¿Qué enseñó el presidente Nelson durante la conferencia general de octubre de 2021? Fortalezcan sus cimientos, dediquen tiempo al Señor

Al final de la conferencia general de octubre de 2021, el presidente Russell M. Nelson suplicó a los oyentes de todo el mundo que contrarresten el encanto del mundo dedicando tiempo al Señor — todos y cada uno de los días.

“Si la mayor parte de la información que obtienen proviene de las redes sociales o de otros medios de comunicación, su capacidad para escuchar los susurros del Espíritu se verá disminuida”, dijo.

“Si no están buscando al Señor a través de la oración y el estudio del evangelio diarios, quedan vulnerables a filosofías que pueden ser intrigantes pero que no son ciertas. Incluso los santos que de otro modo serían fieles pueden ceder al ritmo constante de la banda de Babilonia”.

Por primera vez en dos años, la conferencia general regresó al auditorio del Centro de Conferencias, con música en vivo del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo y más que un número limitado de líderes de la Iglesia presentes. Debido a las restricciones y precauciones del COVID-19, las tres conferencias generales anteriores de la Iglesia se han limitado a entornos más pequeños y selecciones de música pregrabada.

Lea más: El presidente Nelson anuncia 13 templos nuevos durante la conferencia general de octubre de 2021

El presidente Nelson instó a los oyentes a fortalecer sus cimientos espirituales haciendo cosas que permitan que el Espíritu Santo esté con ellos — siempre. “Nada invita más al Espíritu que centrar la mira en Jesucristo”.

Y no hay nada que fortalezca su fundamento espiritual como lo hacen el servicio y la adoración en el templo, dijo.

Fortalezcan su cimiento espiritual

Cuando se termine la renovación importante de cuatro años del Templo de Salt Lake, en caso de terremoto no habrá lugar más seguro en el Valle del Lago Salado que el interior de ese templo, dijo el presidente Nelson durante la sesión del domingo por la mañana.

“Del mismo modo, siempre que ocurra cualquier tipo de conmoción en su vida, el lugar más seguro en el que pueden estar espiritualmente es viviendo dentro de sus convenios del templo”, enfatizó el Profeta.

El presidente Russell M. Nelson y la hermana Wendy Nelson, inspeccionan el progreso de la renovación del Templo de Salt Lake.
El presidente Russell M. Nelson y la hermana Wendy Nelson, inspeccionan el progreso de la renovación del Templo de Salt Lake. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Créanme cuando les digo que si su cimiento espiritual está edificado firmemente en Jesucristo, no tienen por qué temer. Si son fieles a los convenios que hicieron en el templo, el poder de Él los fortalecerá. Entonces, cuando ocurran terremotos espirituales, podrán mantenerse firmes porque su cimiento espiritual es firme e inamovible”.

Ha llegado el momento de que cada uno de nosotros implemente medidas extraordinaries — quizás medidas que nunca antes hemos tomado — para fortalecer nuestro propio cimiento espiritual, dijo el presidente Nelson.

Vea el video y vea las fotos de la inspección del presidente Nelson del Templo de Salt Lake

“Mis queridos hermanos y hermanas, estos son los últimos días. Si ustedes y yo vamos a resistir los peligros y las presiones venideras, es imprescindible que cada uno de nosotros tenga un firme cimiento espiritual edificado sobre la roca de nuestro Redentor, Jesucristo.

“Así que, pregunto a cada uno de ustedes: ‘¿Cuán firme es su cimiento? ¿Y qué refuerzos son necesarios para su testimonio y comprensión del Evangelio?”

El templo es el núcleo del fortalecimiento de nuestra fe y fortaleza espiritual, dijo, porque el Salvador y Su doctrina son la esencia misma del templo.

Al explicar cómo la administración de las ordenanzas del templo se ha ido perfeccionando gradualmente con el tiempo, el presidente Nelson ofreció tres verdades para meditar:

  1. La Restauración es un proceso, no un evento, y continuará hasta que el Señor regrese.
  2. El objetivo final del recogimiento de Israel es llevar las bendiciones del templo a los hijos fieles de Dios.
  3. A medida que procuramos la forma de lograr ese objetivo de manera más eficaz, el Señor revela más conocimiento. La Restauración continua necesita revelación continua.

