De misionero a misionero: Hablando sobre el nuevo programa de capacitación en línea y en persona

¿Qué tienen que decir los misioneros de tiempo completo sobre el nuevo programa de capacitación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde la mayoría de los misioneros nuevos estarán en línea durante el primer tercio de su capacitación y luego viajarán a un CCM durante los dos tercios restantes?

El Church News pidió recientemente a más de una docena de misioneros en capacitación — en sus hogares, en los centros de capacitación misional, por correo electrónico y conversaciones en persona — que compartan con los futuros nuevos misioneros lo que están aprendiendo de sus experiencias.

“Lo más destacado hasta ahora es cómo mi relación con mi compañera pudo construirse y crecer a pesar de que está detrás de una pantalla”, dijo la hermana Caira Inano Iau Aniterea, de Auckland, Nueva Zelanda, durante su capacitación en línea antes de servir en la Misión Australia Adelaide.

“Pudimos sentirnos unidas como una, aunque no estuviéramos en persona. He aprendido mucho de mi compañera y he sentido que mi testimonio crece cada día”.

No sólo esa relación ha crecido, sino también la relación de la hermana Aniterea con su Padre Celestial, agregó. “He podido leer más del Libro de Mormón y comunicarme con Él a través de la oración. Sé que me ama y me está guiando a lo largo de este viaje”.

La hermana Tina Dil, compañera del presidente del CCM de Nueva Zelanda, Lindsay Dil, ayuda a un élder a ponerse su placa de misionero por primera vez a su llegada al Centro de Capacitación Misional de Nueva Zelanda en Auckland, Nueva Zelanda, el 30 de junio de 2021.
La hermana Tina Dil, compañera del presidente del CCM de Nueva Zelanda, Lindsay Dil, ayuda a un élder a ponerse su placa de misionero por primera vez a su llegada al Centro de Capacitación Misional de Nueva Zelanda en Auckland, Nueva Zelanda, el 30 de junio de 2021. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Cuando la pandemia de COVID-19 forzó el cierre de los centros de capacitación misional en todo el mundo en marzo de 2020, la Iglesia cambió su capacitación de nuevos misioneros a la instrucción en línea, a menudo denominada “CCM en casa”.

La capacitación en línea se originó en los 10 CCM de la Iglesia en todo el mundo, y los misioneros se reunieron, a través de videoconferencias — con sus compañeros, instructores y otros nuevos misioneros en grupos de aula o “distritos”.

Con los CCM reanudando la capacitación en persona en junio de 2020, la mayoría de los nuevos misioneros comienzan su capacitación en línea en casa por un tercio de su capacitación, luego viajan a un CCM para concluir los dos tercios de su capacitación. El enfoque por fases permite que los misioneros continúen experimentando muchos de los elementos positivos de la capacitación en línea que se han realizado durante el período pandémico de capacitación de nuevos misioneros.

La familia se despide al llegar un élder al Centro de Capacitación Misional de Nueva Zelanda en Auckland, Nueva Zelanda, el 30 de junio de 2021.
La familia se despide al llegar un élder al Centro de Capacitación Misional de Nueva Zelanda en Auckland, Nueva Zelanda, el 30 de junio de 2021. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El élder Jake Robert Orr, un nuevo misionero capacitándose desde su hogar en Draper, Utah, mientras aprendía español y se preparaba para servir en la Misión Raleigh de Carolina del Norte, comentó que cada vez que tenía una gran lección en línea, quería correr y contarle inmediatamente a su familia todo sobre eso.

“Me encantó poder contar historias y compartir momentos especiales en el MTC en línea con mi familia — creo que mis padres lo han disfrutado también”, dijo. “Es genial poder compartir con tu familia lo que estás aprendiendo, y ellos pueden presenciar el proceso de ser un misionero justo frente a sus ojos”.

La capacitación del CCM en línea desde el hogar ayuda a adaptarse a la vida misional, agregó. “También es genial adaptarse al horario y poder comer lo que normalmente comes y dormir en el lugar donde normalmente duermes mientras te acostumbras a las expectativas y rutinas de los misioneros”.

