Hermano David T. Lisonbee: 5 maneras de hablar con su hijo acerca de servir en una misión

En el lema del cuórum del Sacerdocio Aarónico, los jóvenes dicen: “Me prepararé para ser un misionero diligente… al ser un verdadero discípulo de Jesucristo”.

El presidente Russell M. Nelson ha dicho: “Ese recogimiento debería significar todo para ustedes. Esta es la misión para la cual fueron enviados a la tierra”.

Una misión de tiempo completo puede ser una parte importante de ese recogimiento. Sin embargo, los jóvenes son constantemente bombardeados por todos lados con mensajes, tentaciones y oportunidades que los distraen de servir. Es posible que no reconozcan que este es el momento más importante en la historia del mundo para servir como misionero de tiempo completo.

El hermano David T. Lisonbee, miembro de la Mesa directiva general de los Hombres Jóvenes.
El hermano David T. Lisonbee, miembro de la Mesa directiva general de los Hombres Jóvenes. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Algunos jóvenes temen lo desconocido, especialmente debido a las condiciones cambiantes durante la pandemia de COVID-19. No saben qué asignaciones pueden venir o cómo cambiarán. Otros se preocupan porque los problemas de salud pueden impedirles servir en una misión de proselitismo y no conocen la variedad de misiones de servicio que están disponibles. En cualquier caso, el momento de servir es ahora.

Algunos jóvenes temen que menos personas quieran escuchar acerca de Jesucristo y Su evangelio restaurado en el mundo de hoy. Eso no cambia el hecho de que nunca ha habido más personas que necesitan escuchar acerca de Jesucristo y las bendiciones de Su expiación.

A continuación compartimos cinco maneras de hablar con su hijo acerca de servir en una misión:

1. Ayúdelo a comprender su identidad divina

Él es un hijo amado de Dios y Dios tiene una obra para él. El presidente Nelson ha dicho: “Nuestro Padre Celestial ha reservado a muchos de Sus espíritus más nobles — quizás podría decir Su mejor equipo — para esta fase final. Esos nobles espíritus — esos excelentes jugadores, esos héroes— ¡son ustedes!” Lean juntos Abraham 3:22-23 y Doctrina y Convenios 138:55-56.

2. Comparta la invitación para servir del profeta

Lea con su hijo lo que el profeta ha dicho sobre esta gran obra. “Mis queridos jóvenes hermanos y hermanas, ciertamente estos son los últimos días, y el Señor está acelerando Su obra para recoger a Israel. Ese recogimiento es lo más importante que se está llevando a cabo hoy en la tierra. Nada se le compara en magnitud, nada se le compara en importancia, nada se le compara en majestad. Y si eligen hacerlo, si lo desean, pueden formar gran parte de él. Pueden formar parte de algo grandioso, algo espectacular, ¡algo majestuoso!” (“Juventud de Israel”, devocional mundial para los jóvenes, 3 de junio de 2018).

3. Hable honestamente sobre las misiones y haga preguntas

Hable abierta y honestamente sobre las realidades de las misiones, pero también sobre las bendiciones para ayudar a aliviar las preocupaciones. Con espíritu de oración, haga preguntas que se centren en sus necesidades, intereses y deseos justos. Luego, escuche atentamente y reflexione sobre sus respuestas. Esté dispuesto a responder a sus preguntas ofreciéndose a estudiar juntos “Predicad Mi Evangelio”, las Escrituras y las palabras de los profetas vivientes. Comparta su testimonio sobre su relación personal con el Salvador y su convicción de las bendiciones que usted y sus seres queridos han experimentado al acudir al Señor para hacer algo que vale la pena, incluso cuando es difícil.

Como asegura el lema de los jóvenes de 2022, cuando confiamos en el Señor, Él enderezará nuestras veredas.

Miembros del coro cantan antes de que el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Lesa Stevenson, hablen en el devocional de Acción de Gracias en el Centro de Capacitación Misional de Provo el jueves, 25 de noviembre de 2021, en Provo, Utah.
Miembros del coro cantan antes de que el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Lesa Stevenson, hablen en el devocional de Acción de Gracias en el Centro de Capacitación Misional de Provo el jueves, 25 de noviembre de 2021, en Provo, Utah. Crédito: Shafkat Anowar, Deseret News

4. Anímelo a recibir y estudiar su bendición patriarcal y a reflexionar sobre su significado y poder

Ayude a su hijo a comprender que una bendición patriarcal es un mapa personal para ayudarle a navegar por las decisiones de la vida y que le ilumina sobre lo que le traerá felicidad. Asegúrele que las bendiciones patriarcales contienen revelación personal de su Padre Celestial, quien conoce sus fortalezas, debilidades y su potencial eterno.

Incluso pueden leer juntos la bendición de él o usted puede compartir sus sentimientos cuando estuvo con él al recibir su bendición.

5. Ofrézcase a ayunar y orar con él

Aliente a su hijo a buscar en oración el valor y la fortaleza para hacer lo que el Padre Celestial y el Salvador quieren que haga con respecto a servir en una misión de tiempo completo. Asista con él al templo para hacer bautismos vicarios. Si él no tiene una recomendación vigente para el templo, ofrézcase a ayudarlo en lo que a él le gustaría que usted hiciera para alcanzar esa meta.

Por supuesto, es vital recordar que su hijo tiene albedrío. Debe sentir su amor y apoyo independientemente de su elección. También hay oportunidades de servir a diferentes edades. Si no se siente listo para ir a los 18 años, no significa que no pueda prepararse y decidir servir en los próximos años.

Exprese su amor por él. Tenga fe en que no es el único padre que puede guiarlo en este momento. Su Padre Celestial se preocupa por sus decisiones, lo ama y lo ayudará.

— El hermano David T. Lisonbee es miembro de la Mesa directiva general de los Hombres Jóvenes