Nuevo diseño para el Templo de Provo Utah: Así es como se verá

La reconstrucción planificada del Templo de Provo Utah, como anunció el mes pasado el presidente Russell M. Nelson, resultará en un rediseño importante y una revisión exterior del templo a casi poco de alcanzar sus 50 años.

Los cambios del templo son similares a los de hace varios años del edificio sagrado, el Templo de Ogden Utah, que se sometió a una renovación y un cambio arquitectónico importantes a diferencia de cualquier otro templo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La Iglesia publicó la representación artística del nuevo diseño del exterior del Templo de Provo Utah, el miércoles, 24 de noviembre de 2021, junto con la representación artística del nuevo Templo de Smithfield Utah.

Después de anunciar 13 ubicaciones para nuevos templos en sus comentarios finales en la conferencia general de octubre de 2021, el presidente Nelson incluyó una mención a la “reconstrucción del Templo de Provo Utah después de la dedicación del Templo de Orem Utah”.

El Templo de Provo, Utah
El Templo de Provo, Utah Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

La ubicación del templo de Provo seguirá siendo la misma — en la desembocadura de Rock Canyon en la ladera este de Provo, con vistas al Centro de Capacitación Misional de Provo, el campus de la Universidad Brigham Young, el área de Provo-Orem y el lago Utah. Las fechas de cierre se anunciarán más adelante.

Hace casi 50 años, se dedicaron los templos casi idénticos de Ogden y Provo, el 18 de enero de 1972 y el 9 de febrero de 1972, respectivamente. Los dos aparecieron casi de manera idéntica con diseños modernistas y contemporáneos de una sola aguja que se elevaba de un tambor con diseños de arco góticos.

En febrero de 2010, la Iglesia anunció planes de remodelación para el Templo de Ogden Utah, con un cambio de imagen exterior extremo que resultó en un diseño y apariencia “clásicos del templo”. Cerró el 2 de abril de 2011, casi 40 años después de su apertura, para una extensa renovación que duró tres años y medio.

Y pronto, el Templo de Provo Utah pasará por un proceso similar de rediseño y reconstrucción, lo que dará como resultado una apariencia muy diferente de su exterior actual.

Templos en Utah Valley.
Templos en Utah Valley. Crédito: Aaron Thorup, Church News Graphics.

La construcción del cercano Templo de Orem Utah — que consta de tres pisos, 21.336 metros cuadrados y una sola aguja central adjunta — ha continuado desde la primera palada el 5 de septiembre de 2020. No se ha anunciado una fecha prevista de finalización o dedicación.

El templo de Orem está ubicado en un terreno de 6.22 hectáreas en 1471 S. Geneva Road, 7 kilómetros al oeste del Templo de Provo Utah.

Para cuando el templo de Provo cierre por renovaciones, el Valle de Utah albergará seis templos dedicados — los templos de Orem, Provo, Provo City Center, Payson, Mount Timpanogos y Saratoga Springs. Este último está actualmente en construcción, habiendo comenzado 11 meses antes de Orem, y probablemente estará terminado y dedicado mucho antes del templo de Orem.

Se ha anunciado un séptimo templo para Lindon, Utah, al norte de Orem, y se encuentra en etapas de planificación y diseño.

Lee más: Se publica la representación artística del exterior del Templo de Smithfield, Utah

Diseño “secundario” al propósito del templo

Además del extenso rediseño exterior general, el templo renovado de Provo no tendrá una estatua del ángel Moroni. Originalmente construido sin ella, el templo actual añadió la estatua del ángel Moroni encima de la aguja en 2003, tres décadas después de la dedicación.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha reafirmado que el propósito principal de sus templos es acercar a las personas a Dios y a Su Hijo Jesucristo mediante la adoración, la instrucción y las ordenanzas sagradas, con los diseños y elementos exteriores e interiores de los templos secundarios a ese propósito.