A continuación, se encuentran las respuestas de los misioneros participantes de los Estados Unidos, África y Nueva Zelanda que participaron en la capacitación en línea y en persona. Las respuestas se han editado para que sean claras y no tan extensas.

Los nuevos misioneros del Centro de Capacitación Misional de Ghana se preparan para el proceso de admisión y el primer devocional en Accra, Ghana, a fines de junio de 2021.
Los nuevos misioneros del Centro de Capacitación Misional de Ghana se preparan para el proceso de admisión y el primer devocional en Accra, Ghana, a fines de junio de 2021. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

¿Cómo influyeron personalmente sus experiencias de capacitación en el CCM?

“Mis instructores del CCM fueron muy buenos. Nos enseñaron muy bien y compartieron experiencias personales que nos ayudaron a conocer mucho sobre la vida misional. Realmente no me gustaba escribir en mi diario, pero ahora escribo todo lo que siento y sé en él — sé que algún día me ayudará. He aprendido a escudriñar las Escrituras con diligencia y a utilizarlas para responder preguntas” — Élder Daniel Ankonu Abeo Jr., de Accra, Ghana; Misión Ciudad Benin Nigeria.

“He llegado a amar más el Evangelio. He adquirido habilidades para encontrar y enseñar a las personas con facilidad. He aprendido a amar y perdonar a las personas con voluntad y libertad. He aprendido a ser paciente y disciplinada. También he aprendido a ayudar a las personas sin que me lo pidan” Hermana Elizabeth Ann Adwoa Adjabeng, de Koforidua, Ghana; Misión Costa del Cabo Ghana.

Los misioneros estudian en clase en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021.
Los misioneros estudian en clase en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

¿Cómo resumiría su capacitación en línea de la nueva capacitación misional?

“El CCM en casa ha ayudado a lo que sería una transición difícil. Estudiar las Escrituras y “Predicad Mi Evangelio” durante horas al día, junto con las clases y aprender español, es bastante agotador mental y espiritualmente. Sin embargo, ha sido una experiencia de crecimiento increíble y estar en casa con mi familia me ha ayudado a aclimatarme a la vida misional de una manera menos drástica” — Élder Jarom Michael Moody, de Frederick, Maryland; Misión Boston Massachusetts (español).

“Después de más de un año de experiencia de aprendizaje en línea, puedo decir honestamente que vi un aumento exponencial en lo que he podido aprender y retener de las llamadas de Zoom. Atribuyo esta diferencia a la alta calidad de los maestros y el plan de estudios del CCM, así como al espíritu que he podido sentir todos los días” — Hermana Sophia Zana Roser, de Foster City, California; Misión Washington D.C. Norte (español).

“Mi experiencia en el CCM en casa ha sido a veces muy abrumadora, física, mental y espiritualmente. Pero me he sentido reconfortada por mi familia y por nuestro Padre Celestial durante todo mi tiempo en el CCM en casa” Hermana Tayah Alisi-Lynn Langi, de Sandy, Utah; Misión Arcadia California.

La hermana Elizabeth Wheatley reacciona cuando ve a una de sus maestras, la hermana McKenna Pouwer, en persona por primera vez, después de interactuar previamente en clases en línea, en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, el miércoles, 18 de agosto de 2021.
La hermana Elizabeth Wheatley reacciona cuando ve a una de sus maestras, la hermana McKenna Pouwer, en persona por primera vez, después de interactuar previamente en clases en línea, en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, el miércoles, 18 de agosto de 2021. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

¿Cómo “conectarse” con un compañero, el distrito y los instructores primero en línea, ayuda con la transición a la capacitación en persona en el CCM?

“Poder ‘conectarme’ y poder consultar con mi distrito, compañeros y maestros ha sido verdaderamente revelador. Puedo aprender a un nivel tan profundo que el Espíritu puede enseñarme que las enseñanzas del Evangelio son verdaderas. Siento que conozco a mi distrito desde hace mucho tiempo, y aprender el Evangelio realmente ha fortalecido mi testimonio” — Élder Kaliopasi Sam Niupalau, de Nampa, Idaho; Misión San José California.

