Desde la sede de la Iglesia: una mirada a 3 de los consejos ejecutivos de la Iglesia y lo que hacen

Nota del editor: La tercera parte de esta serie de cuatro sobre la función esencial de los consejos en la Iglesia presenta la visión de los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles y las líderes generales de las mujeres sobre el propósito y las funciones de tres de los consejos ejecutivos de la Iglesia: El Consejo Ejecutivo Misional, el Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar y el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia. Lea más en la primera parte y la segunda parte.

El domingo de Pascua, 3 de abril de 1836, Jesucristo se apareció a José Smith y Oliver Cowdery en el Templo de Kirtland y aceptó el templo como Su morada.

Después de esta visión, tres profetas antiguos se les aparecieron a José y a Oliver, uno a la vez. Moisés confirió las llaves del recogimiento de Israel, Elías confirió las llaves “de la dispensación del evangelio de Abraham”, y Elías (el Profeta) confirió las llaves del sellamiento.

El élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, es entrevistado en el edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City el viernes, 19 de marzo de 2021.
El élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, es entrevistado en el edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City el viernes, 19 de marzo de 2021. Credit: Steve Griffin, Deseret News

Hoy en día, dijo el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “la Iglesia está organizada con tres consejos ejecutivos que se basan en esas tres llaves que fueron restauradas”. Estos tres consejos sirven bajo la dirección de la Primera Presidencia.

Las llaves del recogimiento de Israel operan dentro del ámbito del Consejo Ejecutivo Misional. Las llaves de la “dispensación del evangelio de Abraham” — del cumplimiento del convenio abrahámico — funcionan en el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia. Y las llaves del sellamiento se encuentran en el Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar.

El élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo que el propósito de estos tres consejos es “una obra” — la obra de Dios “Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39).

El élder Uchtdorf y el élder Cook — junto con el élder David A. Bednar del Cuórum de los Doce Apóstoles, la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon y la presidenta general de la Primaria, Camille N. Johnson — hablaron recientemente con Church News sobre el papel esencial de los consejos en la Iglesia, incluyendo el Consejo Ejecutivo Misional, el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia y el Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar.  

Cada uno de estos tres consejos está presidido por un miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles e incluye un miembro de la Presidencia de los Setenta y el Obispado Presidente, así como dos oficiales generales de las mujeres.

Consejo Ejecutivo Misional

El Consejo Ejecutivo Misional funciona como “el brazo extendido del Cuórum de los Doce Apóstoles para la obra misional”, dijo el élder Uchtdorf. Se enfoca principalmente en “proclamar el Evangelio y hacer discípulos” con la ayuda de los 52.000 misioneros de tiempo completo actualmente en todo el mundo, dijo.

Buscando y revisando constantemente los comentarios de los líderes y miembros locales de todo el mundo, el Consejo Ejecutivo Misional se reúne semanalmente para discutir todos los aspectos de la obra misional — desde llamar a nuevos líderes de misión, crear nuevas misiones, misioneros y teléfonos inteligentes.

En los últimos meses, el porcentaje de misioneros con teléfonos inteligentes ha aumentado del 50% al 95%, dijo el élder Uchtdorf. Y el uso generalizado de teléfonos inteligentes y redes sociales ha demostrado ser una herramienta inspirada para compartir el evangelio de Jesucristo, especialmente durante la pandemia de COVID-19.

La Primera Presidencia ha aprobado recomendaciones del Consejo Ejecutivo Misional para expandir la comunicación de los misioneros con sus familias y actualizar las normas de vestimenta y aseo de los misioneros, incluyendo la opción para que las hermanas misioneras usen pantalones de vestir y los élderes usen camisas de vestir blancas o azules y con o sin corbatas, en circunstancias apropiadas.

“A veces es difícil cambiar las tradiciones antiguas, por lo que es necesario consultar juntos”, dijo el élder Uchtdorf. “Se necesita la influencia del Espíritu para decir: ‘Sigamos adelante. ¿Estamos todos unidos en esto? Sí, lo estamos’. Y luego seguimos adelante”.

El élder Dieter F.Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla con la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, antes de una reunión del Consejo Ejecutivo Misional en el Edificio de Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City el miércoles, 26 de mayo de 2021.
El élder Dieter F.Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla con la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, antes de una reunión del Consejo Ejecutivo Misional en el Edificio de Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City el miércoles, 26 de mayo de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Como ex misionera en Portugal, ex líder de misión en Brasil y madre misionera, la presidenta Cordon aporta una perspectiva única al Consejo Ejecutivo Misional.

Ella describió el proceso de ayudar al consejo a dirigir la reubicación de casi 32.000 misioneros al comienzo de la pandemia — y ser testigo de los milagros que sucedieron — como algo “vigorizante”.

Sobre los cambios en la obra misional que se han producido como resultado de la pandemia, la presidenta Cordon dijo: “Uno puede ver cómo la mano del Señor ha moldeado y refinado el proceso, al ayudar a las personas a conocer el evangelio de Jesucristo y llegar a conocer a su Salvador”.

Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia

El propósito del Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia es “preparar a las personas para encontrarse con Dios”, dijo el élder Cook. “Es para perfeccionar a los santos”.

Las organizaciones de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes, los Hombres Jóvenes, la Primaria y la Escuela Dominical sirven en colaboración con y bajo el ámbito del Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia, dijo el élder Cook.

Ejemplos de temas discutidos en este consejo incluye la ministración, el plan de estudios integrado “Ven, sígueme” y el programa de Niños y Jóvenes.

“El proceso del consejo refina las cosas y las perfecciona”, explicó el élder Cook. A medida que estos y otros temas se discutieron en el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia y más tarde con el Cuórum de los Doce Apóstoles y la Primera Presidencia, “se recibió revelación en varias etapas”.

