El élder Renlund enseña a los jóvenes adultos sobre un conjunto de habilidades que necesitarán a lo largo de sus vidas

En una transmisión devocional para jóvenes adultos el domingo, 9 de enero, el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habló de una habilidad que necesitarán durante toda su vida: obtener revelación personal.

“Aprender a escucharle es la forma más segura de vivir la vida. Los desafíos se vuelven menos abrumadores cuando sabemos que somos guiados por el Espíritu Santo”, prometió el élder Renlund.

El élder Renlund habló a jóvenes adultos de habla francesa en Canadá, Francia, África, el Caribe y el Pacífico. Su discurso fue uno de los seis devocionales dirigidos por apóstoles que se transmitieron a los jóvenes adultos Santos de los Últimos Días en diferentes áreas del mundo ese día.

El élder Renlund, quien pronunció su discurso en el idioma de sus oyentes, estuvo acompañado de su esposa, la hermana Ruth Renlund y por el élder Alfred Kyungu, Setenta Autoridad General, y la hermana Lucie Kyungu, quienes también brindaron breves comentarios en francés.

El élder Renlund comenzó describiendo una herramienta que fue vital para él durante su carrera como cardiólogo o especialista del corazón: un estetoscopio, que ayuda a los médicos a escuchar sonidos que de otro modo no podrían escuchar.

Después de años de práctica, descubrió que podía usar el instrumento para discernir sonidos sutiles, a veces difíciles, a través de la pared torácica para ayudar a diagnosticar con precisión las enfermedades cardíacas. Se convirtió en una herramienta valiosa.

El apóstol y su esposa compartieron 14 paralelismos entre el estetoscopio y la experiencia de un individuo con el Espíritu Santo.

1. Un cardiólogo necesita un estetoscopio para escuchar los sonidos del corazón; las personas necesitan revelación para escuchar la voz de Dios.

La hermana Renlund citó al presidente Russell M. Nelson, quien dijo: “En días venideros, no será posible sobrevivir espiritualmente sin la guía, dirección, consolación y constante influencia del Espíritu Santo”.

2. Aprendiendo a usar un estetoscopio y aprendiendo a recibir revelación requiere trabajo.

El ayuno acompañado de oración y de paciencia, o esperar en el Señor, son formas de trabajo, enseñó el élder Renlund. “He aprendido que es arrogante e inútil exigir revelación o ponerle una fecha límite al Señor”.

3. Un estetoscopio debe estar en buenas condiciones; para recibir revelación; las personas necesitan estar en buenas condiciones espirituales, en otras palabras, ser dignas.

Así como un estetoscopio no puede tener tubos rotos y la campana y el diafragma deben estar intactos, las personas deben esforzarse por guardar los mandamientos de Dios y volverse a Dios a través de la oración diaria, el estudio de las Escrituras y participar de la Santa Cena cada semana para ser dignos del Espíritu Santo. Dijo la hermana Renlund.

La hermana Lucie Kyungu y el élder Alfred Kyungu, de los Setenta, y el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Ruth Renlund, posan para una fotografía el viernes 3 de diciembre de 2021 en el edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City mientras se preparan para grabar un mensaje para un devocional en francés.
La hermana Lucie Kyungu y el élder Alfred Kyungu, de los Setenta, y el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Ruth Renlund, posan para una fotografía el viernes 3 de diciembre de 2021 en el edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City mientras se preparan para grabar un mensaje para un devocional en francés. Crédito: Scott G Winterton, Deseret News

4. Ya sea para usar un estetoscopio o para recibir revelación, uno debe prepararse.

Un cardiólogo necesita años de educación y experiencia y dedica tiempo a recopilar historiales médicos y a realizar exámenes preliminares antes de escuchar y diagnosticar el corazón de un paciente, dijo el élder Renlund.

De manera similar, las personas deben conocer lo que Dios ya ha revelado y estudiar Sus palabras.

5. Reconocer los sonidos del corazón con un estetoscopio es fundamental; reconocer la voz del Espíritu es fundamental para comprender la revelación personal.

