¿Buscan la paz? Comiencen conectándose con Cristo en oración y cuidando de los demás, dicen los líderes de la Iglesia en la conferencia general

Una abundancia de “buenas nuevas” definió la Conferencia General Semestral N° 191.

Sin embargo, para muchos Santos de los Últimos Días, los temas que se han escuchado más quizás resonaron con más fuerza: Cristo sigue siendo el antídoto contra las dolencias prevalentes del miedo, la adversidad y la ansiedad.

“Créanme cuando les digo que si su cimiento espiritual está edificado firmemente en Jesucristo, no tienen por qué temer”, prometió el presidente Russell M. Nelson en su discurso del domingo por la mañana. “Si son fieles a los convenios que hicieron en el templo, el poder de Él los fortalecerá.

“Entonces, cuando ocurran terremotos espirituales, podrán mantenerse firmes porque su cimiento espiritual es firme e inamovible”.

Muchos líderes utilizaron sus discursos de la conferencia general para ofrecer dirección y consejo sobre cómo superar la adversidad. Otros compartieron experiencias tiernas, a veces dolorosas, de sus propias vidas.

Nuestra capacidad para escuchar la voz pacificadora del Señor depende de nuestra fe, enseñó el presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia.

El presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, saluda a la audiencia al salir después de la sesión del sábado por la noche de la Conferencia General Semestral N°191 de La Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, el sábado, 2 de octubre de 2021.
El presidente Henry B. Eyring, segundo consejero de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, saluda a la audiencia al salir después de la sesión del sábado por la noche de la Conferencia General Semestral N°191 de La Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en el Centro de Conferencias de Salt Lake City, el sábado, 2 de octubre de 2021. Credit: Shafkat Anowar, Deseret News

“Con suficiente fe, pediremos dirección con la intención de ir y hacer lo que Él nos pida. Habremos desarrollado la fe para saber que cualquier cosa que Él pida bendecirá a otros, y podemos ser purificados en el proceso debido a Su amor por nosotros”.

Muchos de los que sintonizaron la conferencia general están soportando el dolor provocado por el COVID-19. La enfermedad ha cobrado la vida de seres queridos y ha trastornado vidas en todo el mundo

La expiación del Salvador, testificó el presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles, es una evidencia para todos los que están manejando cualquier forma de adversidad de que no están solos.

“No podemos perder nuestro amor y esperanza en Jesús, incluso si enfrentamos desafíos aparentemente abrumadores”, dijo. “El Padre Celestial y Jesús nunca nos olvidarán. Ellos nos aman”.

Experiencias Personales

Con ternura, el élder Erich W. Kopischke, un Setenta Autoridad General, habló de los desafíos de su hijo con una enfermedad mental. Las pruebas de los Kopischke seguramente son reconocidas por muchos Santos de los Últimos Días.

Después de regresar a casa de su misión antes de lo planeado debido a severos ataques de pánico, ansiedad y depresión, el hijo del élder Kopischke se sintió desesperanzado. Luchó contra una profunda culpa. Estaba espiritualmente entumecido.

“Mientras se encontraba en este estado irracional, nuestro hijo creyó que la única acción que quedaba era quitarse la vida”, dijo el élder Kopischke. “Se necesitaron el Espíritu Santo y una legión de ángeles en ambos lados del velo para salvarlo.

“Mientras él luchaba por su vida y durante este momento inmensamente difícil, nuestra familia, líderes de barrio, miembros y amigos hicieron todo lo posible para apoyarnos y ministrarnos”.

Durante un momento de profunda adversidad, el élder Kopischke y su familia fueron edificados por el amor de los demás.

“Nunca he sentido más poderosamente y de una manera tan personal lo que significa consolar a quienes necesitan consuelo. Nuestra familia siempre estará agradecida por esa muestra de amor”.

El élder Erich W. Kopischke habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
El élder Erich W. Kopischke habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

A pesar de los días difíciles, el élder Kopischke y su esposa, la hermana Christiane Kopischke, permanecieron cerca del Señor.