La presidenta Bingham recuerda sentarse en el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia cuando se hizo la pregunta: “¿Cómo puede la Iglesia ayudar a las familias a ser realmente eficaces en el aprendizaje del Evangelio?”

El consejo determinó que el hogar es el centro ideal de aprendizaje del Evangelio. La siguiente pregunta fue: “¿Cómo puede la Iglesia apoyar eso en el hogar?” La solución se convirtió en un plan de estudios integrado, dijo.

La presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, participa en una reunión del Comité de Liderazgo y Planificación en el Edificio de la Administración de la Iglesia en Salt Lake City el martes, 11 de mayo de 2021.
La presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, participa en una reunión del Comité de Liderazgo y Planificación en el Edificio de la Administración de la Iglesia en Salt Lake City el martes, 11 de mayo de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

El cambio de los maestros orientadores y maestras visitantes a la ministración en 2018 — el enfoque en los principios y la flexibilidad adicional — ayudó a sentar las bases para “Ven, sígueme” para individuos y familias.

“Tomamos lo que aprendimos al ministrar y lo aplicamos a la familia”, dijo la presidenta Bingham. Luego, mientras las familias trabajaban en convertir sus casas en un centro de aprendizaje del Evangelio a través de “Ven, sígueme”, se preparaban para el programa de Niños y Jóvenes.

“Los padres comprendieron más claramente que es su responsabilidad enseñar a sus hijos el evangelio de Jesucristo para ayudarlos a desarrollarse, para conducirlos al Salvador”, dijo.

Estas iniciativas y otras son parte de lo que el élder Cook describe como un “patrón de revelación entrelazado” — revelación que se obtuvo a través de la consejería en los consejos. A través de líderes inspirados, el Salvador Jesucristo preparó a Su Iglesia tanto temporal como espiritualmente para tiempos cambiantes y desafiantes, dijo.

Mirando hacia atrás, la presidenta Bingham dijo: “Pueden ver que el Señor nos preparó a todos para el momento de la pandemia, cuando no podíamos reunirnos en nuestras iglesias, cuando teníamos que apoyarnos unos a otros en las familias y en el hogar”.

En una publicación reciente en las redes sociales, la hermana Rebecca L. Craven [en inglés], segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, compartió lo que es sentarse en consejo con profetas, videntes y reveladores.

“Me … maravilla cómo los líderes de la Iglesia están tan en sintonía con lo que está sucediendo en todo el mundo”, escribió. “Puedo testificar que las voces de las mujeres son buscadas y valoradas en los principales consejos de la Iglesia”.

Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar

El élder Bednar dijo con respecto al Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar: “Todo lo relacionado con los templos — los convenios, las ordenanzas, las operaciones y la obra de historia familiar — es responsabilidad del Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar”.

A medida que se construyen más templos en todo el mundo, “estamos aprendiendo que algunos de los procesos y procedimientos utilizados en los templos grandes no son tan efectivos en los templos más pequeños”, explicó. “Y la pandemia ha brindado la oportunidad de considerar todos los aspectos de cómo se operan los templos”.

“Sin alterar los convenios, las ordenanzas y los asuntos sagrados que ocurren en el templo, nos esforzamos por mejorar la experiencia de los miembros de la Iglesia que asisten en todo el mundo”, dijo.

El élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dirige una reunión del Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia en el Edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City el martes, 2 de junio de 2021.
El élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dirige una reunión del Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia en el Edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City el martes, 2 de junio de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Aquellos que han asistido al templo desde la pandemia probablemente hayan notado cambios operativos en el templo. “Esos ajustes son el resultado de problemas que fueron identificados, presentados a los consejos que los presiden para su revisión, consideración y consejo, y finalmente aprobados para ser incorporados en las operaciones de los templos”, dijo el élder Bednar.

Poco después de ser sostenida durante la conferencia general de abril de 2021, la presidenta Johnson recibió una asignación para servir en el Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar.

“En un gran acto de bondad y benevolencia, el élder Bednar me invitó a su oficina con las dos Setentas Autoridades Generales que son responsables de la historia familiar y los templos, y me dio una descripción general de lo que nuestro consejo ejecutivo iba a abordar”, dijo la recién llamada presidenta general de la Primaria.

“Qué bendición el poder entrar en esa primera reunión con cierta confianza sobre el tema que íbamos a cubrir”.

Como miembro más reciente del consejo, “no tengo mucho contexto que aportar, pero tengo mi perspectiva como mujer Santo de los Últimos Días”, dijo la presidenta Johnson. “Y eso es lo que buscan. Realmente aprecio eso. Me sentí incluida desde el principio”.

La presidenta Johnson dijo que también le dijeron que cada reunión del Consejo Ejecutivo del Templo e Historia Familiar es “un proceso revelador”, y que si venía preparada, “vería algo con nuevos ojos”.

La hermana Camille N. Johnson, presidenta general de la Primaria de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es entrevistada en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City el miércoles, 12 de mayo de 2021.
La hermana Camille N. Johnson, presidenta general de la Primaria de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es entrevistada en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City el miércoles, 12 de mayo de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Y ese ha sido el caso”, agregó. En solo unas pocas semanas, dijo que había adquirido una visión más amplia de la importancia de la obra del templo y de historia familiar.

“Nuestro enfoque en el templo y la historia familiar, y realmente todo lo que hacemos, es ¿cómo vamos a regresar a nuestro hogar celestial?” dijo ella.

“Es lo que estamos haciendo en nuestro barrio, nuestra estaca y en nuestros consejos familiares, es invitar al Salvador al proceso y dejar que Él nos ayude. Él es la razón por la que podemos regresar a nuestro hogar celestial gracias a Su expiación”.