Desde la sede de la Iglesia: 8 principios para ayudar a que su consejo de estaca, de barrio o familiar sea más eficaz

Nota del editor: La cuarta parte de la serie sobre la función esencial de los consejos en la Iglesia explora cómo los principios del consejo a nivel general se pueden aplicar a los consejos de estaca, de barrio y familiar. Lea más en la primera parte, segunda parte y la tercera parte.

Hace unos años, mientras buscaba la voluntad del Señor sobre un nuevo programa para niños y jóvenes, la presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, fue testigo del poder de la inspiración y la revelación que se obtiene a través del consejo.

“Lo que he aprendido es que el Señor tiene una forma de refinar y moldear a medida que avanzamos en el proceso”, dijo. “La dirección puede cambiar por completo, pero hay un espíritu de unidad cuando eso sucede porque te das cuenta de que está siendo guiado y dirigido por el Espíritu”.

Cuando las presidencias generales de las Mujeres Jóvenes y los Hombres Jóvenes presentaron la propuesta de un nuevo programa a varios consejos — incluyendo las presidencias generales de la Sociedad de Socorro, la Primaria y la Escuela Dominical, algunas de las Autoridades Generales de los Setenta y al Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia — se ajustó según las preguntas formuladas y las percepciones aportadas.

El Cuórum de los Doce Apóstoles revisó la propuesta e hizo diferentes preguntas, ofreciendo una nueva visión y perspectiva, dijo la presidenta Cordon. La propuesta se ajustó nuevamente y se presentó a la Primera Presidencia, quien también aportó su opinión y la aprobación final.

La propuesta se convirtió en Niños y Jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, un enfoque divinamente inspirado para fortalecer la fe en Jesucristo de la nueva generación y que comenzó en enero de 2020.

“Esta es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; es algo extraordinario recordar que es Su Iglesia”, dijo la presidenta Cordon. “A medida que buscamos conocer Su voluntad, cuando los hombres y las mujeres se unen, escuchándonos unos a otros y escuchando al Espíritu, fluye la revelación”.

Los líderes de la Iglesia han enfatizado con frecuencia que este modelo divino de consejos también guía los consejos de estaca, barrio y familia, a medida que hombres y mujeres trabajan juntos para buscar la voluntad del Señor mediante la inspiración y la revelación.

El presidente Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia, dijo, “El principio del consejo en ninguna parte es más importante que en la relación entre un esposo y una esposa, y en su relación como padres con sus hijos, o con cualquier otra persona que pueda estar viviendo con ellos”.

Jeff Daly, segundo desde la izquierda, y su esposa, Kendyl Daly, a la derecha, llevan a cabo un consejo familiar con sus hijos en su casa de Laguna Niguel, California, el 18 de julio de 2021.
Jeff Daly, segundo desde la izquierda, y su esposa, Kendyl Daly, a la derecha, llevan a cabo un consejo familiar con sus hijos en su casa de Laguna Niguel, California, el 18 de julio de 2021. Credit: Allan Gibby, para el Church News

El presidente Oaks y la presidenta Cordon — junto con el presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia; el presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles; el élder Dieter F. Uchtdorf, el élder David A. Bednar y el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles; la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, y la presidenta general de la Primaria, Camille N. Johnson — hablaron recientemente con Church News sobre la función esencial de los consejos en la Iglesia, incluyendo los consejos de estaca, de barrio y de familia. 

Destacaron varios principios claves para hacer que los consejos sean más efectivos en todos los niveles.

1. Comprendiendo la mayordomía

Aunque los procesos y principios en todos los consejos son los mismos, el presidente Oaks enfatizó que no todos los consejos son consejos de toma de decisiones. “La Primera Presidencia es un consejo de toma de decisiones”, dijo. “Pero algunos consejos funcionan como consejos de discusión sobre temas en los que no se les ha otorgado autoridad para tomar decisiones”.

El presidente Oaks dijo que el propósito de algunos consejos es “informar al grupo que preside”, como un obispado en un consejo de barrio, para que “sean de un mismo corazón y una sola mente”. La persona que preside el consejo puede entonces anunciar una decisión en el consejo o tomar el asunto en consideración.

“La revelación es el objetivo final del consejo, ya sea revelación en el consejo, revelación a los participantes o revelación a los presidentes”, dijo el presidente Oaks, citando la declaración “en la abundancia de consejo, hay sabiduría”.

