Semana de la Educación de BYU: Cómo encontrar un propósito y enfoque como mujer del convenio

PROVO, Utah — Estar enfocado significa ser más efectivo, dijo la autora Connie E. Sokol durante la Semana de la Educación de BYU el miércoles, 18 de agosto, en una serie de clases “Mujeres del Convenio: intrépidas, fieles y cumpliendo nuestro destino”.

Sokol hizo eco a las palabras de la presidenta general de las Mujeres Jóvenes Bonnie H. Cordon, quien dijo durante su discurso de la conferencia general de abril de 2020: “La invitación del Señor, así alumbre vuestra luz, no consiste solo en agitar sin dirección un rayo de luz y hacer que en general el mundo brille más. Consiste en enfocar nuestra luz de modo que otras personas puedan ver el camino hacia Cristo”.

Así como las diferentes formas de luz — linternas o lámparas, por ejemplo — tienen diferentes propósitos, las mujeres pueden tener una variedad de propósitos o enfoques. Sokol sugirió acudir al Señor para determinar el propósito único de uno: “Pregúntele a Dios: ¿Dónde me quieres? ¿Dónde puedo hacer el mayor bien?”.

Es importante estar atento y ser intencional al reflexionar sobre el propósito y el enfoque, y también reconocer que el propósito puede ir más allá de cosas como escribir o hablar, que a veces es lo que viene a la mente cuando se habla de propósito.

Sokol ofreció otras sugerencias posibles para las mujeres: “¿Se les ha pedido que pastoreen espíritus de voluntad fuerte y que formen hombres y mujeres talentosos y fieles? … ¿Se les ha pedido que aprendan a distinguir el bien del mal y a hablar con valentía en contra de las prácticas que apoyan la agenda del adversario?”. Algunos pueden haber sido enviados a una situación familiar difícil para ayudar potencialmente al progreso familiar.

Connie E. Sokol.
Connie E. Sokol.

Si es difícil concentrarse en un propósito o un enfoque, sigan adelante de todos modos.

“Si pueden ponerse en movimiento, lo conseguirán”, dijo Sokol. “Así que no esperen hasta que llegue a ustedes”.

También aconsejó centrarse en el Señor cuando se experimente una falta de claridad sobre el enfoque correcto.

La ex presidenta general de la Primaria, Joy D. Jones, enseñó un principio similar cuando dijo a las mujeres en la conferencia general de octubre de 2018 que “podemos hacer que cada punto de nuestra lista de tareas se convierta en una manera de glorificarlo a Él. Podemos ver cada tarea como un privilegio y una oportunidad para servirle, incluso en medio de plazos, obligaciones o pañales sucios”.

Otra herramienta para determinar nuestro enfoque es reflexionar sobre los dones espirituales individuales. Sokol explicó los dones espirituales citando al Setenta Autoridad General Emérito y ex presidente general de la Escuela Dominical Tad R. Callister: “Por cada debilidad, existe un don espiritual que contrarresta y nos ayuda a llegar a ser como Dios”.

La comparación es un obstáculo común para que seamos “valientes” en nuestro enfoque.

Sokol compartió una historia de la vida de la hermana Sheri Dew, vicepresidenta ejecutiva de Deseret Management Corp. y ex miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, que creció jugando baloncesto y quiso probar para el equipo de baloncesto femenino de BYU en 1971, pero comenzó a dudar de sí misma cuando llegó a las pruebas y vio a las otras chicas jugando. Después de caminar por el edificio durante tres horas, se fue a casa.

Muchos años después, la hermana Dew compartió esta historia con las atletas de BYU. Elaine Michaelis, quien entrenó al equipo de baloncesto cuando la hermana Dew era estudiante, le dijo a la hermana Dew que recordaba bien a su equipo de 1971 porque no pudo llenar la plantilla ese año — el equipo tenía una jugadora menos.

Al igual que los diferentes tipos de luz, existen diferentes formas de cumplir un propósito. Nefi, el hermano de Jared y Moisés tenían que cruzar una gran masa de agua, y cada uno lo hizo de una manera diferente.

“No tienen que dudar porque su camino sea diferente al de otra persona”, dijo Sokol. “Cada uno recibió una dirección personalizada adaptada a ellos, y cada uno confió y actuó. Así que confíen, vuelvan al cimiento de la verdad y sigan lo que saben que es verdad”.