Los suministros donados llegan a St. Vincent mientras continúa la actividad volcánica en la isla

Dos contenedores de suministros enviados desde Puerto Rico han llegado a St. Vincent, donde el volcán La Soufrière continúa en erupción. Los suministros donados por la Iglesia incluyen tiendas de campaña, mantas, linternas, toallas, agua, arroz y otros alimentos, junto con sillas de ruedas y nebulizadores, según una actualización de la Sala de Prensa de la Iglesia en Jamaica el 26 de abril.

Además, miembros de la Iglesia y amigos de la cercana isla de Granada empaquetaron 1.000 kits de higiene que fueron enviados a la isla caribeña oriental de St. Vincent con otros suministros donados por varias organizaciones. Esos kits se entregarán a la Oficina Nacional para el Manejo de Emergencias en St. Vincent esta semana.

La Iglesia ha donado dinero a la organización de beneficencia social local Salvation Army para ayudar a distribuir agua y alimentos, junto con cajas de agua. Los miembros de la Iglesia en la isla reunieron 350 canastas de comida para las personas evacuadas.

El volcán La Soufrière continúa en erupción y las explosiones que arrojan cenizas ocurren con poca o ninguna advertencia, según la Oficina Nacional para el Manejo de Emergencias.

Esta combinación de dos fotos con imágenes proporcionadas por Maxar Technologies muestra, arriba, el muelle marítimo de Richmond Vale cubierto de ceniza volcánica, en Chateaubelair, St. Vincent, el martes 13 de abril de 2021, un día después de otra erupción del volcán La Soufriere, y abajo, el muelle marítimo de Richmond Vale el viernes 2 de abril de 2021.
Esta combinación de dos fotos con imágenes proporcionadas por Maxar Technologies muestra, arriba, el muelle marítimo de Richmond Vale cubierto de ceniza volcánica, en Chateaubelair, St. Vincent, el martes 13 de abril de 2021, un día después de otra erupción del volcán La Soufriere, y abajo, el muelle marítimo de Richmond Vale el viernes 2 de abril de 2021. Credit: Imagen de satélite ©2021 Maxar Technologies vía Associated Press

El primer ministro de St. Vincent y las Granadinas, Ralph Gonsalves, declaró la catástrofe el 8 de abril y el volcán entró en erupción el 9 de abril, en la primera de varias explosiones importantes, informó la Associated Press. Esas explosiones han enviado cenizas y gases calientes al aire, y flujos piroclásticos por los flancos sur y suroeste del volcán destruyendo casas, cultivos y otra vegetación y contaminando el suministro de agua en la isla, según informes de la Associated Press.

La acumulación de ceniza ha provocado la muerte de cultivos y el derrumbe de edificios en las zonas más cercanas al volcán, según los informes de prensa. No ha habido informes de heridos o muertos. 

Más de 9.400 de las 16.000 a 20.000 personas que fueron evacuadas de las cercanías del volcán se encuentran en los más de 80 refugios gubernamentales y privados de la isla.

Entre los evacuados se encuentran 46 isleños, incluyendo miembros de la Iglesia, que se están refugiando en un centro de reuniones en Kingstown, según la Sala de Prensa de Jamaica.

El centro de reuniones de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Kingstown abrió el 12 de abril como refugio para las personas evacuadas por el volcán La Soufrière, informó la Sala de Prensa de Jamaica. El 16 de abril, se instalaron baños y duchas portátiles alrededor de la capilla de Kingstown para las casi cuatro docenas de personas que se refugian allí.

Los niños usan recursos educativos en el centro de reuniones de los Santos de los Últimos Días en Kingstown, St. Vincent. El centro de reuniones se utiliza actualmente como refugio para los evacuados del volcán La Soufrière.
Los niños usan recursos educativos en el centro de reuniones de los Santos de los Últimos Días en Kingstown, St. Vincent. El centro de reuniones se utiliza actualmente como refugio para los evacuados del volcán La Soufrière. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Los que están en el refugio hacen oraciones grupales diarias, estudian el Evangelio, hacen ejercicio y también se reúnen tres veces por semana. En una de las reuniones recientes, el presidente de la misión Barbados, Bridgetown, Alan L. Fisher, tocó la guitarra y cantó “Soy un hijo de Dios”. El grupo también cantó otras canciones populares del Evangelio.

“Tuvimos una experiencia espiritual y edificante juntos”, dijo Ronique Forbes, director de comunicación de la Iglesia en la isla, en la actualización del reporte la Sala de Prensa de Jamaica.

En otro devocional, los misioneros de tiempo completo y ex misioneros de Barbados se unieron como invitados.

En St. Vincent hay 716 miembros de la Iglesia y tres congregaciones. Actualmente no hay misioneros de tiempo completo viviendo en St. Vincent, que forma parte de la Misión Barbados, Bridgetown.