El Señor ha organizado Su Iglesia de una manera particular, dando lugar a consejos. Cada acto u ordenanza que se realiza en la Iglesia se realiza bajo la autorización directa o indirecta de alguien que posee las llaves para esa función, enseñó el presidente Oaks, hablando de «mayordomía en revelación”.

“Solo el presidente de la Iglesia recibe revelación para guiar a toda la Iglesia”, dijo. “Los líderes reciben revelación por sus propias mayordomías. Las personas pueden recibir revelación para guiar sus propias vidas”.

 2. Conozcan su propósito

En sus 45 años como autoridad general de la Iglesia, el presidente Ballard ha participado en miles de consejos. Quizás más que nadie, ha sido testigo de lo que funciona — y de lo que no.

El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles, se ríe con Aaron Jenne, Suzanne Drysdale y el élder Patrick Kearon durante una reunión en el Edificio de Administración de la Iglesia en Salt Lake City, el miércoles, 12 de mayo de 2021.
El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles, se ríe con Aaron Jenne, Suzanne Drysdale y el élder Patrick Kearon durante una reunión en el Edificio de Administración de la Iglesia en Salt Lake City, el miércoles, 12 de mayo de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Una reunión de consejo no consiste en decirle a todos lo que tienen que hacer, dijo. Una reunión de consejo no es pedir a todos que den un informe. Una reunión de consejo es cuando un obispo dice, por ejemplo: “Tenemos un problema con la reverencia en el barrio. Hablemos de eso. ¿Qué podemos hacer?”

Guiado por el Espíritu, el obispo busca la opinión de cada miembro del consejo y deliberan juntos sobre una solución. Una vez que se toma una decisión con la que todos se sienten cómodos, siguen adelante y la apoyan activamente.

La misión principal de cualquier consejo de la Iglesia o consejo familiar es “llevar almas a Cristo”, dijo el presidente Ballard. “Es para ayudarlos a prepararse para recibir las ordenanzas y los convenios esenciales para la salvación eterna”.

3. Inviten al Espíritu al prepararse

La preparación espiritual ayuda a fomentar una “experiencia reveladora”, dijo la presidenta Cordon. Antes de participar en una reunión de consejo, repasen la agenda y reflexionen con espíritu de oración sobre los temas que se van a discutir.

“Espero que en nuestros consejos de barrio y de estaca, cada miembro tenga la oportunidad de ver la agenda antes de la reunión. Este sencillo paso facilitará la preparación”, dijo.

Particularmente en los consejos con un gran número de miembros, una agenda enfocada puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo de los participantes, dijo el presidente Oaks. “A menudo he pensado que la eficacia del consejo depende, en gran medida, de que el presidente fije la agenda de una manera razonable y se atenga a ella”.

Antes de discutir un tema específico, los miembros del consejo podrían revisar los antecedentes, recomendó el élder Cook. “Ponerlo en contexto”, dijo. Este podría ser un contexto histórico o doctrinal, o de observaciones de la experiencia personal.

Buena información puede conducir a una buena inspiración, dijo el élder Uchtdorf. “Tienen que recopilar información, y luego estarán en condiciones de recibir revelación cuando se conectan con el Espíritu”.

4. Busquen la voluntad del Señor, no la propia

El élder Uchtdorf dijo que el Salvador debe ser el centro de cada consejo, “no nuestro propio ego ni pensamiento de las estructuras organizativas”. Para mantener al Salvador como centro, un consejo podría preguntarse: “¿Qué quiere Él que hagamos? ¿Cómo podemos lograr Su propósito, Su misión, Su obra, Su gloria?”.

El obispo Paula F. Ika dirige una discusión en el consejo de barrio en el Barrio JAS 221 de Provo (tongano), el domingo, 13 de junio de 2021 en un centro de reuniones de Orem, Utah.
El obispo Paula F. Ika dirige una discusión en el consejo de barrio en el Barrio JAS 221 de Provo (tongano), el domingo, 13 de junio de 2021 en un centro de reuniones de Orem, Utah. Credit: Scott Taylor

La presidenta Johnson usó la analogía de un triángulo para describir cómo los miembros del consejo se acercan entre sí a medida que se acercan a Cristo. “En cada una de estas reuniones de consejo, y espero en nuestros consejos de barrio y en nuestros consejos familiares, estamos invitando a Cristo a esa ecuación. …

“Estas no son reuniones de junta directiva, donde se dan instrucciones a los ejecutivos para que cumplan con ciertas responsabilidades o directivas. Para nada. Es una experiencia reveladora para identificar lo que el Salvador tiene en mente para Su Iglesia”, dijo.

