Cómo élder Davies y élder Sikahema ayudaron a asegurar el sitio del Templo de Filadelfia, Pensilvania

En su trabajo antes del llamamiento a la Presidencia del Obispado y como Setenta Autoridad General, el élder Dean M. Davies ayudó a identificar y adquirir sitios para los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días — uno de los cuales fue el Templo de Filadelfia, Pensilvania.

Durante un devocional en el campus de la Universidad Brigham Young en noviembre de 2015, el élder Davies describió cómo la Iglesia aseguró con éxito el sitio del templo después de que todo parecía perdido.

Poco después de que el presidente Thomas S. Monson anunciara en octubre de 2008 que se construiría un templo en Filadelfia, el élder Davies y otros se pusieron a trabajar para investigar posibles lugares donde podría construirse. Finalmente surgieron dos sitios.

Con la aprobación de la Primera Presidencia, y luego de algunas diligencias debidas, comenzó el proceso de adquisición de las propiedades. Sorprendentemente, el propietario del primer sitio aceptó la oferta de la Iglesia sin negociar.

“Sin embargo”, dijo el élder Davies a la audiencia de BYU, “probablemente ya lo saben que cuando se trata de construir el reino de Dios — y especialmente cuando se trata de construir templos — las cosas a menudo no salen tan bien como esperaríamos”.

El obispo Dean Davies y su esposa, la hermana Darla Davies.
El obispo Dean Davies y su esposa, la hermana Darla Davies. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

Poco después de que se presentó el papeleo, la ciudad de Filadelfia, a través de una agencia controlada por la ciudad, presentó un reclamo legal que detuvo la transacción. Después de hacer todo lo posible para reunirse con la agencia y retirar el reclamo, como último recurso la Iglesia llevó su apelación al alcalde.

El élder Davies tomo un vuelo a Filadelfia con el arquitecto del templo de la Iglesia y se les unió un Setenta de Área y dos miembros locales de la Iglesia — uno de los cuales era Vaiangina (Vai) Sikahema, ex jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano, locutor deportivo y figura muy conocida en Filadelfia.

Una vez que comenzó la reunión con el alcalde, el élder Davies dijo que la atmósfera en la sala se sentía “más que un poco fría”. Parecía como si la decisión ya se hubiera tomado. El alcalde explicó que su personal le había asegurado que esta propiedad era más adecuada para fines comerciales.

“Recuerdo que el alcalde miró su reloj más de unas cuantas veces”, recordó el élder Via Sikahema, quien recientemente fue sostenido como Setenta Autoridad General en la conferencia general de abril de 2021. “Y en algún momento, hubo una pausa en la reunión”.

Rogando en su corazón por ayuda celestial, el élder Davies le había pedido al alcalde si el arquitecto podía mostrar una representación de cómo se vería el templo.

Cuando el arquitecto comenzó a abrir la cremallera de su bolso, el élder Sikahema le dijo a Church News: “Tuve la fuerte impresión de que debía levantar la mano y decirle al alcalde lo que me pasó a mí y a mi familia con el templo”.

Dijo algo como: “Sr. Alcalde, hace muchos años cuando era un niño en Tonga, mi padre, mi madre y mis hermanos y hermanas vendieron nuestra casa, vendimos frutas y verduras, y vendimos todo lo que pudimos para tener suficiente dinero para viajar a Hamilton, Nueva Zelanda, para ser sellados como una familia eterna en el templo. Ustedes necesitan este templo. Este templo bendecirá su ciudad. Este templo bendecirá a su comunidad. Bendecirá a la gente”.

Vai Sikahema, con su esposa, Keala, frente al Templo de Filadelfia, Pensilvania, que abrió en septiembre de 2016.
Vai Sikahema, con su esposa, Keala, frente al Templo de Filadelfia, Pensilvania, que abrió en septiembre de 2016. Credit: Rick Loomis, para Deseret News

Se sentó y todos se quedaron en silencio. Después de unos momentos, el arquitecto de la Iglesia le mostró al alcalde algunas representaciones del templo. Algo había cambiado y el Espíritu había entrado en la reunión, dijo el élder Davies. “Fue un momento sagrado”.

El alcalde empezó a hacer preguntas. Un concejal de la ciudad que no era miembro habló de cómo el templo bendeciría a la ciudad y la comunidad. La reunión de 30 minutos duró una hora y media.

Al final de la reunión, el alcalde preguntó si el élder Davies ofrecería una oración. “Recuerdo que Dean Davies se levantó y bendijo al alcalde y a su familia”, recordó el élder Sikahema con emoción en su voz. “Bendijo al personal y los colegas del alcalde. Bendijo la ciudad de Filadelfia. Bendijo a sus ciudadanos … y fue realmente una oración poderosa”.

El corazón del alcalde había cambiado. Aunque el élder Sikahema no lo sabía en ese momento, el Templo de Filadelfia Pensilvania seguiría adelante y se construiría en el sitio seleccionado.

Aproximadamente un año antes de su dedicación en 2016, mientras el templo estaba en construcción, el élder Davies invitó al élder Sikahema a su devocional de BYU, donde describió esta experiencia. “Él minimizó la importancia del papel que jugó y mas bien levantó el mío”, dijo el élder Sikahema.

“Y estoy agradecido con Dean … por el increíble papel que tuvo al ayudarnos a asegurar el templo para los santos en esa área. Él es el amigo más generoso, amable y maravilloso”.

El élder Davies murió el martes 31 de agosto de 2021 a los 69 años después de luchar contra el cáncer. Los servicios funerarios se llevaron a cabo el sábado 4 de septiembre a las 11:00 a.m. en la capilla de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ubicada en 900 Eaglepointe Dr, North Salt Lake, UT 84054.