La hermana Renlund señaló que la voz del Espíritu Santo es suave y tranquila; puede ser penetrante y ardiente; puede tocar tanto la mente como el corazón; trae paz, alegría y esperanza, no miedo ni ansiedad; invitará a hacer el bien; y es iluminadora.

6. El uso de un estetoscopio y la recepción de la revelación requieren la eliminación de distracciones.

Para recibir revelación personal, aléjese de la contención, las tentaciones y el ruido del mundo. “No recibimos revelación cuando estamos enojados, agitados u ocupados”, dijo el élder Renlund.

7. El uso de un estetoscopio y la recepción de revelación requieren proximidad.

Un médico no puede escuchar un corazón desde el otro lado de la habitación, dijo la hermana Renlund, y a veces la revelación solo llega si uno está comprometido con una tarea. En otras palabras, es más probable que alguien reciba el empujón para servir, ayudar, bendecir y elevar cuando está participando o interactuando con otros.

La hermana Lucie Kyungu y el élder Alfred Kyungu, de los Setenta, y el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Ruth Renlund, hablan el viernes 3 de diciembre de 2021 en el edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City mientras se preparan para grabar un mensaje para un devocional en francés.
La hermana Lucie Kyungu y el élder Alfred Kyungu, de los Setenta, y el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Ruth Renlund, hablan el viernes 3 de diciembre de 2021 en el edificio de las Oficinas de la Iglesia en Salt Lake City mientras se preparan para grabar un mensaje para un devocional en francés. Crédito: Scott G Winterton, Deseret News

8. Los cardiólogos se basan en hallazgos previos; la revelación se forma a sí misma cuando se confía en la revelación anterior.

“A veces reconocemos una señal después de un evento. De manera similar, confiamos en la revelación anterior como un trampolín para recibir una nueva revelación”, explicó el élder Renlund.

9. La confianza en su capacidad para escuchar sonidos con un estetoscopio es clave; asimismo, la fe en la capacidad de uno para recibir revelación es esencial.

Tener fe en que uno puede recibir revelación lo ayuda a recibir revelación personal, y la fe aumenta si el individuo sabe que lo que se le pide es de acuerdo con la voluntad de Dios, enseñó la hermana Renlund.

10. Los cardiólogos deben actuar incluso cuando no están seguros; las personas necesitan actuar con fe incluso cuando no están seguras de haber recibido revelación.

Citando al élder Richard G. Scott, el élder Renlund dijo que a veces las personas deben actuar y proceder con confianza y luego vendrá el entendimiento.

11. Cuando utilice un estetoscopio, esté preparado para lo inesperado; en revelación personal, esté abierto a lo inesperado.

“No se puede juzgar que algo no proviene del Espíritu Santo simplemente

porque no era lo que esperabas o querías”, dijo la hermana Renlund.

12. El uso de un estetoscopio tiene limitaciones, la revelación se encuentra dentro de los límites que Dios ha dirigido.

De la misma manera que un estetoscopio no puede diagnosticar el cáncer de cerebro, un miembro de la Iglesia solo recibirá revelación en lo que respecta a su llamamiento y deber en la Iglesia, explicó el élder Renlund.

13. Los cardiólogos no escucharán sonidos que estén más allá de los límites de la audición, la revelación no será contraria a la palabra revelada.

El Espíritu opera dentro del marco de las Escrituras, los profetas vivientes, los manuales y los líderes del sacerdocio y de la organización. “El Espíritu no nos impulsará a violar los mandamientos de Dios o nuestros convenios”, dijo la hermana Renlund.

El élder Renlund agregó: “Recuerden, la razón puede conducir a la revelación, pero no puede reemplazar la revelación. Ningún razonamiento sofisticado puede ser transformado por la alquimia en revelación”.

14. Cuando los cardiólogos están de acuerdo con los hallazgos, los hallazgos son más seguros; cuando la revelación personal es confirmada por varios, la revelación es más segura.

“Cuando varias personas en una presidencia, quórum, grupo o consejo de barrio o rama sienten la misma inspiración, la probabilidad de que sea dirección de Dios aumenta. La unidad trae poder para invocar la revelación del cielo”, enseñó el élder Renlund.