Salvador y su Padre Celestial — incluso más que la Escuela Dominical o las actividades.

El presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021, sobre el programa para Niños y Jóvenes.
El presidente general de los Hombres Jóvenes, Steven J. Lund, habla durante la Conferencia de Mujeres de BYU el 29 de abril de 2021, sobre el programa para Niños y Jóvenes. Credit: Captura de pantalla de YouTube

Estas “relaciones de importancia crítica” crecen al aire libre —lejos de las distracciones de la tecnología— y en seminarios, la escuela dominical, y en reuniones de cuórum y clase, en servicios y actividades entre semana, dijo el presidente Lund.

6. Este edifica la fe en Cristo al poner a los jóvenes y a los niños en el camino que Él camina.

“Niños y Jóvenes es el programa de capacitación de líderes de la Iglesia”, dijo el presidente Lund.

Y brinda apoyo a la salud emocional, dijo, refiriéndose a G. Sheldon Martin, un consejero de salud mental licenciado, quien dijo que Niños y Jóvenes es un patrón para el bienestar mental y emocional debido al énfasis constante en el crecimiento en una variedad de áreas.

Los jóvenes afrontarán días difíciles, dijo el presidente Lund, lo que “hace aún más imperativo que aprendan de ustedes es que ‘sus debilidades tomará él sobre sí… a fin de que según la carne sepa cómo socorrer a los de su pueblo’ (Alma 7:12).

“El programa Niños y Jóvenes les presentará a sus hijos e hijas esa verdad a medida que los presenta con Él”.