“Esto es más que solo administración. Esto es ministrar al uno. Y la forma en que podemos saber cómo hacerlo a nivel mundial es invitando a nuestro Salvador a ese proceso y reconociendo al Espíritu”.

Este proceso no es fácil, reconoció el presidente Eyring, pero lo ideal es que el Salvador dirija todos los consejos. “Es un trabajo duro obtener la voluntad del Señor, y los consejos, si lo hacemos, es la mejor manera que conocemos de hacerlo”.

5. Asegúrense de que todas las voces sean escuchadas

“La revelación está esparcida entre los distintos miembros de un consejo”, explicó el élder Bednar. “A medida que se presenta un tema para su consideración, necesitamos invitar y escuchar el consejo de todos”.

El élder Cook recordó que mientras servía en el Consejo Ejecutivo Misional con el presidente Ballard hace algunos años, el presidente Ballard a menudo extendía invitaciones para que otros participaran en un tema de discusión.

“Hay un poder en eso”, dijo el élder Cook sobre la búsqueda de puntos de vista adicionales. “Puede que no sea la dirección que tome, pero son apreciados y eso construye unidad. Un consejo es un lugar para construir unidad”.

La presidenta Cordon dijo que a veces en las reuniones del consejo asesor general de las Mujeres Jóvenes, se da cuenta de que una hermana ha estado callada. “La invito al decir, ‘¿Tiene alguna idea?’ Y a veces ella es exactamente la pieza que nos faltaba”.

Cuando un esposo y una esposa trabajan juntos para permitir que sus hijos tengan voz en la familia, dijo, es posible que se den cuenta de que “a veces, la revelación llega a través de la voz de un niño de 8 años”.

Reconociendo que llevar a cabo consejos familiares puede ser un desafío, el presidente Eyring ofreció este consejo a los padres: “Traten de tener el espíritu de un consejo tanto como puedan” y no se preocupen por llamarlo una “reunión” o un “consejo”.

El presidente Oaks agregó, “Los mejores consejos que hemos tenido con mis hijos adolescentes fueron alrededor de la mesa”. 

6. Busquen la perspectiva de las mujeres

“La voz de las mujeres en todos los niveles, incluido el hogar, es fundamental”, dijo el presidente Ballard.

El progreso se logra cuando las mujeres y los hombres están unidos y trabajan juntos, dijo la presidenta Bingham. A las mujeres que cuestionan su valor en un consejo, les dijo, “Su voz como mujer importa”.

La hermana Amy A. Wright, en medio, segunda consejera de la presidenta general de la Primaria; la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, a la izquierda; y la hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, a la derecha, hablan durante una reunión con las nueve mujeres oficiales generales, en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City, el martes, 18 de mayo de 2021.
La hermana Amy A. Wright, en medio, segunda consejera de la presidenta general de la Primaria; la presidenta general de la Sociedad de Socorro, Jean B. Bingham, a la izquierda; y la hermana Sharon Eubank, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, a la derecha, hablan durante una reunión con las nueve mujeres oficiales generales, en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City, el martes, 18 de mayo de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Como presidente de estaca en Alemania hace muchos años, dijo el élder Uchtdorf, el mejor consejo que recibió para ayudar a los miembros en su área fue tomarse el tiempo para escuchar a todos los líderes de las organizaciones de estaca durante las reuniones de consejo.

“Cada organización es importante, cada persona es importante, cada hermano y hermana que sirven en estas organizaciones es importante para la obra”, dijo. “Siempre valoramos y apreciamos la sabiduría, la experiencia y el consejo de nuestras hermanas y hermanos que sirven como líderes en las organizaciones de jóvenes y del sacerdocio de nuestro barrio y estaca. Sus ejemplos de bondad y dedicación son una bendición para la nueva generación y para la Iglesia en su conjunto”.

El élder Uchtdorf dijo que las mujeres líderes generales que sirven con él en los consejos ejecutivos “son tan maravillosas y excepcionales como los hermanos que sirven en estos consejos. Cada uno tiene la misma gran importancia para la obra”.

7. Escuchen para aprender

Si bien invitan a todas las voces a contribuir, los miembros del consejo deben “escuchar para aprender” en lugar de simplemente esperar un turno para hablar, dijo la presidenta Bingham. Un líder de consejo sabio a menudo espera ser la última persona en compartir sus pensamientos para evitar interrumpir involuntariamente la discusión.

