En el funeral del ex senador Harry Reid, el presidente Ballard y presidentes de EE. UU. hablan sobre su fe en Jesucristo

El fallecido líder del senado de los EE. UU., Harry Reid, era un miembro devoto de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su funeral el sábado en Las Vegas, Nevada, fue un reflejo de esa fe, dijo el presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles.

El presidente de EE. UU. Joe Biden, el ex presidente de EE. UU. Barack Obama y otros importantes líderes estadounidenses hablaron durante el servicio conmemorativo, y varios de ellos se sumaron a su naturaleza espiritual, hablando de la fe y de Jesucristo.

“Se enseñó mucho sobre el evangelio de manera amable y amorosa, y los presentes sintieron el Espíritu”, dijo el presidente Ballard. “Fue un gran homenaje a un gran hombre que ha prestado un tremendo servicio a su país como senador y en otros cargos políticos”.

Reid murió el 28 de diciembre después de una larga batalla contra el cáncer de páncreas. Tenía 82 años. Tenía un amor permanente por el evangelio de Jesucristo, según el presidente Ballard, quien lo conocía bien y lo consideraba un amigo querido.

El presidente Ballard compartió con la familia el amor y la preocupación de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce Apóstoles y entregó personalmente una carta de la Primera Presidencia a la familia.

“La intensidad del verdadero Harry Reid que conocí íntimamente es un Harry Reid que ama al Señor Jesucristo, y que es absolutamente fiel a la Restauración del Evangelio y a la realidad de la vida y misión de José Smith el Profeta”, dijo el presidente Ballard.

El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada.
El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada. Crédito: : La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Día

Reid amó y personificó el mandato del rey Benjamín de que “cuando estás al servicio de tus semejantes, sólo estás al servicio de tu Dios”, dijo el presidente Ballard durante el funeral.

Él ejemplificó esa frase, dijo el presidente Ballard. Él les pidió a los líderes de su barrio que le asignaran a ser maestro orientador y ministrar a los que estaban sin trabajo y a los más necesitados.

“De los líderes religiosos que tuvo Harry Reid, muchos han comentado que él era el mejor hermano ministrante en sus congregaciones”, dijo el presidente Ballard. “Incluso durante sus años como uno de los líderes políticos más poderosos de la nación, siempre sacó tiempo para ministrar ‘a estos los más pequeños’, uno por uno”, y lo hizo “como resultado de su fe en Jesucristo”.

Todos los demás oradores compartieron ejemplos del servicio de Reid y cómo vio su trabajo en el Congreso como una forma de ayudar a los vulnerables.

“Para Harry, el objetivo principal de ocupar un cargo, el objetivo principal de ejercer el poder era realmente hacer las cosas a favor de aquellos a los que representas”, dijo Obama.

Reid y Biden fueron amigos durante 50 años. Biden ordenó que todas las banderas en propiedades federales se bajaran a media asta el sábado para honrar a Reid, cuya amistad hizo que Biden se sintiera como si fueran hermanos.

“Un niño católico de Scranton, Pensilvania, y uno Santo de los Últimos Días de Searchlight, (Nevada)”, dijo Biden. “Harry siempre te apoyaría, como los chicos con los que crecí. Harry me apoyaba y yo lo apoyaba a él”.

Biden y Obama dijeron que Reid y su esposa, Landra Reid, fueron una gran historia de amor.

“Jill y yo estamos aquí por Harry”, dijo Biden, “pero él no nos querría aquí solo por él. Landra, estamos aquí para ti y la familia. Los elogios son para los vivos.

El presidente Joe Biden habla en el servicio funeral del ex líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado 8 de enero de 2022, en el Smith Center for the Performing Arts en Las Vegas, Nevada.
El presidente Joe Biden habla en el servicio funeral del ex líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado 8 de enero de 2022, en el Smith Center for the Performing Arts en Las Vegas, Nevada. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Al final de sus comentarios, agregó: “Landra, Dios te bendiga. Dios bendiga a toda la familia. Dios bendiga a mi amigo, Harry”.

El servicio, al que también asistieron numerosos líderes del gobierno local y de la comunidad, además de los líderes nacionales, estuvo a cargo de Marcus Faust, un abogad y lobista Santo de los Últimos Días en Washington, D.C. e hijo del fallecido apóstol de los Santos de los Últimos Días, el presidente James E. Faust.

Él comenzó el funeral diciendo: “Al igual que el apóstol Pablo, Harry Reid ahora puede decir: ‘He peleado la buena batalla. He acabado la carrera. He guardado la fe’”, frase que se mostró en una pantalla en el frente del Smith Performing Arts Center en la parte superior del ataúd de Reid.