“Él es quien desea que ustedes comprendan con gran claridad para qué exactamente están haciendo convenios”, dijo el presidente Nelson, enfatizando “Él”.

 Las estatuas de Cristo y los apóstoles se exhiben en el Centro de Visitantes del Templo de Roma de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Roma, Italia, el domingo, 13 de enero de 2019.
Las estatuas de Cristo y los apóstoles se exhiben en el Centro de Visitantes del Templo de Roma de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Roma, Italia, el domingo, 13 de enero de 2019. Credit: Ravell Call, Deseret News

“Él es quien desea que experimenten plenamente Sus sagradas ordenanzas. Él quiere que comprendan sus privilegios, promesas y responsabilidades. Él quiere que tengan perspectivas y despertares espirituales que nunca antes hayan tenido”.

Si la distancia, los problemas de salud u otras limitaciones les impiden asistir al templo durante una temporada, “los invito a fijarse un tiempo regular para repasar en la mente los convenios que han hecho”.

Si todavía no les encanta ir al templo, “vayan con más frecuencia — no menos. Permitan que el Señor, mediante Su Espíritu, les enseñe y los inspire allí. Les prometo que, con el tiempo, el templo se convertirá en un lugar de seguridad, consuelo y revelación”.

El presidente Nelson suplicó a los jóvenes adultos que buscaran un compañero con quien se puedan sellar en el templo. “Al casarse en el templo y regresar con frecuencia, serán fortalecidos y guiados en sus decisiones”, dijo.

Para los esposos y esposas que aún no se han sellado en el templo, “les suplicaría que dieran los pasos necesarios para recibir esa ordenanza culminante que cambia vidas”.

Para aquellos que anhelan el matrimonio, pero aún no han encontrado a su cónyuge eterno, “Los instaría a que no esperen a casarse para recibir la investidura en la casa del Señor. Empiecen ahora a aprender y a experimentar lo que significa estar armado con el poder del sacerdocio”.

Y a cada uno de ustedes que han hecho convenios en el templo, “les ruego que de manera — devota y constante — procuren comprender los convenios y las ordenanzas del templo”.

Se abrirán puertas espirituales, prometió el presidente Nelson. “Aprenderán a separar el velo entre el cielo y la tierra, a pedir a los ángeles de Dios que estén con ustedes y la mejor forma de recibir guía de los cielos. Sus esfuerzos diligentes por hacerlo reforzarán y fortalecerán su cimiento espiritual”.

Verdad, doctrina y revelación

El presidente Nelson dio la bienvenida a la conferencia general de octubre de 2021 el sábado por la mañana invitando a los participantes de todo el mundo a escuchar tres cosas en cada discurso: la verdad pura, la doctrina pura de Cristo y la revelación pura.

El Centro de Conferencias en Salt Lake City.
El Centro de Conferencias en Salt Lake City. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Al contrario de las dudas de algunos, sí existen el bien y el mal”, dijo el presidente Nelson. “Realmente existe la verdad absoluta — la verdad eterna”.

La doctrina pura de Cristo es poderosa y cambia la vida de todo aquel que la entiende y procura implementarla en su vida. La doctrina de Cristo nos ayuda a encontrar y permanecer en la senda de los convenios.

“La revelación pura para las preguntas de su corazón hará que esta conferencia sea provechosa e inolvidable”, agregó.

Nunca ha habido una época en la historia del mundo en el que el conocimiento del Salvador fuera más vital y relevante en lo personal para toda alma humana, dijo el presidente Nelson. “Imaginen lo rápido que se resolverían los devastadores conflictos del mundo — y los de nuestra propias vidas — si todos decidieran, si todos eligiéramos seguir a Jesucristo y prestar atención a Sus enseñanzas”.

El presidente Nelson concluyó el fin de semana de la conferencia general con una seguridad personal para cada oyente: “El Señor los conoce y los ama. Él es su Salvador y su Redentor. Él dirige y guía su Iglesia. Él los dirigirá y guiará a ustedes en su vida si le dedican tiempo a Él en su vida, todos — cada uno de los días”.

Lea más de la cobertura de la conferencia general de octubre de 2021