“Todo el mundo sabe que normalmente es más difícil entablar relaciones en línea, por lo que tanto mi compañero como yo trabajamos mucho más para conectarnos y pasar tiempo juntos. Lo mismo ocurre con mi distrito y los instructores. Todos pudimos acercarnos, porque todos sabíamos que teníamos que esforzarnos más para que funcionara a través de Zoom” — Hermana Roser, Misión Washington D.C. Norte.

“Ha sido genial poder conectarme con mi distrito primero en línea porque ahora siento la anticipación de verlos a todos en persona en lugar de estar en un salón de clases con personas que no conozco” — Élder Clinton Calvert Allen Jr, de Chandler, Arizona; Misión Baltimore Maryland (español).

La hermana Nina Smith dirige a la hermana Tayah Langi a medida que avanza en el proceso de registro en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo el miércoles, 18 de agosto de 2021.
La hermana Nina Smith dirige a la hermana Tayah Langi a medida que avanza en el proceso de registro en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo el miércoles, 18 de agosto de 2021. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

¿Cuál ha sido un punto destacado de la capacitación en línea?

“Una de las mejores bendiciones de participar en el CCM en casa es el distrito en el que se no coloca. Todos somos representantes de Cristo y crecemos juntos a través de la oración, los estudios y el testimonio compartido. Las diferentes zonas horarias son un sacrificio, pero estamos dispuestos a hacerlo por nuestras misiones como representantes de Jesucristo. Estar en casa para la capacitación en línea también es una bendición. Puedes pasar tiempo con tu familia eterna a medida que te ven crecer en lo que nuestro Padre Celestial y Jesucristo quieren que seas. Ellos ven tu ejemplo y el compromiso que has hecho de ser un misionero de la Iglesia verdadera” — Hermana Savannah Michele Araya, de Chesterfield, Missouri; Misión Manzana del Templo de Salt Lake City Utah (español).

“Aprender de algunos profesores increíbles. Nunca entendí que la enseñanza eficaz es una conversación con alguien y escuchar, no únicamente ser yo el que habla” Hermana Audrey Ruth Morgenegg, de Knoxville, Tennessee; Misión Arizona Tucson.

“Me he dado cuenta de que puedo estudiar por mí misma y tengo el desafío de aprender más cuando hablo con otros misioneros. Siento que hay más que aprender todos los días y estoy haciendo mi mejor esfuerzo” — Hermana Adjabeng, Misión Costa del Cabo Ghana.

“Un punto culminante que he tenido en el CCM en casa es reunirme con mis amigos y dejar que me vean en el CCM. Me ha encantado hablar con la gente sobre mis experiencias. Me encantaba llevar mi placa de misionera cuando veía a mis amigos y familiares. ¡Y creo que es genial que hayan podido verme como una misionera en persona!” — Hermana Langi, Misión Arcadia California.

“Los talleres misionales al comienzo de cada día han sido increíbles. Los mensajes han sido edificantes y justo lo que los nuevos misioneros necesitamos. Además, el chat ha sido inspirador y atractivo, y los misioneros han compartido comentarios y citas interesantes” — Élder Moody, Misión Boston Massachusetts.

El élder Elijah Faleolo y su padre Fale Faleolo se abrazan mientras lo dejaban en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021.
El élder Elijah Faleolo y su padre Fale Faleolo se abrazan mientras lo dejaban en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

¿Y cuál ha sido una sorpresa inesperada en la capacitación en línea?

“Definitivamente la carga de trabajo. Si hace todo lo que se le pide y obedece las asignaciones, puede tomar de 11 a 12 horas al día. Dicho esto, también me sorprendió que yo quiera hacer el trabajo para convertirme en un mejor discípulo de nuestro Padre Celestial” — Élder Orr, Misión Raleigh Carolina del Norte.

“Mi sorpresa agradable es que nunca esperé que mis maestros fueran tan amables y cariñosos. Me ayudan a aprender mucho y tan rápido” — Hermana Constance Mwansa Lukopesha, de Lusaka, Zambia; Misión Nairobi Kenia.

“Oré para poder ver a mi compañera como la ve el Salvador, y funcionó absolutamente. Estamos en Zoom y, sin embargo, no puedo esperar para conocerla a ella y a mi distrito y ver hasta dónde llegamos desde allí” — Hermana Elizabeth Wheatley, de Jefferson, Dakota del Sur; Misión Baton Rouge Louisiana.