La presidenta Cordon dijo que ha aprendido un principio similar del élder Cook y otros miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles. A medida que comparten sus pensamientos e ideas, “lo dicen de tal manera que continúa generando sugerencias, comentarios e ideas de otros. No cierran la conversación”.

Al dejar de lado las propias ideas y escuchar activamente para aprender — de los demás y del Señor — “el Espíritu aumenta nuestra percepción y comprensión”, dijo la presidenta Cordon.

“Eso es cierto para el líder y para cada miembro del consejo”, dijo el presidente Eyring, “es escuchar y estar abierto a la posibilidad de que, a través de la experiencia y el punto de vista de alguien, el Señor pueda revelarles Su obra con mayor claridad”.

En el Consejo de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles, por ejemplo, nadie intenta imponer un punto de vista en particular, dijo el élder Bednar. “Se llega a conclusiones inspiradas si somos modestos, mansos y nos guiamos por el poder del Espíritu Santo”.

El élder David A. Bednar revisa los puntos de la agenda mientras el Cuórum de los Doce Apóstoles se reúne para su reunión semanal en el Edificio de Administración de la Iglesia en Salt Lake City, el martes.
El élder David A. Bednar revisa los puntos de la agenda mientras el Cuórum de los Doce Apóstoles se reúne para su reunión semanal en el Edificio de Administración de la Iglesia en Salt Lake City, el martes. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

8. Busquen el consenso a través de la revelación, no el compromiso

La presidenta Bingham ha observado que en un entorno secular, muchas discusiones grupales conducen a un compromiso — un acuerdo al que llegan cada parte haciendo concesiones.

“No es así como funciona un consejo en la Iglesia. Trabajamos a través del consenso”, dijo. Compartiendo ideas de manera honesta y abierta, “continuamos trabajando juntos, buscando la mejor solución que se confirma a través de la revelación del Espíritu”.

Una vez que se toma una decisión, todos seguimos adelante para apoyarla activamente. “Ahí es cuando el trabajo realmente comienza — fuera del consejo”, dijo la presidenta Bingham.

A veces, el consenso se alcanza rápidamente y otras veces puede llevar más tiempo, advirtió la presidenta Johnson. “Tengan paciencia con el proceso de revelación. El hecho de que se haya programado la reunión no significa que todo saldrá bien en esa sesión de una hora. Puede llevar tiempo”.

El presidente Ballard dijo que aquellos que aprenden a deliberar en consejos eficazmente en sus estacas, barrios y familias — siguiendo el modelo divino que nuestro Padre Celestial y Jesucristo demostraron — “siempre terminarán con un mejor resultado, siempre terminarán con una mejor respuesta, siempre terminarán con un mejor espíritu”..

La presidenta Bingham agregó, “Cuando comprendamos realmente lo que pueden lograr los consejos, correríamos para acogerlo”.

La presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon; Rebecca L. Craven, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, la hermana Amy A. Wright, segunda consejera de la presidencia general de la Primaria, y otros líderes asisten a una reunión en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City, el martes, 18 de mayo 2021.
La presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon; Rebecca L. Craven, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, la hermana Amy A. Wright, segunda consejera de la presidencia general de la Primaria, y otros líderes asisten a una reunión en el Edificio de la Sociedad de Socorro en Salt Lake City, el martes, 18 de mayo 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Más sobre la serie Desde la sede de la Iglesia

Primera Parte — 8 de julio en línea — el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring analizan lo que han aprendido sobre la revelación en los consejos y del liderazgo del presidente Russell M. Nelson.

Segunda parte — 15 de julio en línea — el presidente M. Russell Ballard y otros miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles explican por qué la Iglesia se rige por consejos y dan ejemplos de cómo “invitar, recibir y reconocer la revelación” que puede suceder en cada consejo.

Tercera Parte —22 de julio en línea — los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles y las mujeres líderes en general dan una idea del propósito y las funciones de tres de los consejos ejecutivos de la Iglesia: el Consejo Ejecutivo Misional, el Consejo Ejecutivo de Templo e Historia Familiar y el Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia. Estos consejos ejecutivos hacen recomendaciones al Consejo de la Primera Presidencia y al Cuórum de los Doce Apóstoles.

Cuarta parte — 29 de julio en línea — los líderes de la Iglesia destacan los principios de la consejería practicada a nivel general que pueden ayudar a que los consejos de estaca, barrio y familia sean más efectivos.

Próximamente – 5 de agosto en línea — galería de fotos y descripción general de los consejos.