Latter-Day Saint Charities dona US$5 millones para ayudar a refugiados viviendo en EE. UU.

Se espera que más de 9.000 refugiados e inmigrantes se beneficien de las donaciones por un valor de US$5 millones proporcionadas por Latter-day Saint Charities, la organización humanitaria de la Iglesia.

La donación financiera anunciada el jueves, 3 de junio, se dividirá entre nueve agencias de reasentamiento de refugiados que se asocian con decenas de organizaciones benéficas en Estados Unidos.

Las agencias incluyen:

  • Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos
  • Comité Internacional de Rescate (IRC)
  • Comité Estadounidense para Refugiados e Inmigrantes (USCRI)
  • Servicio Mundial de la Iglesia
  • Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante (HIAS)
  • Servicios Luteranos de Inmigración y Refugiados (LIRS)
  • Ministerios Episcopales de Migración
  • Consejo de Desarrollo de la Comunidad Etíope (ECDC)
  • World Relief (Ayuda Mundial)

Las donaciones proporcionadas por la Iglesia ayudarán a los refugiados a cubrir el costo de vida básico y a obtener capacitación laboral, según un comunicado de la Sala de Prensa. Los fondos también ayudarán a los jóvenes con formación educativa complementaria y servicios de gestión de casos.

Una parte de la donación se utilizará para comprar productos básicos para los refugiados recién llegados, como — alimentos, productos de higiene y muebles.

Alicia Wrenn, directora de reasentamiento e integración de la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante, dijo que Latter-day Saint Charities “ha sido un amigo y socio increíble” a lo largo de los años, a través de donaciones en efectivo y productos básicos de Deseret Manufacturing y el almacén del obispo.

Una serie de donaciones proporcionadas por Latter-day Saint Charities por un valor de US$5 millones se utilizará, en parte, para ayudar a las familias de refugiados a establecerse en Estados Unidos. Las donaciones se anunciaron el 3 de junio de 2021.
Una serie de donaciones proporcionadas por Latter-day Saint Charities por un valor de US$5 millones se utilizará, en parte, para ayudar a las familias de refugiados a establecerse en Estados Unidos. Las donaciones se anunciaron el 3 de junio de 2021. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Tenemos muchos testimonios sinceros de nuestra red sobre este impacto, como los mensajes de beneficiarios que duermen en un colchón por primera vez en su vida o de madres que finalmente obtienen un suministro adecuado de pañales”, dijo Wrenn en el comunicado. “Una y otra vez vemos que los beneficiarios sienten un sentido de dignidad al recibir y vivir finalmente con los productos básicos del hogar”.

Wrenn dijo que la mayor parte de la donación en efectivo de este año se utilizará para las necesidades de emergencia y tecnología de los refugiados.

“Sabemos desde el año pasado durante la pandemia, e incluso a través de los primeros signos de recuperación de ella, lo difícil que es para los beneficiarios volver a integrarse con facilidad en el mercado laboral cambiante”, dijo. “Disponer de una reserva para apoyar a los beneficiarios que tienen obstáculos prolongados para conseguir empleo con sus necesidades de alimentación o de vivienda o gastos médicos cambiará la vida de algunos de ellos”.

Megan Bracy, directora de servicios para refugiados y emigrantes de Servicios Luteranos de Inmigración y Refugiados, dijo que la donación ayudará a su organización a “reconstruir el programa de reasentamiento de refugiados para continuar nuestra labor de acogida a través del empoderamiento económico, la conexión comunitaria y el apoyo directo a los beneficiarios, entre otros servicios”.

“A lo largo de los años, Latter-day Saint Charities ha ayudado a miles de refugiados a encontrar un hogar seguro y estable en Estados Unidos, desde amueblar apartamentos para familias hasta apoyar a las madres refugiadas que luchan por mantener comida en la mesa para sus hijos durante la pandemia de COVID-19. Realmente no podríamos hacerlo sin ellos, y no podemos expresar nuestro agradecimiento lo suficiente”.

El Comité Estadounidense para Refugiados e Inmigrantes utilizará la donación para ayudar a los refugiados que necesitan asistencia financiera inmediata y capacitación laboral, dijo el director general de USCRI, Eskinder Negash. Esto incluye a los afectados por COVID-19, desastres naturales, personas sin hogar, problemas de salud mental y otras emergencias.

“Esta generosa donación de Latter-day Saint Charities nos ayudará enormemente a brindar a los refugiados recién llegados la asistencia material y los servicios de apoyo que necesitan para iniciar sus nuevas vidas aquí en EE. UU.”, dijo Negash a la Sala de Prensa. “Esta donación significa que nuestros nuevos vecinos recibirán viviendas amuebladas y estarán conectados a beneficios y servicios de apoyo, incluyendo el apoyo y la capacitación para la movilidad social ascendente”.