Un cuarteto interpretó himnos de los Santos de los Últimos Días, incluyendo “Hoy con humildad te pido” como música de preludio. Las creencias de la Iglesia se hicieron notar a lo largo del servicio.

Una de ellas fue compartida por el líder del Senado, Chuck Schumer, quien dijo que es judío y apreciaba la espiritualidad de Reid, y señaló que Reid tenía un Libro de Mormón en su oficina del Senado.

“Me gustaría leer un versículo de 2 Nefi, capítulo 9, que me brinda un gran consuelo después de la pérdida de mi querido amigo y mentor”, dijo Schumer. “¡Oh cuán grande es el plan de nuestro Dios! Porque, por otra parte, el paraíso de Dios ha de entregar los espíritus de los justos, y la tumba los cuerpos de los justos; y el espíritu y el cuerpo son restaurados de nuevo el uno al otro, y todos los hombres se tornan incorruptibles e inmortales, y son almas vivientes…’ Son almas vivientes. Cuando pierdes a alguien especial, nunca se irán del todo. Siempre se quedan contigo”.

La hija de Reid, Lana Reid Barringer, dijo que su padre era amoroso, atento y divertido.

“Nadie me amaba como mi papá me amaba”, dijo ella. “Él era un padre maravilloso que me amaba incondicionalmente, y siempre hizo que yo y mis hermanos fuéramos su prioridad. … Estoy agradecida de que las familias sean eternas”.

Key, uno de sus hijos, dijo que su padre manifestó la caridad como lo enseñó Pablo en 1 Corintios 13:4-8. Otro llamó a su padre su mejor amigo.

“Me encantaron los comentarios de sus hijos”, dijo el presidente Ballard.

Reid había entablado amistad con un cantante Santo de los Últimos Días de Nevada, Brandon Flowers de “The Killers”, y la cantante y compositora del Salón de la Fama Carole King. Ambos cantaron durante el funeral. Flowers se sentó al piano y tocó y cantó la balada de su grupo, “Be Still” — que incluía una adición del himno de los Santos de los Últimos Días “Para siempre Dios esté con Vos”. King tocó “In the Name of Love” [En nombre del amor].

El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada.
El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Varios de los oradores, incluyendo sus hijos y el presidente Ballard, mencionaron sobre la inclinación de Reid por terminar abruptamente las llamadas telefónicas colgando sin despedirse.

Cuando cerró el servicio, Faust adaptó una frase de una canción popular de la década de 1970 para describir el hábito telefónico de Reid.

“Amar significa no tener que decir nunca adiós”, dijo Faust a los dignatarios presentes. “Debido al amor del Salvador Jesucristo, nosotros tampoco tendremos que hacerlo. En lugar de eso, le decimos a Harry, Dios esté contigo hasta que nos volvamos a encontrar”.

El presidente Ballard dijo que Reid había sido un buen amigo para la Iglesia. Llamaba con regularidad a Reid para que lo ayudara con las visas para los misioneros.

Los dos hablaban y se visitaban incluso con más frecuencia después de que Reid se jubiló y le diagnosticaron cáncer de páncreas.

“En mi llamamiento como apóstol de Jesucristo, tuve muchas visitas personales con mi amigo Harry”, dijo él. “Compartimos consejos y experiencias personales de fe. En años más recientes, compartimos una situación similar. Cada uno de nosotros perdimos la vista en un ojo aproximadamente al mismo tiempo; él en su ojo derecho y yo en el izquierdo. Solíamos recordarnos que podíamos caminar por la calle del brazo. ¡Él podía ayudarme a ver cosas a la izquierda y yo podía ayudarlo a ver cosas a la derecha!”

El presidente Ballard fue a la casa de Reid el viernes por la noche para visitar a Landra Reid y a algunos de sus familiares.

“La oportunidad de visitar a Landra y los hijos fue muy especial”, dijo él. “La familia es muy devota y el Evangelio les está ayudando a sobrellevar este tiempo”.

La hermana Reid invitó al presidente Ballard a orar con la familia el viernes por la noche y a dar la oración familiar durante su reunión en el Smith Center antes del funeral el sábado. También los visitó después del servicio, compartiendo “la paz y la seguridad de que esta despedida es por un corto tiempo”.

Posteriormente, el ataúd de Reid será trasladado en avión a Washington, D.C., donde permanecerá en el Capitolio de los Estados Unidos. Después, el cuerpo de Reid será enterrado en Searchlight, Nevada.