El élder Clint Allen, Jr., sale de la oficina de su casa después de terminar una sesión matutina de capacitación misional en su casa en Chandler, Arizona, el jueves, 12 de agosto de 2021. Él irá por un mes al Centro de Capacitación Misional de Provo para terminar su capacitación en persona.
El élder Clint Allen, Jr., sale de la oficina de su casa después de terminar una sesión matutina de capacitación misional en su casa en Chandler, Arizona, el jueves, 12 de agosto de 2021. Él irá por un mes al Centro de Capacitación Misional de Provo para terminar su capacitación en persona. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

¿Cómo ha involucrado a sus padres y familia en su capacitación en línea y cuáles han sido los beneficios de comenzar su capacitación en casa?

“Mi familia ha estado involucrada durante mi experiencia en el CCM en casa, y pudieron hacer de nuestro hogar un lugar donde el Espíritu puede morar mientras aprendo y me preparo para convertirme en un instrumento en las manos del Señor” Hermana Aniterea, Misión Adelaide Australia.

“He podido compartir con mi familia lo que aprendí en devocionales, clases y talleres y siento que ayuda a traer más el Espíritu a nuestro hogar” — Élder Allen, Misión Baltimore Maryland.

“Puedes ver a tu familia cuando no estás en clases y compartir el material que has aprendido en clases y estudios con ellos. Ellos ven tu brillante ejemplo y ven el cambio en ti, fortaleciendo así el Espíritu en el hogar. Comenzar en el CCM en casa es un beneficio para facilitar el trabajo y la vida misional sin dejar de contar con el apoyo de tu familia” Hermana Araya, Misión Manzana del Templo Salt Lake City Utah.

“Hay muchas invitaciones para involucrar a nuestra familia en nuestra capacitación. Desde compartir lo que hemos estado aprendiendo hasta presentarnos en español a ellos, hemos tenido numerosas oportunidades para hacerlos parte de la experiencia. Uno de los mayores beneficios de CCM en casa es ver a mi familia. Hace una separación entre ser misionero y dejar a tu familia. He podido entrenar sin ninguna nostalgia, y eso me permite convertirme en un misionero más eficaz” Élder Moody, Misión Boston Massachusetts.

“Tengo la oportunidad de hablar con mi familia sobre las enseñanzas que he aprendido, y puedo asesorar a mis padres sobre el CCM y hablar sobre sus experiencias” Élder Niupalau, Misión San José California.

La hermana Denise Alexander y el presidente Allen B. Alexander, primer consejero de la presidencia del CCM de Provo, saludan al élder Jared Ferguson cuando llega al Centro de Capacitación Misional de Provo, en Provo, el miércoles, 23 de junio de 2021.
La hermana Denise Alexander y el presidente Allen B. Alexander, primer consejero de la presidencia del CCM de Provo, saludan al élder Jared Ferguson cuando llega al Centro de Capacitación Misional de Provo, en Provo, el miércoles, 23 de junio de 2021. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

¿Cómo ayuda la capacitación en persona a un buen comienzo para el servicio misional y cómo puede el nuevo misionero prepararse para esa capacitación?

“Los instructores del CCM son los mejores — enseñan a los misioneros en formación a comprender y estar preparados. Los nuevos misioneros deberán estar dispuestos a aprender; entonces será un buen comienzo para ellos — Hermana Adjabeng, Misión Costa del Cabo Ghana.

“Había escuchado que el CCM es un lugar hermoso — que comen todos los días y que es cómodo. Es importante ser puntual y prepararse con la comprensión del Evangelio antes de venir al CCM” — Élder Joseph Yemeh Bangura, de Freetown, Sierra Leona; Misión Kumasi Ghana.

“Mi consejo es que se prepare tanto como pueda. La obra misional no comienza en el campo misional o en el CCM, comienza en casa. Estudie sus Escrituras, trabaje con los misioneros en su barrio de origen. De esa manera, podrá adaptarse, aprender rápidamente y estar listo y preparado” — Hermana Lukopesha, Misión Nairobi Kenia.

Las misioneras miran las fotos de los líderes misionales en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021.
Las misioneras miran las fotos de los líderes misionales en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News