Después de una pausa de 555 días debido a la pandemia, el Coro del Tabernáculo vuelve a hacer sonar ‘el aire con música’

En enero pasado, un reportero de Church News le preguntó al director musical del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo, Mack Wilberg, cómo se sentiría — luego de una larga interrupción por la pandemia — ponerse de pie una vez más frente a los músicos, levantar su batuta y “hacer sonar el aire con música”.

“Pienso en eso todos los días”, respondió Wilberg. “Todos estaremos muy agradecidos de estar juntos. No daremos nada por sentado”.

El director musical asociado Ryan Murphy agregó: “Vamos a sentir las cosas más profundamente que antes. Ya existía mucha pasión — pero esa pasión será mucho mayor cuando podamos servir de nuevo y compartir de nuevo”.

El martes, 21 de septiembre, esa pasión y, sí, la música que define al Coro del Tabernáculo llenó una vez más el Centro de Conferencias. Por primera vez en 555 días, el coro se reunió para ensayar.

El primer himno practicado bajo la dirección de Wilberg: “Hijos del Señor, venid”.

Después de más de 18 meses, el Coro del Tabernáculo reanuda los ensayos en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021.
Después de más de 18 meses, el Coro del Tabernáculo reanuda los ensayos en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021. Credit: Scott G Winterton, Deseret News

“Hemos estado esperando este reencuentro durante mucho tiempo”, dijo la soprano Staci Dame antes de unirse a sus compañeros de coro para el histórico ensayo “Me siento como si hubiera vuelto a casa”.

Anthony Kirkham, un barítono y veterano del coro desde hace cinco años, admitió que se había oxidado un poco después de no haberse presentado con el Coro del Tabernáculo por mucho tiempo. “Sospecho que tendré algunas telarañas que quitar… pero estoy muy agradecido de volver a cantar con el coro”.

Antes del ensayo del martes, el obispo presidente Gérald Caussé, quien sirve como asesor del coro, habló del papel esencial que juega la oración en el regreso del coro a ensayar y presentarse.

Después de más de 18 meses, el Coro del Tabernáculo reanuda los ensayos en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021.
Después de más de 18 meses, el Coro del Tabernáculo reanuda los ensayos en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021. Credit: Scott G Winterton, Deseret News

“Los invito a continuar orando para que este coro continúe, sin interrupciones, para que tengamos una gran conferencia general y un gran concierto de Navidad”, dijo.

Sin embargo, las realidades de la pandemia en curso fueron evidentes durante el ensayo del martes. La precaución definió la reunión. Todos los miembros del coro y oficiales — junto con los varios periodistas que cubrieron el evento — se sometieron a una prueba rápida de COVID-19. Una pegatina verde indicaba un resultado negativo.

Dichos procedimientos de pruebas continuarán en todos los ensayos y presentaciones del coro hasta que las circunstancias lo consideren innecesario.

En sus breves declaraciones del martes, el presidente del Coro del Tabernáculo, Mike Leavitt, habló de las circunstancias sin precedentes que han impedido que el coro se presente. “Han pasado 555 días desde que este maravilloso sonido resonó en las salas del Centro de Conferencias y el Tabernáculo”, dijo.

El nuevo presidente del coro Michael Leavitt habla con el Coro del Tabernáculo en la Manzana del Templo antes de que comiencen su ensayo en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021. Fue el primer ensayo del coro en más de 18 meses.
El nuevo presidente del coro Michael Leavitt habla con el Coro del Tabernáculo en la Manzana del Templo antes de que comiencen su ensayo en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el martes, 21 de septiembre de 2021. Fue el primer ensayo del coro en más de 18 meses. Credit: Scott G Winterton, Deseret News

Las pruebas frecuentes de COVID-19 y las prácticas de distanciamiento social, agregó, son pequeños sacrificios por “el privilegio de estar juntos y testificar en el canto del Salvador y Su amor. Confío plenamente en que continuaremos y que el coro seguirá adelante”.

El presidente Leavitt anunció recientemente la implementación de un plan de protección de siete niveles contra el COVID-19. El objetivo es sencillo: volver a las presentaciones de la forma más segura y rápida posible.

En una reunión que se llevó a cabo el 9 de septiembre, el presidente Leavitt dijo que el plan para reanudar la actividad del coro era análogo a apilar rebanadas de queso suizo. Cada “rebanada” tiene agujeros, pero cuantas más capas de protección se apliquen, mayor será la probabilidad de que se pueda minimizar la propagación del virus del COVID-19.

Los trabajadores de la salud se preparan para administrar las pruebas de COVID-19 a los miembros del Coro del Tabernáculo y a los miembros de los medios de comunicación, el martes, 21 de septiembre de 2021 en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, Utah, que conducen al primer ensayo en persona del grupo musical desde el comienzo de la pandemia.
Los trabajadores de la salud se preparan para administrar las pruebas de COVID-19 a los miembros del Coro del Tabernáculo y a los miembros de los medios de comunicación, el martes, 21 de septiembre de 2021 en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, Utah, que conducen al primer ensayo en persona del grupo musical desde el comienzo de la pandemia. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

La estrategia del coro:

  1. Vacunas. Todos los participantes deben estar vacunados y proporcionar evidencia de estar inmunizados. (A los que no estén vacunados se les concederá un permiso hasta que mejoren las condiciones).
  2. Revisión. Aquellos con condiciones de salud que limitan la efectividad de su sistema inmunológico, incluso si están vacunados, o aquellos con miembros en el hogar inmunodeprimidos también se les concederá un permiso.
  3. Pruebas. Todos los participantes y personal de apoyo se someterán a pruebas antes de cada ensayo o presentación.
  4. Distanciamiento social. Para la conferencia general, solo la mitad del coro cantará en cada sesión.
  5. Uso de mascarillas. Se usarán mascarillas excepto cuando los miembros estén ensayando o participando activamente.
  6. Autoinforme. Los miembros de la organización informarán los síntomas de COVID-19 o la exposición en el hogar y se quedarán en casa con cualquier síntoma, incluso resfriados.
  7. Ventilación. Las presentaciones se limitarán temporalmente al Centro de Conferencias debido a una mayor seguridad de ventilación.

Este rigor es necesario debido a los desafíos de propagación de virus que supone cantar y tocar instrumentos de viento.

Como se indica en la lista de estrategias, la mitad del coro cantará en la sesión del sábado por la mañana de la conferencia general de octubre, y la otra mitad en las sesiones del domingo por la mañana y el domingo por la tarde.

Basados en los resultados, los procedimientos se extenderán para permitir ensayos y presentaciones de la Orquesta de la Manzana del Templo y las Campanas de la Manzana del Templo.

Las transmisiones en vivo de “Música y Palabras de Inspiración” y los ensayos de apertura y las presentaciones para el público pueden seguir más adelante en el otoño.

Se supervisará la eficacia del plan — y, si las señales indican que no está funcionando, el coro volverá a pausar los ensayos. El presidente Leavitt pidió paciencia mientras se implementan los protocolos y la fe y las oraciones de todos los involucrados para invocar las bendiciones del cielo.

El Coro y Orquesta del Tabernáculo en la Manzana del Templo se presenta durante el concierto del Día de los Pioneros en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el viernes, 19 de julio de 2019.
El Coro y Orquesta del Tabernáculo en la Manzana del Templo se presenta durante el concierto del Día de los Pioneros en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, el viernes, 19 de julio de 2019. Credit: Colter Peterson, Deseret News