Música y palabras de inspiración: Orar y trabajar

Nota del editor: “Palabras de Inspiración” son compartidas por Lloyd Newell cada domingo durante la transmisión semanal del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo. Esta fue transmitida previamente y se dará de nuevo el domingo, 2 de mayo de 2021.

Durante este año pasado, muchos hemos sentido la necesidad de buscar la ayuda divina mucho más que antes. Cuando el mundo está en caos, cuando la normalidad en la vida es cualquier cosa menos normal, comprendemos que nuestras fuerzas y sabiduría no son suficientes. Cuando estamos atónitos ante la forma vertiginosa como el mundo cambia, es natural que busquemos algo o a Alguien confiable e invariable. En otras palabras, nos hemos volcado más a Dios. Muchos que, en el pasado, no solían orar, han empezado a hacerlo, y quienes ya lo hacían, han advertido que sus súplicas se han vuelto más fervientes y más sinceras.

Así que, sentirse un poco abrumado, como nos ha sucedido recientemente, quizá no sea tan malo. No queremos volver a pasarlo, pero estamos agradecidos por tener una conexión más fuerte con Dios, y por lo que aprendimos sobre la relación entre orar y trabajar.

A una de esas lecciones se refirió el líder religioso Russell Ballard, el pasado octubre: “No importa dónde vivan, el idioma que hablen o los desafíos que afronten,” dijo, “Dios los oye y les contesta a Su propia manera y en Su propio tiempo. Dado que somos Sus hijos, podemos acudir a Él en busca de ayuda, solaz y un deseo renovado de marcar una diferencia positiva en el mundo”. Pero después nos recordó esto: “Orar por justicia, paz, los pobres y los enfermos a menudo no es suficiente. Después de arrodillarnos para orar, debemos levantarnos y hacer lo más posible por nosotros y por los demás”. (Vea «Velad, pues, orando en todo tiempo»)

Considere, por ejemplo, las vacunas que tan milagrosamente han sido formuladas en, relativamente, poco tiempo. Este milagro, como todos los demás, surge de una combinación de millones de oraciones y millones de horas de trabajo arduo. La oración y el trabajo a menudo van de la mano. Confiamos en que Dios responderá nuestras súplicas, mientras nosotros hacemos cuanto más podemos de nuestra parte. La oración no solo atrae las bendiciones de los cielos, sino que fomenta nuestros mejores esfuerzos. Nos sentiremos mucho más resueltos e inspirados a producir obras potentes tras levantarnos después de una oración ferviente.

En sintonía …

La transmisión del programa “Música y Palabras de Inspiración” está disponible en KSL-TV, KSL Radio 1160AM/102.7FM, ksl.com, BYU-TV, BYU Radio, Dish y DirectTV, SiriusXM Radio (Canal 143), la página web y el canal de YouTube del Coro de Tabernáculo, y Amazon Alexa (se debe habilitar la función). El programa se transmite en vivo los domingos a las 9:30 a. m. en muchos de estos canales. Busque información sobre la transmisión según su estado y ciudad en musicandthespokenword.org/schedules.