“En retrospectiva, ahora vemos cómo el Señor nos instruyó pacientemente en tiempos de gran incertidumbre. Su luz nos guió paso a paso a través de las horas más oscuras. El Señor nos ayudó a ver que el valor de un alma individual es mucho más importante en el esquema eterno que cualquier tarea o logro terrenal”.

Velen constantemente por los demás, añadió. Ministrar es un remedio comprobado para manejar la adversidad.

“Debemos amarnos unos a otros y ser menos críticos — especialmente cuando nuestras expectativas no se cumplen de inmediato”, dijo el élder Kopischke. “Debemos ayudar a nuestros niños y jóvenes a sentir el amor de Jesucristo en sus vidas, incluso cuando les cuesta trabajo sentir el amor por ellos mismos”.

El élder Brent H. Nielson, de la Presidencia de los Setenta, conoce bien el poder sanador de Cristo.

El élder Nielson era un joven estudiante universitario cuando a su padre le diagnosticaron cáncer terminal. La familia oraba y era fiel. Pero pocos meses después de ese terrible descubrimiento, este querido patriarca de la familia falleció.

Apesadumbrado, el élder Nielson encontró paz y aumentó su fe en las Escrituras.

El élder Brent H. Nielson habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la noche, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
El élder Brent H. Nielson habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la noche, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

“La expiación del Salvador, que pone a disposición tanto Su poder redentor como Su poder habilitador, es la máxima bendición que Jesucristo ofrece a todos”, dijo. “Al arrepentirnos con pleno propósito de corazón, el Salvador nos limpia del pecado. A medida que sometemos alegremente nuestra voluntad al Padre, incluso en las circunstancias más difíciles, el Salvador llevará nuestras cargas y las hará más ligeras”.

El poder redentor y sanador de Cristo, agregó, puede cubrir cualquier pecado, herida o prueba.

“Podemos avanzar con fe sabiendo que cuando lleguen tiempos difíciles, y seguramente vendrán, o cuando el pecado abarque nuestras vidas, el Salvador se levantará con ‘sanidad en Sus alas’ invitándonos a venir a Él”.

El élder Anthony D. Perkins, un Setenta Autoridad General, hizo referencia a su propia batalla contra el cáncer para testificar que se puede encontrar esperanza en medio de la adversidad.

Mientras estamos en medio de las pruebas, dijo, podemos pensar erróneamente que Dios está lejos. “Recuerdo vívidamente mi propia experiencia en un momento de mi batalla contra el cáncer cuando los médicos aún no habían diagnosticado la causa de un dolor severo.

“Me senté con mi esposa, con la intención de ofrecer una oración en nuestro almuerzo. En cambio, todo lo que pude hacer fue simplemente llorar, “Padre Celestial, por favor ayúdame. Estoy muy enfermo”. Durante los siguientes 20 o 30 segundos, estuve rodeado de Su amor.

El élder Anthony D. Perkins habla en la sesión del domingo, 3 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
El élder Anthony D. Perkins habla en la sesión del domingo, 3 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

“No me dieron ninguna razón de mi enfermedad, ninguna indicación del resultado final y ningún alivio del dolor. Simplemente sentí Su amor puro y eso fue y es suficiente”.

Está bien llorar, agregó. “Sin embargo, si se encuentran en noches oscuras de sufrimiento, al elegir la fe, pueden despertar a mañanas brillantes de regocijo».

Encontrando la paz

Los puntos de referencia espirituales, como la oración diaria, el estudio de las Escrituras y el acercarse a Dios con humildad y honestidad, pueden ayudar a mantenernos en el camino de la esperanza, incluso cuando la oscuridad se infiltra, dijo el élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles.

“Podemos navegar por la oscuridad y las pruebas de esta vida y encontrar el camino de regreso a nuestro amoroso Padre Celestial si buscamos y aceptamos los puntos de referencia espirituales que Él ha proporcionado, acogemos la revelación personal y nos esforzamos por la restauración diaria”, dijo.

El élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, aseguró que todas las enseñanzas de Jesucristo apuntan a un respiro personal del miedo y la adversidad. Logren la paz amando a Dios, buscando los frutos del Espíritu, ejerciendo el albedrío para elegir la rectitud, edificando a Sion en los corazones y hogares y siguiendo al profeta.

“Dejando ir el orgullo y el control y eligiendo al Salvador nos permite tener Su luz y Su paz”.

El élder Sean Douglas, Setenta Autoridad General, hizo eco del consejo del élder Cook, quien enseñó que “el gozo o la miseria que sentimos al afrontar las tormentas de la vida está ligado a las leyes que Dios ha establecido”.

Afronten huracanes espirituales, agregó, “creyendo en Cristo y guardando sus mandamientos”.

El élder Moisés Villanueva habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
El élder Moisés Villanueva habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El élder Moisés Villanueva, Setenta Autoridad General, conoce muy bien el dolor y el miedo. Durante un período de cinco semanas, el Setenta Autoridad General fue testigo de cómo su hermano, su hermana y su cuñado sucumbían a la enfermedad y otras causas.

Pero junto con su gran dolor, el élder Villanueva descubrió la paz a través de la compasión del Señor. Aprendió a ser más empático. También se le recordó que cuidar de los demás hace que los desafíos personales sean más llevaderos.

“Nuestro Salvador, Jesucristo, nos dio el ejemplo durante su ministerio terrenal. En momentos de dificultad y prueba, hay pocas cosas nos brindan mayor paz y satisfacción que servir a nuestro prójimo”.

Aprendan a confiar en las cosas del alma, agregó el élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles. Amen a Dios el Padre, a Jesucristo el Salvador. Ámense a ustedes mismos y a los demás. Guarden los mandamientos. Sean siempre dignos del templo. Sean alegres y de buen ánimo. Sigan al profeta viviente de Dios.

“Cuando estamos cargados de errores, angustias, sentimientos de insuficiencia, decepción, ira o pecado, el poder de la expiación del Salvador es, por designio divino, una de las cosas que edifica el alma”.

La hermana Susan H. Porter, primera consejera de la presidencia general de la Primaria, enseñó que comprender nuestra identidad divina es una herramienta poderosa cuando llegan las inevitables dificultades de la vida. “Cuando saben y comprenden lo amados que son como hijos de Padres Celestiales, todo cambia”.

La oración, agregó, puede ayudarnos a ver Su mano en nuestras vidas.

El élder Ciro Schmeil habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
El élder Ciro Schmeil habla en la sesión del sábado, 2 de octubre de 2021, por la tarde, de la 191ª Conferencia General Semestral de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Superar la adversidad es típicamente un ejercicio de perseverancia, paciencia y tenacidad. El élder Ciro Schmeil, Setenta Autoridad General, testificó del poder que se encuentra en los principios básicos del Evangelio: la oración y el estudio de las Escrituras.

“El Señor siempre me ha dado la fuerza para actuar y aguantar un día más, una semana más y volver a intentarlo”, dijo el élder Schmeil. “Muchas veces, las respuestas no llegaron de inmediato. Tengo preguntas que aún no han sido contestadas, pero sigo preguntando y estudiando, y estoy feliz de que el Señor continúe dándome la fuerza para actuar mientras espero las respuestas”.

“Naveguen a través de la adversidad enfocándose en dónde quieren estar, no donde comenzaron, aconsejó el élder Clark G. Gilbert, Setenta Autoridad General. Y siempre, agregó, involucren al Señor en el proceso”.

El compañero Setenta del élder Gilbert, el élder Alvin F. Meredith III, recordó a los oyentes que Jesucristo es el Salvador. “Cuando vemos que nos estamos hundiendo, enfrentamos aflicción o flaqueamos, también podemos ser rescatados por Él”. Lea más sobre la cobertura de la conferencia general de octubre de 2021

Los asistentes entran al Centro de Conferencias antes de la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Semestral N°191 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City, el domingo, 3 de octubre de 2021.
Los asistentes entran al Centro de Conferencias antes de la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General Semestral N°191 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City, el domingo, 3 de octubre de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News