Cronología: eventos claves del 11 de septiembre que involucran a la Iglesia, sus líderes y miembros

El 11 de septiembre de 2001, e inmediatamente después, la Iglesia comenzó a ofrecer consuelo, apoyo y ayuda donde pudo. Eche un vistazo a la cronología de los eventos claves que involucraron a la Iglesia, sus líderes y miembros en los 10 días posteriores a los ataques.

Sept. 11 — Cinco Santos de los Últimos Días mueren en los ataques terroristas del día.

  • Mary Alice Wahlstrom, de Kaysville, Utah, y su hija, Carolyn Beung, de Los Ángeles, California, mueren como pasajeros a bordo de uno de los aviones que se estrelló contra las torres del World Trade Center.
  • Ivan Carpio, un nativo de Perú que trabaja en el restaurante del último piso de la Torre Norte, muere en los ataques que resultaron en el colapso de las dos torres.
  • Rhonda Sue Ridge Rasmussen, de Crystal City, Virginia, una trabajadora del servicio civil en el Pentágono, y Brady Howell, de Mount Vernon, Virginia, también trabaja en el Pentágono en la Oficina de Inteligencia Naval, mueren asesinados.
Phil Larsen, un bombero retirado del Departamento de Bomberos Voluntarios de Round Hill en Washington, DC, desafía a la lluvia en el 18° año del Utah Healing Field en Sandy el miércoles, 11 de septiembre de 2019, mientras presenta sus respetos a los hombres y mujeres que perdieron sus vidas durante los ataques del 11 de septiembre. Larsen, un nativo de Sandy, trabajaba en el Pentágono en 2001 pero no trabajó el día del ataque.
Phil Larsen, un bombero retirado del Departamento de Bomberos Voluntarios de Round Hill en Washington, DC, desafía a la lluvia en el 18° año del Utah Healing Field en Sandy el miércoles, 11 de septiembre de 2019, mientras presenta sus respetos a los hombres y mujeres que perdieron sus vidas durante los ataques del 11 de septiembre. Larsen, un nativo de Sandy, trabajaba en el Pentágono en 2001 pero no trabajó el día del ataque. Credit: Colter Peterson, Deseret News

Sept. 11 — Se estima que 1.000 Santos de los Últimos Días trabajan en la Isla de Manhattan, incluyendo 50 en el World Trade Center y 200 al otro lado de la calle en el World Financial Complex; 3.500 miembros viven en el área del World Trade Center en la Estaca Nueva York Nueva York. Unos 20 de los 50 que trabajan en el World Trade Center no van a trabajar ese día debido a alguna enfermedad, a que trabajaron hasta tarde la noche anterior o por un cambio repentino en el horario, señalan los líderes de la Iglesia local. Los ataques de Nueva York provocan el desplazamiento temporal de solo 10 miembros, incluyendo cuatro misioneros que residen en el área de cierre cerca de la zona cero.

Sept. 11 — La Primera Presidencia emite una declaración después de los ataques del día, expresando simpatía, ofreciendo oraciones y poniendo a disposición asistencia de socorro. La Iglesia dona inmediatamente $160.000 para ayudar a la Cruz Roja Americana — $150.000 a la oficina nacional para ayudar con el trabajo de búsqueda y rescate, alimentos y refugio de emergencia y otras necesidades en los sitios del ataque, con $10.000 para la oficina de Salt Lake para ayudar con comida y refugio a los viajeros varados.

Sept. 11 — En el Tabernáculo, el presidente Gordon B. Hinckley convierte una actuación privada del Coro y la Orquesta del Tabernáculo Mormón en la Manzana del Templo en un servicio conmemorativo vespertino, ofreciendo comentarios, que incluyen: “hay un resplandor a través de la pesada nube de miedo y enojo, la imagen solemne y maravillosa del Hijo de Dios, Salvador del Mundo, Príncipe de Paz, Ejemplo del amor universal”.

El coro del Tabernáculo, así como el presidente Thomas S. Monson y el presidente James E. Faust, participan en el servicio conmemorativo recordando el 11 de septiembre de 2001.
El coro del Tabernáculo, así como el presidente Thomas S. Monson y el presidente James E. Faust, participan en el servicio conmemorativo recordando el 11 de septiembre de 2001. Credit: Foto de Michael Brandy

Sept. 14 — El Tabernáculo alberga un par de servicios conmemorativos — a las 10 a.m. y al mediodía — que se llevan a cabo en respuesta al llamado del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, de un día nacional de oración y remembranza. El presidente Hinckley ofrece comentarios como “bálsamo para los corazones heridos”, con los tres miembros de la Primera Presidencia orando durante el servicio. Varios apóstoles leen de la Biblia, el Coro del Tabernáculo canta himnos patrióticos, de esperanza y consuelo, y las campanas de Nauvoo doblan durante tres minutos. Los servicios se llevan a cabo mediante el sistema de satélites de la Iglesia.

Sept. 14 — El presidente Hinckley aconseja a los estadounidenses en duelo que busquen refugio en el Señor mientras lo entrevistan vía satélite en el programa de CNN “Larry King Live”. También respondiendo preguntas de quienes llaman, el Profeta dice que las secuelas del 11 de septiembre proporcionan “un día de renovación espiritual para los estadounidenses”.

Sept. 16 — Siguiendo la sugerencia de la Primera Presidencia, las reuniones sacramentales se convierten en servicios conmemorativos y un tiempo para las expresiones de fe en el sacrificio expiatorio del Hijo de Dios. Las oraciones, la música y las charlas reflejan el dolor por aquellos que han perdido a sus seres queridos y la promesa de la inmortalidad del alma.

Sept. 20 — El presidente Hinckley se encuentra entre los 26 líderes religiosos de todo el país que se reúnen en la Casa Blanca y brindan una declaración pública colectiva sobre el 11 de septiembre. Más tarde se reúnen con Bush, quien hace referencia a la declaración esa misma noche cuando habla ante una sesión conjunta del Congreso.

Una escolta militar está en posición de firmes mientras el presidente Bush y la primera dama Laura Bush guardan un momento de silencio después de colocar una ofrenda floral en una piscina reflectante en la zona cero el domingo 10 de septiembre de 2006. Bush estuvo en Nueva York para ayudar a conmemorar el quinto aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. (Foto AP / Jason DeCrow).
Una escolta militar está en posición de firmes mientras el presidente Bush y la primera dama Laura Bush guardan un momento de silencio después de colocar una ofrenda floral en una piscina reflectante en la zona cero el domingo 10 de septiembre de 2006. Bush estuvo en Nueva York para ayudar a conmemorar el quinto aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. (Foto AP / Jason DeCrow). Credit: Associated Press