Representación artística del exterior del nuevo diseño del Templo de Provo Utah.
Representación artística del exterior del nuevo diseño del Templo de Provo Utah. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Un documento de recursos de la Sala de Prensa de la Iglesia titulado “Estatuas del ángel Moroni en los templos” (en inglés) dice:

“El diseño de un templo, tanto interno como externo, es secundario a su propósito principal, que es que las personas se acerquen más a Dios y a Su Hijo, Jesucristo, participando en ceremonias sagradas que enseñan el plan de Dios y unen a las familias para siempre”.

Y agrega lo siguiente sobre la estatua del ángel Moroni: “Si bien la estatua del ángel Moroni ocupa un lugar destacado en muchos templos de todo el mundo — simbolizando la restauración del evangelio de Jesucristo — no es un requisito del diseño del templo. Algunos templos pueden incluir la estatua, mientras que otros no”.

Una mirada retrospectiva a los templos de Provo, Ogden

En 1967, la Primera Presidencia anunció dos nuevos templos — para Provo y Ogden — los primeros templos en Utah en más de tres cuartos de siglo. En ese momento, el 52% de toda la obra del templo en todo el mundo se estaba realizando en tres templos de Utah: Salt Lake, Logan y Manti. En lugar de ampliar los templos superpoblados, la Iglesia optó por construir dos nuevos.

Templo de Ogden Utah, como se veía desde 1972 hasta 2010, cuando se anunció un rediseño y reconstrucción planificado.
Templo de Ogden Utah, como se veía desde 1972 hasta 2010, cuando se anunció un rediseño y reconstrucción planificado. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Los templos de Provo y Ogden fueron diseñados por el arquitecto de la Iglesia Emil B. Fetzer, quien sirvió de 1965 a 1986 e hizo los bocetos de más de 20 templos.

Para agilizar y economizar la construcción, los dos se construyeron bajo el mismo plan básico. El diseño interior — seis salas de ordenanzas que rodean una sala celestial central — permitía la instrucción en varios idiomas en una sola sala, con una nueva sesión de instrucción que podía comenzar cada 20 minutos.

La palada inicial del templo de Provo se llevó a cabo el 15 de septiembre de 1969, y la piedra angular se colocó el 21 de mayo de 1971, mientras el templo aún se estaba construyendo. Desde entonces, las ceremonias de la piedra angular se han vinculado a las dedicaciones de templos.

La jornada de puertas abiertas, celebrada durante tres semanas en enero de 1972, atrajo a casi 250.000 visitantes. La dedicación del 9 de febrero de 1972 se llevó a cabo en solo dos sesiones — a diferencia de las tres de un mes antes en Ogden, ya que la dedicación se transmitió por circuito cerrado de televisión a varios auditorios grandes en el campus de BYU, incluyendo el entonces nuevo Marriott Center. Como tal, más de 70.000 personas asistieron a los servicios de dedicación del templo de Provo.

En 2016, se dedicó el templo del centro de la ciudad de Provo, reconstruido a partir del antiguo Tabernáculo de Provo, y se convirtió en el segundo templo de la ciudad de Provo.

Remodelación del templo de Ogden

El Templo de Ogden, Utah.
El Templo de Ogden, Utah. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Para las extensas renovaciones del templo de Ogden, se reformó todo el exterior, con nuevo granito y vidrio artístico. La entrada se trasladó del lado oeste al este, frente a Washington Boulevard. Además, se agregaron importantes características como fuentes de agua y estacionamiento subterráneo.

En el interior, se mantuvo el diseño del edificio central, mientras que algunas habitaciones se reconfiguraron. Los viejos sistemas eléctricos, de plomería y calefacción fueron reemplazados por equipos modernos y más eficientes.

Después de su finalización, el templo de Ogden con su nueva apariencia se dio a conocer al público en una jornada de puertas abiertas desde principios de agosto hasta principios de septiembre de 2014 y se volvió a dedicar el 21 de septiembre.