La respuesta de Sheri Dew a quienes se preguntan si los profetas, videntes y reveladores son infalibles

La familia de Lehi apenas había llegado a la tierra prometida cuando se le advirtió al profeta Nefi que huyera con su familia al desierto.

Nefi relata: “Y todos los que quisieron acompañarme eran aquellos que creían en las amonestaciones y revelaciones de Dios; y por ese motivo escucharon mis palabras” (2 Nefi 5: 6).

Hoy en día, las personas enfrentan la misma pregunta, dijo la hermana Sheri Dew a los estudiantes de BYU-Pathway Worldwide durante la transmisión del devocional el martes, 13 de julio. “¿Iremos con el profeta? ¿Escucharemos sus palabras y seguiremos su consejo?”.

Hablando desde el Centro de Conferencias en el centro de Salt Lake City y flanqueada por retratos de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles en la pared, la hermana Dew dio testimonio del privilegio único de tener profetas en la tierra hoy.

“Sé que el presidente Russell M. Nelson es un profeta de Dios y que sus consejeros en la Primera Presidencia y cada miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles también son profetas, videntes y reveladores. Testifico que pueden saber por sí mismos que eso es cierto, si buscan obtener un testimonio propio”, dijo.

La hermana Sheri Dew, ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, graba un video del devocional de BYU-Pathway Worldwide en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el miércoles, 9 de junio del 2021.
La hermana Sheri Dew, ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, graba un video del devocional de BYU-Pathway Worldwide en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el miércoles, 9 de junio del 2021. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

La hermana Dew, quien es la vicepresidenta ejecutiva de Deseret Management Corp. y ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, comenzó sus comentarios para los estudiantes de Pathway, compartiendo la experiencia de una presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca en el norte de California que ella conoció mientras servía en la mesa directiva de la Sociedad de Socorro.

Esta líder de estaca era parte de un grupo de amigas que caminaban y no eran miembros de la Iglesia. Una de estas mujeres — su amiga de “pensamiento profundo” — a menudo planteaba temas complejos para discutir. Un día, esta amiga le dijo a la presidenta de la Sociedad de Socorro de la estaca: “He estado leyendo la Biblia y tal vez pienses que estoy loca, pero creo que necesitamos lo que ellos tenían en los tiempos bíblicos — necesitamos un profeta que nos ayude a saber ¡cómo lidiar con todos los problemas que tenemos!”.

La presidenta de la Sociedad de Socorro respondió: “Espero que no crean que estoy loca, pero tenemos un profeta que nos habla y nos ayuda a saber cómo manejar nuestros desafíos. Tenemos un profeta”.

La hermana Dew señaló la “realidad aleccionadora” de que la mayoría de las personas a lo largo de la historia, la mayoría del tiempo, no han conocido ni creído en profetas. Al igual que los jareditas que endurecieron sus corazones a los muchos profetas que vinieron a profetizarles, relativamente pocas personas hoy creen que el Señor ha enviado de nuevo a muchos profetas a la tierra.

“Tenemos 15 profetas, videntes y reveladores — es decir, los miembros de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles — y muchos consideran que sus enseñanzas inconvenientes y políticamente incorrectas. Pero los profetas están bajo convenio de enseñar la verdad, por lo que a veces parecen inflexibles — especialmente para los relativistas morales que aman pretender que no existe tal cosa como la verdad”, dijo la hermana Dew.

Algunos se preguntan acerca de las políticas que cambian en la Iglesia y preguntan por qué cambiarían los procedimientos si los profetas fueran realmente inspirados por Dios. “La Restauración está en curso”, dijo la hermana Dew. “La doctrina no cambia, pero las políticas y los procedimientos sí. ¿Y en quién prefieren confiar? ¿En una celebridad? ¿En un político? ¿En un influenciador de las redes sociales? ¿En un ‘experto’? — cada uno de los cuales tiene un interés personal en ganar seguidores, clientes y fanáticos”.

Aquellos que eligen a los expertos en lugar de los profetas eligen a los “insensatos y ciegos” (Helamán 13:29) en lugar de a los videntes, cuya ordenación les permite ver cosas que otros no pueden ver. “Los profetas son uno de los mayores dones de Dios para sus hijos. Forman una red de seguridad infalible de la verdad”, dijo la hermana Dew.

En septiembre del 2020, cuando la pandemia estaba arrasando sin un final a la vista, la hermana Dew fue invitada a formar parte de una reunión de Zoom con el presidente Nelson, el élder Ronald A. Rasband del Cuórum de los Doce Apóstoles y Michael Colemere, director de comunicaciones para la Iglesia, donde discutieron la posibilidad de que el presidente Nelson grabara un mensaje de esperanza para los miembros de la Iglesia.

El presidente Nelson les dijo que “contribuyeran con sus ideas” y se las trajeran la semana siguiente. Sin embargo, al día siguiente, el presidente Nelson dijo que había recibido una fuerte impresión de que necesitaba grabar un mensaje para el mundo, no sólo para los miembros.

La hermana Sheri Dew, ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, graba un video del devocional de BYU-Pathway Worldwide en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el miércoles, 9 de junio del 2021.
La hermana Sheri Dew, ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, graba un video del devocional de BYU-Pathway Worldwide en el Centro de Conferencias de Salt Lake City el miércoles, 9 de junio del 2021. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

“El mensaje debía tratar de expresar gratitud a Dios y debía incluir una oración para el mundo. Nos dijo el día y la hora en que debería publicarse el video e incluso la duración de su mensaje”, recordó la hermana Dew.

Los resultados no tuvieron precedentes. “El alcance de ese video a través de las redes sociales y varias redes de televisión internacionales eclipsó todo lo que la Iglesia había publicado, especialmente para aquellos que no son de nuestra fe. Nunca antes tanta gente había escuchado la voz de un profeta. ¿Y por qué? Porque escuchamos el consejo de un vidente, que podía ver cosas que nosotros no podíamos ver”.

Algunos se conflictúan preguntándose si los profetas, videntes y reveladores son infalibles. “Esa es la pregunta equivocada”, afirmó la hermana Dew. “Una pregunta mejor es, ¿Quiénes son exactamente los profetas? Son hombres ordenados, poseedores de las llaves del sacerdocio que autorizan que el poder del Señor se distribuya por toda la tierra. Puede que no sean perfectos. Pero son los líderes más perfectamente inspirados de la tierra, y su único motivo es perfectamente puro — ayudarnos a encontrar el camino de regreso a casa al guiarnos hacia Jesucristo”.

En conclusión, la hermana Dew testificó: “No hay mayor seguridad en esta vida que seguir al profeta”.