El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada.
El presidente M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, habla en el funeral del senador de los Estados Unidos y Santo de los Últimos Días, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center en Las Vegas. Nevada. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Discurso completo del presidente Ballard en el funeral:

Presidente y Dr. Biden, vicepresidente Harris y Sr. Emhoff, ex presidente Obama, presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi, líder Schumer y otros distinguidos amigos, les saludo cordialmente mientras nos reunimos para honrar y recordar a nuestro amigo y colega, Harry Reid.

A Landra, Lana, Rory, Leif, Josh y Key: Es un honor para mí ser invitado a hablar mientras rendimos homenaje a su amado esposo, padre, abuelo y nuestro querido amigo. Sé que Harry los ama profundamente a todos y cada uno de ustedes.

Les traigo el amor de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Harry y Landra se unieron a nuestra Iglesia poco después de casarse a la edad de 19 años y han sido fieles discípulos de Jesucristo, con la firme creencia de que todos somos hermanos y hermanas — hijos de un amoroso Padre Celestial.

En mi llamamiento como apóstol de Jesucristo, tuve muchas visitas personales con mi amigo Harry. Compartimos consejos y experiencias personales de fe. En años más recientes, compartimos una situación similar. Cada uno de nosotros perdimos la vista en un ojo aproximadamente al mismo tiempo; él en su ojo derecho y yo en el izquierdo. Solíamos recordarnos que podíamos caminar por la calle del brazo. ¡Él podía ayudarme a ver cosas a la izquierda y yo podía ayudarlo a ver cosas a la derecha!

A veces, el Senador Reid, en realidad se enfocaba solamente en los negocios. Cuando hacía llamadas, la conversación solía ser rápida y directa, y cuando terminaba nuestra conversación, no recuerdo nunca que él haya dicho “adiós”. Se oía un clic y la línea estaba muerta. Ese era Harry Reid. Esta mañana, mientras me encontraba con su familia, finalmente pude decirle a mi querido amigo: “Adiós”.

Pero había otro lado de Harry. Desde sus humildes comienzos en Searchlight, Nevada, hasta su eventual prominencia como líder mundial, Harry Reid fue un hombre de fe — en palabra y obra.

En el Nuevo Testamento, Jesucristo enseñó: “En cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”.

Harry se preocupaba por “estos los más pequeños” — los menos afortunados, los hambrientos, los enfermos o los que tenían una serie de desafíos.

El Senador Reid también fue un gran maestro de este principio. En una ocasión, al hablarles a los estudiantes de la Universidad Brigham Young, enseñó acerca de su convicción de servicio. Él dijo (en inglés): “Muchos han optado por seguir una dirección educativa que apunte hacia un campo lucrativo. … No hay nada de malo en buscar una carrera que les brinde éxito financiero. Pero nunca olviden el toque de clarín del rey Benjamín (el profeta del Libro de Mormón): ‘Cuando estás al servicio de tus semejantes, solo estás al servicio de tu Dios’”. Mi querido amigo Harry vivió lo que enseñó.

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, nos esforzamos por visitar y atender las necesidades individuales de los demás.

Cuando ministramos de esta manera, representamos a Jesucristo y actuamos como sus agentes para velar, edificar y fortalecer a quienes nos rodean. De los líderes religiosos de Harry Reid, muchos han comentado que él era el mejor hermano ministrante de sus congregaciones. Incluso durante sus años como uno de los líderes políticos más poderosos de la nación, siempre hizo tiempo para ministrar “a estos los más pequeños”, uno por uno.

Debido a su fe en Jesucristo, nunca se olvidó de tender la mano “al prójimo”.

A ti, Landra, y a tu familia, tenemos la seguridad de que Harry ha regresado al Dios que nos dio la vida y espera su gozoso reencuentro contigo después de esta vida. Y a través de la Expiación perfecta y eterna de Jesucristo, tú y tu familia pueden estar juntos nuevamente. Comparto mi amor por ustedes y mi testimonio como apóstol del Señor Jesucristo, que esto es cierto, y lo hago en el nombre de Jesucristo, amén.

Los invitados llegan al funeral del Santo de los Últimos Días y ex líder senador de los Estados Unidos, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center for the Performing Arts en Las Vegas, Nevada.
Los invitados llegan al funeral del Santo de los Últimos Días y ex líder senador de los Estados Unidos, Harry Reid, el sábado, 8 de enero de 2022, en el Smith Center for the Performing Arts en Las Vegas, Nevada. Crédito: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días